Rusia amplía su producción de Sputnik V con fábricas en tres continentes. Tras la publicación de la revista The Lancet sobre los resultados de la Fase 3, el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), manifestó que la producción de la vacuna fuera del país garantizará que se pueda abastecer a los países con mayores cantidades de dosis.

Martes 2 de febrero de 2021 (Télam). El mismo día que la prestigiosa revista The Lancet publicó los resultados de la Fase 3 de Sputnik V, el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), a cargo de ese desarrollo, destacó que la ampliación de la producción de la vacuna emblema del país en esta pandemia se conseguirá con la capacidad de fábricas locales en Brasil, India, Corea del Sur y Argelia, mientras hay un entendimiento para hacer lo mismo en Irán y Turquía, se avanza con China y se discute con Alemania.
La semana pasada, tanto el RDIF como el Instituto Gamaleya, los dos responsables de la Sputnik V, habían adelantado en un comunicado la importancia que poseen en su estrategia de exportación de dosis las fábricas en el exterior: “Ahora estamos mejorando las instalaciones ubicadas fuera de Rusia para garantizar el suministro a Argentina y el resto de la región. Como resultado, veremos un aumento significativo de la producción en el segundo trimestre”.
Este martes, el director general de RDIF, Kiril Dmitriev, ratificó esa decisión.
“La India será uno de los principales centros de producción de la vacuna Sputnik V en el mundo”, anunció durante la conferencia de prensa virtual en la que mostraron la publicación en The Lancet, que demostró la eficacia de más del 91% del fármaco.
En diciembre pasado, el mismo Dmitriev había anunciado que tenía acuerdo con “cuatro grandes fabricadores” para producir unas 300 millones de dosis “o más” este año, según la agencia de noticias TASS.
No dio nombres ni detalles de cómo se llegaría a esa cifra. Por ahora, el único acuerdo confirmado desde India es con la farmacéutica local Hetero Biopharma, quien se comprometió a producir más de 100 millones de dosis de Sputnik V a lo largo del año.

En Argentina
Sin embargo, posteriormente en una rueda de prensa virtual con medios argentinos, Dmitriev afirmó que “Argentina puede producir la vacuna Sputnik V” y agregó que “vamos a prever la producción” en el país al incluir “contratos con algunos productores”.
“Hablamos con diferentes productores de Astrazenaca de Argentina para producir una vacuna compuesta de Astrazeneca y Sputnik V” y detalló que “en los tres meses próximos” se podrá llegar a acuerdos los productores, a los que declinó mencionar.

En Corea del Sur
Entretanto, otro país asiático, Corea del Sur, ya está produciendo la vacuna rusa e incluso ya tiene fecha para su primera exportación masiva.
La farmacéutica surcoreana GL Rapha informó a mediados de enero que a finales de este mes enviará 150 millones de dosis a Emiratos Árabes Unidos (EAU) y se mostró dispuesta a continuar produciendo si Rusia se lo pide.
“Rusia posee los derechos de este producto. Si los rusos nos piden que lo hagamos, podremos enviar más”, informó el servicio de prensa de la empresa a la agencia de noticias rusa Sputnik.

Brasil, ya en marcha
En el continente americano, la producción externa de la Sputnik V ya comenzó en Brasil.
A mediados de enero, el director de la empresa farmacéutica brasileña Uniao Química, Rogério Rosso, anunció que el objetivo inicial es producir 8 millones de dosis y destacó que todas ellas serán utilizadas para exportar a países de América Latina, entre ellos la Argentina, según informó el portal CNN Brasil.
“Los socios de Uniao Química fueron de los primeros, en todo el mundo, en expresar su interés en la vacuna rusa Sputnik V”, destacó Dmitriev tras sellar el acuerdo.

En África
En el continente, el país que está produciendo es Argelia.
Mientras el primer lote de 50.000 dosis fueron entregadas desde Rusia la semana pasada, el Gobierno anunció que la producción local del fármaco comenzará “en las próximas semanas”.
El titular de la agencia nacional de productos farmacéuticos, Kamel Mansouri, informó que tras negociaciones con Rusia, la vacuna será producida en la fábrica estatal Saidal.
“Es tiempo que Argelia, un país que importa esta vacuna, sea capaz de producirla internamente para responder a las necesidades de la campaña de vacunación y poder exportar en una segunda fase”, aseguró el funcionario en un mensaje en la televisión pública.

Otros países
El jefe del RDIF también contó que se producirá vacunas en Bielorrusia, Turquía, China “a partir de fin de mes” y “quizás también Irán”.
El Gobierno de Kazajistán informó a fin de enero que comenzaron su farmacéutica local Karaganda comenzó a producir la vacuna y anunció que el plan es tener listas dos millones de dosis de manera escalonada este año.
Las vacunas estarán destinadas a la inoculación de la población local.
En Turquía, en tanto, la agencia de noticias local Anatolia informó hace una semana que la empresa VisCoran Ilac Sanayii AS será la encargada de producir la vacuna rusa en los próximos días.
En Irán, en cambio, la producción local aún no es una realidad.
Hace tres días, el embajador iraní en Rusia, Kazem Jalali, informó que una delegación de su Gobierno viajará este mes a Moscú para terminar de sellar un acuerdo de producción conjunta, tanto para garantizar una campaña de vacunación interna como para exportar a la región.
Negociaciones como las de Irán se multiplican por estos días.
Hace solo unos días, el presidente ruso Vladimir Putin conversó con la canciller alemana Angela Merkel de la posibilidad de una “producción conjunta de vacunas” contra el coronavirus.