El senador Maurice Closs estima que el Presupuesto Nacional para el próximo año se aprobará el 16 de noviembre en el Senado tal como fue remitido por la Cámara de Diputados. En un repaso de temas, definió como positivo para la Argentina el triunfo de Lula en Brasil y destacó, en lo económico, que este año la Argentina creció un cuatro por ciento. Los años 2001 y 2020 fueron peores que este para el país, aseguró a Misiones Plural.

Lunes 7 de noviembre de 2022. El senador Maurice Closs entiende que frente a un año electoral como 2013, el contexto “juega” a favor de Misiones para que el presidente Alberto Fernández reglamente la Zona Aduanera Especial para Misiones. Ese Presupuesto, aprobado por Diputados y remitido al Senado, es probable, dijo, que se trate el 16 de noviembre y que sea “aprobado tal como llegará” ya que algunos senadores participaron de las sesiones de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados. “Desde el 2002 que al proyecto de Presupuesto no se le toca ni una coma en el Senado, donde se lo aprueba a libro cerrado”, definió.
Respecto a las obras que prevé el Presupuesto para Misiones, el senador Closs destacó el “excelente trabajo” del gobernador Oscar Herrera Ahuad en ese sentido, “que logró obras eléctricas y viales muy necesarias para el desarrollo de la provincia”.
En un repaso de temas que incluye la economía y la política regional, calificó a los Ahora 30 y Ahora 42 del Gobierno nacional “como una oportunidad para los ciudadanos”, al tiempo que también consideró positivo el triunfo de Lula en Brasil porque “es amigo de la Argentina”.

-El artículo 126 del presupuesto nacional aprobado por la Cámara de Diputados de la Nación faculta al Ejecutivo Nacional a crear zonas aduaneras. Esto implica que será el presidente Alberto Fernández quien deberá reglamentar la creación una zona aduanera para Misiones…
-Una Zona Franca del tamaño de una provincia era difícil y atípico que salga porque se caracteriza en tener una delimitación territorial. Un Área Aduanera especial es muy fácil. Claro ejemplo es Tierra del Fuego; después se deberá mirar si le gusta o no a otra provincia, pero son realidades especiales. Nadie puede negar que Misiones tiene una situación especial fronteriza, incluso reconocida por el propio jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, cuando estuvo en Misiones la semana pasada.

-¿Cómo cree que puede “jugar” el año electoral para la reglamentación y establecimiento del Área Aduanera Especial? Los legisladores opositores misioneros el año pasado la votaron en contra pero este año, en las puertas de un año electoral, votaron a favor.
-Creo que en algún momento el Ejecutivo Nacional tiene que cumplir. Después qué magnitud se le da, si se la orienta más al consumo o a la producción o a ambas cosas, si se aplica a un determinado porcentaje será una negociación que seguramente encarará el gobernador Oscar Herrera Ahuad con el presidente Alberto Fernández y con el ministro Sergio Massa. La oposición no debería entorpecer estas negociaciones.

-¿Es más factible que se reglamente en 2023, un año electoral?
-Sí.

-¿Coincide con que debería reglamentarse lo más pronto posible, teniendo en cuenta, por ejemplo, que Paraguay ya anunció la implementación de Zonas Francas?
-Pero son Zonas Francas igual que las de Brasil, es decir que son tiendas. Y, en todo caso lo que generará es en algún lugar una Zona Franca Industrial. Se debe tener en cuenta que los países del Mercosur no pueden hacer grandes jugadas sin consultar con los Estados partes porque el tratado del Mercosur es claro. Ya está Tierra del Fuego y Manaos (Brasil). Insisto con que los Estados no pueden hacer algo que modifique la estructura fiscal sin consultar con los países vecinos. Por consiguiente, la Zona Franca que harían Paraguay y Brasil no son tan tales sino serían tiendas con algunos productos más baratos.

