La preocupante noticia marca el potencial inicio de la decimosegunda epidemia de la enfermedad en el país desde que se descubrió el virus cerca del río Ébola en 1976.

Domingo 7 de febrero de 2021 (Agencias). La República Democrática del Congo anunció este domingo el “resurgimiento” del ébola en el país, tras la muerte de una mujer y tres meses después de declarar el fin de la última epidemia.
“Tenemos otro episodio de la enfermedad del virus del Ébola en el este” en la ciudad de Butembo, en la provincia Kivu del Norte, declaró el ministro congolés de Salud, Eteni Longondo, a la televisión estatal RTNC.
“Se trata de una agricultora, esposa de un sobreviviente de la enfermedad, que presentó el 1 de febrero los signos típicos”, detalló. La mujer murió dos días después.

Once epidemias del virus
En noviembre, la República Democrática del Congo declaró de manera oficial la finalización de la undécima epidemia de Ébola de su historia, la cual afectó a 130 personas y provocó la muerte de 55, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS).
La anterior epidemia de fiebre hemorrágica del Ébola en el este del país dejó más de 2.200 muertes entre agosto de 2018 y junio de 2020, el segundo balance más alto en la historia desde que el virus de esta enfermedad apareciese por primera vez en 1976.

Reservas de vacunas
Un grupo de grandes organizaciones internacionales anunció a mediados de enero de este año la creación de una reserva global de vacunas contra el ébola, con el fin de asegurar una respuesta adecuada a los brotes de esta enfermedad.
La iniciativa está liderada por el Grupo de Coordinación Internacional (ICG) para vacunas, conformado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), Unicef, la Cruz Roja y Médicos Sin Fronteras.
En un comunicado, las cuatro organizaciones señalaron que el objetivo de esta reserva será permitir a los países contener futuras epidemias de ébola, a través de una rápida vacunación de personas en riesgo en caso de brote.
Para la reserva se usará la vacuna rVSV-ZEBOV-GP, que manufactura la empresa Merck, Sharp & Dohme (MSD) y que fue la primera en ser aprobada, después de haberse mostrado efectiva en varios brotes en África.
“Las vacunas del ébola han hecho prevenible una de las enfermedades más temidas del mundo. Esta nueva reserva es un excelente ejemplo de solidaridad, ciencia y cooperación entre organizaciones internacionales y el sector privado para salvar vidas”, señaló en la nota el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.
Unicef se encargará de gestionar la reserva, como ya hace con otras parecidas para el cólera, la meningitis o la fiebre amarilla.