Ahora la discusión es por el costo del paquete de yerba en la góndola. Los molineros aseguran que no les cierran los números con el costo que pagan por la hoja verde. Los productores venden la materia prima a unos 13 pesos por encima del valor oficial. Hay enfrentamiento con los supermercadistas. El gobernador Herrera Ahuad acerca las partes en el conflicto yerbatero.

Martes 7 de julio de 2020. El gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, calificó como muy positiva la reunión virtual que mantuvo el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, con el sector yerbatero, donde pidieron el aumento del precio del paquete de yerba mate en góndola.
Herrera Ahuad y el ministro del Agro y la Producción de Misiones, Sebastián Oriozabala, participaron del encuentro. “Se está trabajando en eso; mantuvimos una reunión con todas las partes, principalmente con el sector industrial; se comenzó a esbozar las posibilidades que tenemos de tratar de llevar adelante y que es bastante complejo porque involucra a toda la cadena yerbatera: industriales, cooperativistas, productores y tareferos” por lo que la reunión fue un acercamiento de partes donde todos plantearon sus necesidades y restan “todas las discusiones que correspondan para llegar a un buen término”, dijo el mandatario.
Ante Kulfas, los molineros reclamaron el aumento del precio del paquete de yerba mate en góndola porque aseguran que con lo que pagan al productor por kilogramo de hoja verde “no nos cierran los números y el pequeño y mediano molinero se está comiendo su stock. Al no poder comprar yerba canchada (estacionada) a mediano plazo, el producto puede llegar a faltar en la góndola”, dijo el director por la molinería en el Inym, Rubén Torales Ayala, quien reclamó la necesidad de que el Gobierno nacional “apoye un incremento de entre un 15 y un 20 por ciento a salida de molino, porque no nos cierran los números. O una baja del IVA al 10,5 por ciento”, propuso.
Ese pedido contó con el apoyo del director suplemente del Inym por el sector de secaderos, Sergio Delapiere: “entiendo la situación que está pasando la molinería”, adujo.
Según Ayala Torales, el ministro Kulfas les dijo que “a lo sumo en las próximas semanas podrían autorizar un aumento de hasta un dígito”.
Respecto a la posibilidad que el sector de la molinería presione a los productores para que bajen el precio de la hoja verde, sostiene que “es imposible porque hoy tácitamente la ley de oferta y demanda favorece a los productores. Nuestra preocupación es que los molineros denominados chicos y medianos no puedan sostener estas pérdidas y por tal motivo dejen de comprar yerba; consumirán su stock y se producirá un faltante de yerba en la góndola”.
“Ante este planteo, Kulfas dijo que el Gobierno nacional cuenta con las herramientas para que esto no suceda, aunque no especificó cuáles eran esas herramientas”, dijo Ayala a Misiones Plural.

Acompañamientos provinciales

Ayala Torales también destacó el acompañamiento a la industria de los Gobiernos de Misiones y Corrientes, “que tienen como objetivo que se logre un mejor precio a salida de molino”.
El presidente del Inym, Juan José Szychowski, dijo que el sector productivo está cobrando un excelente precio por el kilogramo de hoja verde y ante esto los molineros plantearon que no les cierran los números. “Nosotros les solicitamos a los molineros una grilla de costos que presentarán en los próximos días”.
Respecto a la posibilidad que el Gobierno nacional autorice un incremento del paquete en góndola de hasta un dígito, el Presidente del Inym dijo que “tenemos que cuidar al consumidor que no la está pasando bien en esta época de pandemia por el Covid 19, por eso debemos ser racionales en todo”. Y descartó las versiones que indicaban que el Gobierno nacional habría planteado que se baje el precio que se les está pagando a los productores por kilogramos de hoja verde. “No hubo presión alguna”.
En cuanto a la posibilidad que se limiten las exportaciones dijo que “es importante que las exportaciones continúen como hasta ahora porque eso significa ingreso de divisas al país. Las estadísticas del Inym en cuanto a ventas en los mercados internos y externos como así también los valórese cosecha solo tuvieron una variación de hasta el 3 por ciento con respecto al 2019”.

Contra los supermercadista

Raúl Torales Ayala arremetió contra los supermercadistas. “Son ellos los que se quedan con la mayor porción de la torta simplemente sólo por vender el producto”. La misma opinión la vertió Sergio Delapiere. “Son quienes se quedan con la mayor parte de la ´torta´”.
La arremetida de ambos directores del Inym tuvo la respuesta del presidente de la Cámara Argentina de Supermercados, el chaqueño Ricardo Zorzón: “el que opina que nos quedamos con la mayor porción de la torta tienen un desconocimiento de lo que es la industria del supermercado, porque nosotros solamente tenemos una ganancia que no supera el 3 por ciento; esto demuestra que no somos quienes formamos los precios”, enfatizó.
Descartó además que este sector participe eventualmente del directorio del Inym. “No nos compete estar dentro del Inym, nosotros somos simplemente el nexo entre nuestros proveedores y el cliente”.
Zorzón sostuvo que “el problema no está centralizado en los supermercados, sino en los costos operativos. Por ejemplo, en nuestro sector esos costos se ubican en torno al 38 por ciento sobre facturación, de los cuales el 20 por ciento corresponde a los componentes salariales y el 18 por ciento restante a alquileres, etcétera. Reitero: nuestro costo operativo es muy alto debido a la cantidad de impuestos que tenemos”, se quejó.
Unos 33 pesos por hoja verde
Si bien el precio oficial del kilogramo de hoja verde se ubica en los 20 pesos, debido a la demanda existente los secaderos y molineros están pagando hasta 33 pesos por kilogramos. “Con este precio el kilogramo de yerba mate canchada (estacionada) debería ubicarse en torno de los 110 pesos, cuando el valor oficial es de 76 pesos”, dijeron desde el sector de los secaderos.
En tanto que a salida de molino el precio se ubica en torno a los 110 pesos si se toma el valor oficial de la hoja verde y canchada. “Hoy los molineros estamos perdiendo entre un 15 y un 20 por ciento. Deberíamos vender a salida de molino el kilogramo entre 150 y 160 pesos”, dijo un molinero.