“Si la alianza con el PRO fue un agravio a la historia y la identidad del radicalismo, el hecho que sus dirigentes consideren como un “triunfo” que le permitan llevar el nombre de Macri en su boleta es un gesto patético de celebración del vasallaje”, comentó la profesora universitaria Yolanda Urquiza. Salió al cruce así del diputado Luis Pastori que se mostró contento porque la Cámara Electoral Nacional falló a favor de la UCR en su pretensión de colgarse Macri en las elecciones del 25 de Octubre. Festejan Puerta y la Renovación

La UCR de Misiones celebraba desde ayer la información, trasmitida por el apoderado nacional del partido, que daba cuenta de una resolución de la Cámara Nacional Electoral habilitando la pretensión del ucerreísmo de Misiones de pegar la boleta de Macri a las de sus candidatos provinciales y municipales. En declaraciones a los medios de Ramón Puerta, el diputado Luis Pastori se mostró “contento” con la resolución. “Sería necio no reconocerlo”, admitió a los compañeros periodistas. No obstante, parece que no está dicha la última palabra ya que según Misionesoline, el Tribunal Electoral de Misiones les advirtió que podrán llevar sólo un candidato. ¿Cómo es esto? Resulta que para las PASO, la UCR Misiones hubo de inscribir sus candidatos por Misiones bajo la Lista 3 UCR separada de los candidatos de Cambiemos. Con este antecedente, el PRO interpretó que no estaban autorizados a usar el nombre de Macri. Ante la perspectiva de tener que presentarse en Octubre con lista corta, la UCR apuró una alianza con el socialismo para por lo menos tener en la boleta el nombre de Margarita Stolbizer a la vez que apelaba el fallo del Tribunal Electoral de Misiones en favor de la interpretación del PRO.
La disyuntiva ahora no es fácil. Después de la resolución nacional y la observación del tribunal local, la UCR deberá optar entre Macri y Stolbizer. Pero ¿todos los socialistas admitirán ir con Macri en la boleta?. A dos semanas del acto electoral, la UCR no tiene resuleto qué es, qué propone y en qué consiste su oferta. ¿Macri o Stolbizer? ¿Macri solo? Stolbizer sola?
CELEBRAN PUERTA Y DI STEFANO: Con la jugada de la lista3 en Agosto, Hernán Damiani evitó la interna con Humberto Schiavoni en la que corría el riesgo de quedar eliminado en las PASO. Ahora, la mencionada resolución de la Cámara, desde la pura mirada electoral, perjudica abiertamente las chances de Humberto Schiavoni, el candidato a diputado nacional del PRO. Se descarta el hecho de que los votos que pueda sumar Damiani sólo abrevarán en los eventuales de Schiavoni. Por el contrario Ramón Puerta que pelea también un lugar en el Congreso Nacional, sale directamente beneficiado ya que sus dos rivales en la disputa del cuarto lugar en Diputados, dividirán los votos de Macri. En el mismo sentido festeja Daniel Di Stefano, el cuarto candidato de la Renovación y por qué no Hugo Irala, el primer suplente.
LA CELEBRACIÓN DEL VASALLAJE: La indignación de la profesora Urquiza para hablar de vasallaje, tiene que ver, sin embargo, por una cuestión mucho más profunda que el poroteo de votos que celebra sin hipocresías el contador Pastori. Urquiza, conocida por sus trabajos de divulgación de la historia, precisamente hace referencias a la significación política del radicalismo en la historia nacional y provincial. Como partido de raíz popular no pudo evitar reproducir, al interior de sus alineamientos, las mismas tensiones sociales, económicas y políticas de la sociedad, las que dirimió siempre en las famosas internas. La convención de Gualeguaychú y sus efectos en los distritos, parecen haber roto esa dialéctica movida por los polos y que fue dinamizando la vida del radicalismo. En imágenes gráficas o metafóricas, se podría decir que Alvear terminó asesinando a Yrigoyen y De la Rúa a Alfonsín. No es otra cosa que asesinato lo que perpetró la conducción de Ernesto Sanz. En nuestra provincia se llegó a extremo de expulsar a los diputados que se negaban al vasallaje del que habla la profesora de Humanidades. Desde esta perspectiva, la nada hipócrita alegría del contador Pastori, alegría de colarse, sin ser invitado pero con la orden de un juez, a la fiesta del poder, es lo que estremece a los doctrinarios del radicalismo.