El presidente de la Cámara de Molineros de la Zona Productora, Víctor Saguier, insistió con que el incremento del 4,5% otorgado a salida de molino es insuficiente. “Pedimos un incremento del 25%, aunque sea en tramos”.

Viernes 31 de julio de 2020 (Alejandro Spivak – Misiones Plural). El presidente de la Cámara de Molineros de la Zona Productora, Víctor Saguier, insistió con que el incremento del 4,5% otorgado a salida de molino es insuficiente. “Pedimos un incremento del 25%, aunque sea en tramos”. Afirmó que los molinos correntinos lideran los aumentos de la materia prima.
También admitió que el Gobierno nacional anticipó que tiene las herramientas necesarias para garantizar que este producto no falte en la góndola de los supermercados.
Por su parte el gobernador Oscar Herrera Ahuad dijo que es optimista para que se llegue a un buen acuerdo “para que la brecha entre el precio de la materia prima y a salida de molino no sea tan extensa”

-El Gobierno nacional otorgó un aumento a salida de molino de la yerba mate del 4,5 por ciento, los molineros solicitaban entre un 15 y un 20 por ciento. ¿Cuál es su opinión sobre el incremento dispuesto?
-Por supuesto que no estamos de acuerdo. Entre mayo y junio el promedio de costo a salida de molino de las principales marcas de yerbas se ubicó en unos 120 pesos. Si a eso se le suma el 4,5 % que nos otorgaron en precios máximos, por supuesto que es insuficiente. El problema que tenemos los molineros es el aumento excesivo que se dio en la materia prima (hoja verde), el cual no se puede trasladar al mercado. Si el gobierno nacional nos hubiera dado pequeños aumentos en los últimos seis meses, no hubiéramos llegado a esta situación, pero desde las últimas listas de precios de noviembre, este aumento es muy insuficiente.

-Los molineros solicitaron entre un 20 y un 30 % de incremento a salida de molino…
-Concretamente al ministro de la Producción Matías kulfas y a la titular de Precio Cuidados Paula Español le solicitamos un aumento del 25 %.

-En un país que intenta cuidar el bolsillo del consumidor, hablar de un 25 % de aumento es un porcentaje muy alto…
-Hablar de porcentaje es alto, por eso debemos hablar de pesos. Los molineros solicitamos en concreto que nos permitan un incremento de 35 pesos y cuando nos dijeron que eso era imposible les planteamos que, aunque sea nos lo otorguen en dos o tres tramos para poder recomponer las pérdidas que estamos teniendo. Hace un par de meses que venimos perdiendo dinero y, esa es nuestra gran preocupación porque a eso le debemos agregar la alta deuda que tenemos las empresas molineras.

saguier

-¿Cuál es el promedio de pérdida mensual que están teniendo los molineros?
-Es imposible dar un porcentaje. Se debe promediar, pero es una cifra importante. Se estima que la yerba canchada (estacionada) se ubica en torno a los 115 pesos por kilogramo, eso equivale al 60 % del valor del producto. A eso se le debe sumar la logística, la mano de obra, el costo industrial y el financiero porque no hay que olvidarse que a la yerba se la debe estacionar entre ocho y diez meses; también hay que agregarle el tiempo de demora que tardan en pagar las cadenas yerbateras que se ubica entre los 50 y 60 días.

-El empresario de origen sirio ubicado en la localidad de Andresito que compra hoja verde para su procesamiento y posterior exportación está pagando al contado entre 33 y 35 pesos. Según se supo ofrece a los productores ese precio e intenta acaparar todo el mercado, por encima de los grandes molineros correntinos. ¿No es este empresario quién, en cierta forma estaría “marcando la cancha”?
-No. Los que están liderando la suba de los precios son los molinos de Corrientes. No son las empresas misioneras.

-¿Si esta suba del precio de la materia prima continúa, podría haber desabastecimiento del producto en góndola?
-No me animaría hacer algún tipo de pronóstico, pero se podría llegar a ese escenario.

-En la cadena yerbatera, ¿Quién se queda con la mayor ganancia, los supermercadistas?
-No sé porque los molineros no manejamos esa parte. Quizás algunas empresas, como las cooperativas yerbateras tengan más espaldas que otras, porque las empresas están muy complicadas.

