La diputada misionera Liliana Rodríguez destacó la fijación de precios del Instituto Forestal Provincial, una medida que los industriales del sector rechazan desde los medios de comunicación. Recordó que el Estado está presente en todos los sectores de la cadena productiva y acompañó siempre al sector industrial, aunque en esta oportunidad, sin desatenderlos ni perjudicarlos, también debe apoyar a aquellos productores que están en un estado de vulnerabilidad, expresó.

Viernes 22 de octubre de 2020. La diputada provincial Liliana Rodríguez, de Libertad, Valores y Cambio, defendió la fijación de precios d la materia prima forestal que encaró el Instituto Forestal Provincial misionero y que busca atender la situación del sector más débil de esa cadena económica, que son los pequeños productores.
Rodríguez preside la comisión de Desarrollo Forestal, Agropecuario y de Cooperativas de la Legislatura local, que creó por Ley al Instituto Forestal Provincial que el gobernador Oscar Herrera Ahuad puso en funciones este año, con la directiva de fijar los precios de la materia prima de la actividad y que una vez aprobado, fue rechazado por los industriales del sector, que también integran el directorio del organismo.
“Trabajaron tres meses para establecer la estructura de costos; fue un trabajo serio, arduo, para decir cómo trasladar esos costos a un precio y fijarlo. Así, somos la primera provincia del país en marcar este antecedente en el sector forestal. Creo que es una medida ejemplar. Es el tempo quien nos mostrará este paso; creemos que cuando se fija el costo, equilibramos la balanza”, una de las acciones inherentes al trabajo político, entiende la diputada.
Recordó que el Estado está presente en todos los sectores de la cadena productiva y acompañó siempre al sector industrial, aunque en esta oportunidad, sin desatenderlos ni perjudicarlos, también debe apoyar a aquellos productores que están en un estado de vulnerabilidad, expresó.
En ese sentido enumeró como acciones de presencia y compromiso la fijación de precios para otras economías regionales como l yerba mate, el té y el tabaco. “Ahora, con orgullo, decimos que tenemos el precio de los productos forestales. Es un principio, un disparador, que nos llevará como provincia a ser un poco más equitativa; a insertarnos en el mundo de otra manera, donde todos los eslabones de la cadena forestoindustrial generen ganancias equitativas sobre los precios reales y no a costa de otro eslabón de esa cadena productiva”.
Entiende que fijar los precios y los valores alcanzados es justo porque la medida alcanza a unas 4500 familias de productores y que pese a las disidencias “se disiparán con diálogos y discusiones para que con ese consenso, nuestra provincia progrese con todo el sector forestal” adentro.
También recordó que el Estado acompaña “a todos los eslabones. Por mucho tiempo apoyó y sostuvo al sector industrial para salir al mundo, para tener mayor venta. Hoy, ante otra situación, donde también se abren nuevos mercados, el Estado debe cuidar al más débil de la cadena productora, que es el productor”, expresó a Misiones Plural.