La Cámara de Representantes de Misiones eligió a Carlos Rovira como presidente; a Hugo Passalacqua como vicepresidente primero y a Jorge Lacour como vicepresidente segundo. Rovira destacó en el acto que el progreso de Misiones “viene de la mano exclusivamente del esfuerzo de los misioneros”. Y destacó el papel de los jóvenes en la política misionera cuando el mundo no logra resolver la participación de la juventud, dijo.

Sábado 10 de diciembre de 2022 (Prensa de la Legislatura y MP). En sesión especial, convocada a través del decreto 559, el legislador Carlos Rovira fue reelecto para conducir por un nuevo período ese Poder del Estado. Los bloques opositores acompañaron la propuesta de la mayoría. Hubo 39 votos válidos, todos a favor, y una abstención. En el mismo acto fueron designados Hugo Passalacqua como vicepresidente primero y Jorge Lacour, como vicepresidente segundo.
En los fundamentos de la moción del bloque mayoritario, el diputado Passalacqua aseguró que “Rovira cambió el Poder Legislativo con una generosidad nunca antes vista en política; generó una idea potente, épica, de hacer un proyecto para todos y con la mirada puesta en el futuro”.
Para el legislador, “la democracia da la posibilidad, no la obligación de alternar” y consideró “una contradicción” tener que votar cada año al presidente de la Legislatura, cuestión que “debería repensarse algún día”. “En el Poder Judicial la autoridad máxima tiene dos años de gestión y en el Ejecutivo cuatro”.
A su turno, el presidente del bloque renovador, diputado Martín Cesino, destacó la motivación “para el trabajo territorial y en conjunto como fortaleza y forma de poner en valor uno de los principios de la democracia: la gobernabilidad”.
“Su acompañamiento –manifestó dirigiéndose a Rovira- evidencia una provincia ordenada y un Estado provincial presente, sobre todo para los sectores que más lo necesitan”.
La Legislatura –añadió- “tiene una presidencia de puertas abiertas, y de cara a la gente, que escucha a todos los sectores de la sociedad misionera, por ejemplo a través del Parlamento de la Mujer y el Estudiantil”; y recordó que este año sancionó 119 leyes, “en el año de mayor producción legislativa”.
Después de prestar juramento en el cargo, el presidente de la Legislatura, Carlos Rovira recordó que “año tras año se consideran las diferentes voces de los representantes, en un ambiente propicio para la sana reflexión de la vida institucional, social y política”.
“No es frecuente este entorno de tranquilidad –dijo-, donde cada uno y todos los actores de la vida pública pueden expresar con total hidalguía sus contenidos de ideas, proposiciones, sin distingo, todos por igual, todos escuchados”.
Además resaltó la presencia en el recinto de los representantes de las instituciones más importantes de la provincia, entre ellos “al Gobernador posicionado en la métrica de la opinión pública nacional, como el mejor gobernador del país; y al intendente de la ciudad distinguida como la mejor capital de todo el interior.”.
“El acto de hoy, tan simple, tan riguroso, de elegir ritualmente las autoridades del Poder Legislativo no ha sido posible en la Nación; hay que emerger con miradas constructivas, generosas, democráticas; con hechos, no con palabras”, reflexionó.
“El progreso que ha tenido Misiones en los últimos tiempos viene de la mano exclusivamente del esfuerzo misionero; nos corresponde un mayor índice de coparticipación pero, mientras tanto, hay políticas activas que han ido generando progreso; hoy Misiones es la provincia del norte argentino con mayor producto bruto geográfico, e inversión privada y pública”, agregó.
Rovira celebró “la política de buena fe que ha conseguido generar, por ley, una zona especial, económica, que vaya en el sentido de generar mayor empleo y expansión de los espacios productivos”.
En ese contexto –expresó- “es importante consagrar la palabra empeñada, ser constantes, perseverantes, supeditar la política a la inteligencia de todos; tener la cara en el presente, pero pensar e ir hacia el futuro”.