-¿Cómo ve la puesta en funcionamiento del Ahora 30 o el Ahora 42 para los jubilados, para las compras de electrodomésticos? ¿No le parece que lanzar este plan muestra la gran crisis que vive la Argentina?
-Es una gran oportunidad para la gente porque con una inflación que el año que viene estará en torno al 60 % y en el 2024 en, por lo menos un 45%, mi humilde consejo es comprar a crédito y, si puede hacerlo en 30 o 42 cuotas que lo haga porque cuando pague las últimas cuotas serán una enésima parte de su sueldo.

-¿Por qué no lanzar créditos similares con intereses similares para viviendas?
-Para vivienda, como mínimo deberíamos hablar de un crédito a 30 años. Argentina tiene uno de los índices de créditos por PBI más bajos del mundo y en créditos para la vivienda es casi inexistente cuando, por ejemplo, en Chile es el 20 % del PBI y hasta Paraguay tiene políticas de créditos a largo plazo para viviendas.

-¿Cómo solucionaría el problema de los endeudados con los créditos UVA? El gobierno misionero les dio un paliativo acompañándolos…
-Se debe ser sincero. Si en cada sistema que un Gobierno mete al ciudadano se busca una forma de excepción termina en que no se tengan créditos a 20 años porque decimos que el sistema no sirve.

-¿Cómo analiza al triunfo de Lula en Brasil? ¿Beneficia a la Argentina?
-Sí. Jair Bolsonaro no quiere a la Argentina. Lula es mucho más amigable con la Argentina en el concepto general y con el Mercosur. Es un triunfo muy ajustado y sólo Lula podía ganarle a Bolsonaro, porque si Lula no era candidato estoy convencido que Bolsonaro ganaba cómodamente a cualquier postulante. Lula es un gran comunicador social; es un mito viviente. Aclaro que Bolsonaro no es un ave de paso en política y la derecha construyó poder en Brasil, que se expresa con varias gobernaciones ganadas, incluida la de San Pablo y con un poder parlamentario en las dos Cámaras que será un tema que deberá resolver el Presidente electo. Lula llega a la presidencia condicionado y con la extrema necesidad de acordar para poder gobernar en un país donde las cosas, a diferencia de la Argentina, no cambian tanto.

-¿Hay un giro de la región hacia la izquierda, a partir de los resultados de las elecciones en Colombia, Brasil y Chile, entre otros?
-No. Hay movimientos sistémicos y antisistémicos que se expresan en la izquierda y derecha de acuerdo a la época y el momento. No me gusta interpretar a Latinoamérica como un todo.

-¿Coincide con que hay un giro de Brasil hacia la izquierda, con una mirada hacia occidente, es decir hacia Europa, mientras que la Argentina sigue mirando a oriente?
-Brasil será un gobierno de Centro Izquierda. No es así con respecto a la Argentina que comercializa con todo el mundo. El problema de la Argentina es de integración que tiene que ver con la cuestión cambiaria y le dificulta comercializar con cualquier parte del mundo.

-El presidente uruguayo Luis Lacalle Pou fue contundente con Alberto Fernández en el último encuentro del Mercosur en Paraguay cuando le dijo que “el Mercosur es muy lindo pero Uruguay comercializa y mira hacia occidente…
-Lacalle Pou es de derecha pura y lo que quiere es –y tal vez desde su visión tenga razón–romper con el Mercosur para negociar directamente. Y, no lo niega.

-¿Este fue el año más difícil que vivió la Argentina de los últimos 40 años, por ejemplo?
-No. El año más difícil que personalmente viví fue el 2001. Es cierto que tenemos indicadores malos, pero tenemos una desocupación de tan solo el 6,7% cuando en otras épocas estaban por encima del 20%. La inflación acelerada está complicando. No obstante, siempre dije que la Argentina está acostumbrada y que se bancaba una inflación del 20% anual. El 2020 en pandemia fue peor. Más allá de la inflación no se puede decir que es un año en que la Argentina está parada; tampoco podemos decir que fue un año políticamente convulsionado; cerraremos, por ejemplo, el año con un Presupuesto 2023 sancionado y con una economía que creció un 4%.

AFS – Misiones Plural