El proyecto de Ley de Educación Ambiental del Ejecutivo Nacional, ya se encuentra en el Poder Legislativo para su tratamiento.

Sábado 31 de octubre de 2020. El Poder Ejecutivo Nacional giró al Congreso de la Nación el anunciado proyecto de Ley de Presupuestos Mínimos para la Implementación de la Educación Ambiental, cuyo objetivo es promover la sostenibilidad y fomentar un nuevo paradigma de relación con la naturaleza. El mismo es el producto de un trabajo conjunto entre los ministerios nacionales de Ambiente y Desarrollo Sostenible y de Educación, en consenso con las provincias, a través del Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA).
En el mensaje que acompañó el proyecto de ley elevado para la consideración del Poder Legislativo, el presidente Alberto Fernández expresó: “La consolidación de un marco legal integral para la educación ambiental es una deuda que todavía tenemos en la República Argentina”.
“Es el momento de implementar una ley de educación ambiental que otorgue a los diversos sectores de la población herramientas, información y alternativas para el uso sostenible de los recursos naturales sin hipotecar el futuro”, subrayó el mandatario al finalizar la misiva en la que solicita al Honorable Congreso de la Nación la aprobación de la norma.
En tal sentido, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación declaró: “Fue la sociedad la que nos demandó, a nivel institucional, poner en discusión un proyecto de ley”, y afirmó que esto debía hacerse “con un carácter muy federal”, por lo que “fue consensuado con las autoridades ambientales de todas las provincias”. “Hemos trabajado en esta dirección junto al ministro de Educación, Nicolás Trotta”, agregó el funcionario. También indicó que, de aprobarse la ley, “va a modificar no solamente lo curricular sino que también va a generar ciudadanos críticos con conciencia ambiental”; “va a garantizar un piso de conciencia ciudadana altísima”, aseguró.
Cabandié explicó asimismo: “Cuando desde la escuela brindamos educación ambiental y lo llevamos a la práctica es un factor de viralización de los conceptos ambientales de una forma extraordinaria. Los niños, niñas, los y las estudiantes son sujetos que replican en sus casas lo que aprenden en las escuelas”.
El ministro también afirmó que de lo que se trata es “de empoderar”, porque “cuando la ciudadanía adquiere conciencia, contenidos y conceptos, no es fácil degradar el ambiente por cualquier motivo”.
“El único camino para generar cambios sustanciales es con iniciativas como esta, en las que las instituciones democráticas de nuestro país, junto a la ciudadanía, generemos una fuerte sinergia para que, de una vez por todas, iniciemos un camino en el que los desafíos pendientes que tenemos en la agenda, que es poner a la Argentina de pie, los podamos encarar con responsabilidad sobre el cuidado y protección de nuestro ambiente”, puntualizó Cabandié.
En septiembre, el presidente Alberto Fernández presentó el Plan de Políticas Ambientales (foto), que busca construir un modelo sostenible, de consumo responsable y de cuidado del ambiente en todo el país.
En esa oportunidad, habló de la necesidad de una Ley de Educación Ambiental “porque eso significa poner en la cabeza de cada uno de nuestros niños y adolescentes por qué tiene sentido esta pelea” y ponderó la trascendencia de la inclusión del ambiente en la currícula educativa de todos los establecimientos educativos del país.