“Este es un ambiente de jerarquía política en el que podemos seguir soñando con nuestra Misiones y proponiendo la enorme tarea que falta por hacer en paz, con humildad, siempre con espíritu de servicio”, finalizó.
Luego fue retomada la sesión especial para la toma de juramento a los secretarios y prosecretarios legislativos. Fueron confirmados en sus cargos como secretarios Gabriel Manitto, a cargo del Área Parlamentaria; Jorge Peroni, a cargo del Área Administrativa; Patricia López, a cargo del Centro del Conocimiento Parlamentario; y Soledad Basualdo a cargo de la Unidad de Gestión en TIC, Juan Matías Paonessa fue designado secretario legislativo a cargo del Digesto Jurídico.
Como prosecretarios continúan en sus cargos Gladys Mabel López; Cinthya Aranda; Roberto Sueldo; y Morena Ponce.

Discurso de Carlos Rovira

A continuación se trascribe el discurso de Carlos Rovira en la Legislatura misionera, este sábado:
Muy bien, cumplida esta primera parte de esta ceremonia especial, un ritual obligado sanamente por la democracia. Donde año tras año se reiteran por qué no decirlo, con emoción, con la adecuada consideración institucional, las diferentes voces de los representantes del pueblo de la provincia de Misiones.
Y donde da un marco muy propicio y especial también para hacer una sana reflexión de cara a nuestro pueblo, desde diferentes aspectos de la vida institucional, social, política de la República, pero particularmente de nuestra sociedad misionera.
Debo decir con toda claridad que no es frecuente este ámbito, este medioambiente, este entorno de tranquilidad paz, de concordia, donde cada uno y todos los actores de la vida pública pueden expresar con total hidalguía sus contenidos de ideas o al menos sus proposiciones, sin distingos, todos por igual, todos escuchados.
La presencia de las instituciones más importantes de la provincia consagrada por la Constitución, gobernador y vice, muy poco frecuente en estos actos en el pasado. Y hoy esta simpleza adorna los tiempos distintos. Van alumbrando los cambios, las transformaciones profundas que se van produciendo en nuestra provincia.
Muchas gracias. La presencia de todos los intendentes con sus cuerpos deliberativos, electos por el voto de los misioneros, también muchísimas gracias. Y así donde se va expresando con claridad lo distinto de la vida pública y política de Misiones respecto de nuestra madre patria, la Nación.
El acto de hoy, tan simple, tan riguroso de elegir ritualmente las autoridades del poder Legislativo no ha sido posible en la Nación.
La Nación no ha elegido autoridades en el Congreso nacional. La última sesión ha resultado un caos escandaloso. Donde ni siquiera tuvieron la oportunidad propios y extraños, gobierno y oposición, de decirse en la casi pasividad de los espíritus desencontrados lo que tenían no para el otro sino para la República.
Hecho grave. Pero a los hechos graves hay que emerger con miradas constructivas, generosas, profundas democráticas, como ésta, con hechos, no con palabras.
Soy un convencido que la vida democrática, como lo hacen casi todos los actores que transitan, acá se ha dicho, permanentemente al mirar a Misiones, se logra con este clima. Donde la gestión de quién gobierna va encarando un eje que no se puede reducir con palabras. Que no se puede minimizar. Un eje que, por caso, ha permitido hoy en este año que está terminando, ubicar a nuestros gobernantes, principalmente al gobernador en la métrica de la opinión pública nacional como el mejor gobernador del país.
El intendente de nuestra capital también, en este proceso inédito que nadie puede dejar de visualizar, de la ciudad capital como la mejor capital de todo el interior del país.
Son indicadores claros de cómo se ha ido desenvolviendo frente al desconcierto nacional que atraviesa todos los espacios políticos de la Nación y este consenso, por qué no, silencioso, pero trabajoso. El consenso del acto cotidiano de todos los días que es el que permite ir llevando ese deseo de acompañar a la voluntad popular, que es la palabra empeñada; que es lo que postulamos y seguiremos postulando para el beneficio de todo el conjunto.
Pero es importante que a presente y a futuro reforcemos esa apreciación de pertenencia olvidada de la Nación para con la provincia de Misiones.
