El presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas (CCIP), Sergio Bresiski, cuantificó que con las fronteras abiertas se fugaban unos mil millones de dólares al año. La reapertura afectaría a Misiones, dice, que está desabastecida, frente al fuerte stock que cuentan los comercios paraguayos. “El cierre no es eterno; debemos prepararnos para cuando se reabran”, dijo y destacó el anuncio del presidente Fernández sobre la baja de los aportes patronales.

Lunes 22 de marzo de 2021. Para el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas, Sergio Bresiski, Misiones “recuperó la riqueza productiva y comercial de la provincia que se fugaba a Paraguay”, gracias al cierre de las fronteras por la pandemia de coronavirus, que lleva poco más de un año, y al cuantificar la suma que no salió, ronda los mil millones de dólares, dijo.
El comerciante también dijo que este cierre de frontera impidió el ingreso de mano de obra barata desde Encarnación a Posadas, a distintos rubros, que permitió la reactivación del empleo en la zona.
Respecto a la reapertura de las fronteras, cuando suceda, “debe tomar al comerciante preparado con mejora de ofertas, reequipamiento, mejor atención al público –una deficiencia del comercio posadeño que se reconoce desde la propia cámara que los nuclea-, lo que haría que el consumidor no cruce a Paraguay o Brasil”, mientras desde el sector -entiende- deben “seguir generando eventos como el Black Friday o el Reventón”.
Agregó que “la Nación debe comprender que Misiones necesita un tratamiento impositivo diferente como lo planteó el Gobierno provincial debido a que nuestra posición geográfica nos pone en una situación diferente con el resto de las provincias porque, al estar rodeada de dos países no nos permite ampliar nuestro mercado como sí, por ejemplo, lo puede hacer Córdoba o Santa Fe que tienen como límites a otras provincias”, explicó.
Además recordó que “Misiones está lejos de los centros urbanos, de los puertos y los costos se encarecen considerablemente”.
Mientras el Gobierno argentino y misionero mantiene cerradas las fronteras (por razones sanitarias), el sector comercial paraguayo –sobre todo el encarnaceno, junto a sus autoridades políticas de la ciudad y el departamento- reclaman la urgente apertura del paso internacional y argumentan que esa apertura beneficiará en lo comercial a Posadas. A diferencia de esa opinión, Bresiski entiende que no habría beneficios por el cambio: “el dólar por debajo de los 150 pesos nos deja fuera de competencia y además, (en Misiones) estamos en un período de desabastecimiento debido a la macroeconomía y el impacto de la pandemia en los centros industriales. Encarnación está desde hace más de un año sin poder vender siquiera una arandela” y con ese exceso de stock, podrá encarar campañas agresivas de ventas. En Misiones, dijo, hay escasez de mercaderías, como neumáticos, materiales de la construcción y electrónicas.
Para Bresiski, la situación de Posadas es diferente con la de Puerto Iguazú que depende del turismo nacional e internacional: mientras en el norte insisten con la apertura de la frontera -aunque sea el paso vecinal fronterizo con un sistema de cupos-, los comerciantes posadeños están conformes con el cierre de la frontera, que permitió, incluso, la apertura de sucursales en los barrios o la instalación de comercios fuera del centro –en busca de alquileres más baratos-, que impactó en el crecimiento integral de la ciudad.
En Posadas, también, creció el turismo interno a partir de la propuesta de la ciudad con buenos hoteles y una excelente gastronomía y con atractivos espacios públicos como la avenida Costanera.
En un repaso sobre distintos aspectos de la economía diaria, el comerciante dijo que el reciente aumento de combustible (del 8 por ciento) golpeó en el comercio y la industria: “cuando más alejados estamos de los centros industriales, más incidencia tienen los aumentos de combustibles porque tienen un efecto cascada y esto hace que la inflación en el NEA sea unos puntos mayor que en los grandes centros urbanos como Caba; provincia de Buenos Aires, Córdoba o Santa Fe”.
Y respecto al anuncio del presidente Alberto Fernández en la reunión del viernes con gobernadores del norte grande, sobre la baja de los aportes patronales para reactivar el empleo: “esto permitirá a la industria, por ejemplo, abrir más líneas de producción y tomar más personal, recordando que Misiones es netamente casi industrial (maderera, tealera, yerbatera y tabacalera, entre otras).
Bresiski, en consonancia con el gobernador Oscar Herrera Ahuad, tiene expectativas frente a un eventual anuncio del presidente Fernández sobre alguna reducción en el costo de la tarifa eléctricas y subsidios para el transporte. “Esto le daría un mayor impulso a Misiones en particular, y al NEA y NOA en general”.

AFS – Misiones Plural

Fotografía tomada de Internet.