-Hace no más de tres años, los productores se quejaban porque los molineros les pagaban el precio que querían y con cheques posdatados a casi un año, esto motivó, por ejemplo, que se realicen yerbatazos frente al Congreso primero el 2 de marzo del 2017 con el reparto de 30 mil kilos de yerba y otro posterior el 27 de agosto del 2018 reclamando mejores precios en la interzafra (intercosecha). Ahora dicen que la situación se dio vuelta en favor de los productores, inclusive lo reconoció un director por la rama de la molinería en el Inym quien además dijo que es una cuestión de oferta y demanda y que seguramente en no más de dos años la situación puede darse vuelta. ¿Usted qué opina?
-Más allá de mis conocimientos sobre el sector productivo, a mí no me gusta opinar sobre otro sector que no sea la molinería. Reconozco que el productor está pasando por un buen momento. El problema a mi entender es que no se pudo trasladar al mercado el aumento de la materia prima, porque si se hubiera podido trasladar, aunque sea en forma escalonada hubiéramos evitado la situación por la que estamos atravesando los molineros en este momento.

-¿El gobierno nacional les dio una explicación de cuáles fueron los motivos que llevaron a otorgarles el incremento del 4,5 % y no el solicitado por ustedes?
-No. Debemos aclarar que es precios cuidados y que es precios máximos. En el primer programa algunas empresas ingresaron en forma voluntaria hacia fines del año pasado y acordaron con el gobierno nacional precios del producto por tres meses para luego volverse a reunir. En tanto que el segundo programa estamos todas las empresas y compartimos la lucha del gobierno contra la inflación y, por eso nos solicitó que todos los que integramos la cadena yerbatera hagamos el esfuerzo.

-El 14 de agosto comienza en el Inym la sesión para establecer el precio de la hoja verde para la zafriña (cosecha) de verano. Fuentes consultadas aseguran que los productores plantearán un costo de hoja verde cercano a los 40 pesos el kilogramo. ¿Cuál es su opinión?
-No es pedir por pedir. El directorio del Inym debe analizar cada item de la estructura de costos. Hay dos maneras de llegar a un precio determinado en el Inym, de arriba hacia abajo y viceversa, eso quiere decir que al precio de la materia prima se le aumenta hasta llegar al valor en góndola o al revés, por eso es prematuro hablar de valores. De última si no llegamos a un acuerdo será la Nación quien estipule los precios para la zafriña de verano.

-¿Cómo vislumbra lo que resta del año para el sector de la molinería?
-No vemos una solución en lo inmediato. Si el gobierno nacional no nos permite subir el precio a salida de molino seguiremos arrastrando una crítica situación. Necesitamos que el gobierno nacional nos permita recomponer los precios con urgencia.

-Insisto, si no hay una recomposición como ustedes solicitan ¿puede llegar a faltar yerba en las góndolas?
-Probablemente. Las pequeñas y medianas empresas yerbateras que integran la Cámara de Molineros de la Zona Productora están manifestando su preocupación porque no pueden pagar el precio de la materia prima. Cuando el pequeño y mediano molinero no puede hacerse de materia prima se plantea una situación muy complicada. Hoy no vemos la luz al final del túnel.

-Si esto llegase a suceder, ¿podría el gobierno nacional poner en práctica la ley de abastecimiento y el cierre de las exportaciones?, usted estuvo en la reunión virtual que se llevó a cabo semanas pasadas con el ministro Kulfas y la funcionaria Español, ¿se habló de esta herramienta que tiene el gobierno nacional?
-Los funcionarios nacionales dijeron que el gobierno nacional tiene herramientas para intervenir, pero que no estaba en su espíritu hacerlo. Yo soy por diálogo por eso digo que debemos seguir hablando y llegar a un acuerdo que beneficie a toda la cadena yerbatera.

Herrera Ahuad, optimista

El gobernador de la provincia dijo que es optimista “de que se pueda llevar adelante la recomposición para que no quede esa brecha tan larga entre la salida de molino y la materia prima”.
“Estoy convencido que charlando y llegaremos a tener buenos resultados”, afirmó el mandatario provincial.