Son mayoritariamente mujeres que producirán alimentos sanos en un predio de tres hectáreas de Candelaria. Para la mayoría, será su primer trabajo. Cuentan con el acompañamiento del diputado Martín sereno y de la coordinadora regional de la Secretaría de Agricultura Campesina e Indígena de Nación.

Viernes 30 de julio de 2021 (Prensa Tierra, Techo y Trabajo). Un grupo de jóvenes levantó invernáculos para la producción de alimentos agroecológicos en un predio de tres hectáreas, en Candelaria, con el que generan trabajo e ingresos, acompañados por la coordinadora regional de la Secretaría de Agricultura Campesina e Indígena (Safci), Nidia Pintos.
El grupo de 30 jóvenes, en su mayoría mujeres, levantó el primer invernáculo para producir alimentos en una acción que será su primer trabajo, destacó el diputado provincial Martín Sereno, quien se reunió en el lugar con los trabajadores de la Economía Popular.
“El trabajo es la mejor política social y la salida de esta pandemia será con trabajo y producción, con dignidad y oportunidades, que vamos construyendo todos los días” dijo el legislador provincial, candidato a diputado nacional por la lista Tierra, Techo y Trabajo del Frente de Todos.
La responsable del grupo, Liliana Benítez, destacó la importancia de este proyecto para sus treinta integrantes, sobre la experiencia de las huertas más pequeñas pero eficientes que trabajan en los barrios Paso Viejo, San Jorge y Niño Perdido. “Al contar con este terreno lanzamos el nuevo emprendimiento que apunta a la soberanía alimentaria” y al sostén de las mujeres que lo impulsan, quienes a su vez, en la gran mayoría, son responsables de sostener sus hogares.
En paralelo, organizaron el taller textil y de sublimación que en breve recibirá la matrícula de cooperativa. Otros, dentro del campo de la economía popular, impulsaron también la carpintería.
Entre las actividades que promueven están, además, el convenio de Espacios de Primera Infancia con el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación que les brinda atención integral, contención y estimulación para que los niños y niñas puedan crecer sanos en sus barrios, mientras sus padres trabajan o estudian. “En nuestro barrio va a funcionar en Paso Viejo, donde brindamos clases de apoyo; ya funciona la escuelita de fútbol y hay comedores y merenderos”, explicó la mujer, militante del Movimiento Evita.

Acompañan el proyecto colectivo
Para la coordinadora regional de la Secretaría de Agricultura Campesina e Indígena en Misiones, Nidia Pintos, “Candelaria es una buena opción para la venta de la producción hortícola agroecológica” por lo que apuntalarán esta actividad, también a partir de que las trabajadoras cuentan con un lugar apropiado para producir alimentos sanos”, dijo.
Destacan que el terreno, de tres hectáreas, está cerca de la ruta, lo que facilitará la producción hortícola que realizarán bajo techo.
Apuesta a que el proyecto colectivo produzca volumen acorde con el esfuerzo que realizan. “En estos casi dos años de pandemia tratamos de ver qué podemos hacer para que las cosas mejoren; nos enfocamos en este proyecto muy interesante que fomenta la agroecología ya que se puede producir sin los agrotóxicos que se usaban antes”, indicaron.
La producción de alimentos es una salida laboral digna, coinciden, que además creció en toda Misiones como fuente laboral colectiva, destacaron.