Lo hablan los números. El progreso que tiene Misiones y que ha tenido en los últimos tiempos viene de la mano exclusivamente del esfuerzo de los misioneros.
Donde este proyecto político, y me refiero a la Renovación, no ha quedado de brazos cruzados como muchas veces se postula esa palabra no cumplida consagrada en la Constitución nacional; que nos corresponde un mayor índice de coparticipación, que el pasado político de la provincia lo regaló. No nos quedamos demandando eso. Lo hacemos.
Pero Mientras tanto hay políticas activas inductivas que han ido generando progreso. Por algo Misiones hoy es la provincia del norte argentino con mayor producto bruto geográfico. La máxima medición económica, que mide el algoritmo central que va desde lo económico hasta lo social. La mayor inversión privada y pública del norte argentino se radica en esta provincia, que ha sabido con inteligencia ubicarse en el lado de la complementación de casi el único factor positivo, que si se quiere, tiene este régimen de alta inflación que castiga a todo el mundo, pero que ha liberado un tipo de cambio que hace a Misiones como un inductor de las economías vecinas, tanto Paraguay como Brasil. Y eso para los misioneros equilibra la carga negativa.
Yo celebro por la política de buena fe. La política estratégica. Este año nuestra representación parlamentaria de la Renovación ha conseguido, nuevamente, en el ámbito nacional sancionar un término de ley generando una zona especial económica, que vaya corrigiendo como herramienta eficaz esa carencia de cumplimiento de la Constitución nacional que nos debe la Nación.
Nuevamente es ley. Ya el gobernador y su ministro están articulando con el Ministerio de Economía de la Nación los términos prácticos para que esto vaya también en el sentido correcto de mayor empleo, mayor crecimiento, expansión de nuestros espacios productivos.
Qué importante consagrar la palabra empeñada. Ser constantes, perseverantes. Qué importante es supeditar la política a la inteligencia, la inteligencia de todos.
En esa tarea, nuestro espacio político es una conjunción que tiene la cara en el presente, pero piensa y va hacia el futuro. Un sentido prospectivo. Política inmersiva: son los nuevos términos de la política. Y donde el principal escollo en la política universal de todo el mundo, de todos los partidos políticos, el activo más importante y más difícil de resolver es la participación de la juventud.
Ningún espacio político del país ha asignado tanta importancia y sentido estratégico. Donde es la nueva paridad que nace con una fuerza inusitada, bien ganada; hombres y mujeres jóvenes de nuestra provincia. Son casi el 50%. Le hemos abierto un espacio, le hemos asegurado un espacio, pero no con un criterio electoral, porque estoy convencido que la inteligencia y la creatividad son el principal activo para impulsar la economía; para impulsar el desarrollo de un pueblo; para impulsar una provincia; para seguir sosteniendo que Misiones en modelo nacional en esto.
Y esto va adelantando la amalgama que debe haber entre la experiencia de quienes han transitado ya el camino, han dado su aporte con su cuota de seriedad, de tranquilidad, de serenidad que se necesita. Pero al lado, debe estar ese dinamismo, esa fuerza impulsora, ese fuego que solo las chicas y los chicos jóvenes con la mentalidad abierta a las nuevas tecnologías, los nuevos pensamientos. Alejados de los prejuicios de los odios, de los resentimientos, de los discursos vanos que no conducen a nada; hoy ya están presentes diciendo: aquí estamos para este nuevo impulso.
Por eso celebro que en este marco ganado por todos, cuidado por todos, en este ambiente de caballerosidad, en este ambiente de jerarquía política, podamos seguir soñando con nuestra Misiones. Podamos seguir proponiendo la enorme tarea que falta por hacer, y hacerla en paz. Hacerla con humildad.
Hacerla siempre con espíritu de servicio.
Yo agradezco todas las expresiones volcadas, también para mí en esta ocasión muy especial se las dedico a mi papá, que durante casi 100 años disfrutó con orgullo estos logros y hoy junto a mamá me guían con la luz eterna. Muchas gracias, felices fiestas y hasta siempre.