Mauricio Macri no recibió a radical alguno en su paso por Eldorado esta semana. Tampoco los invitó al acto proselitista que celebró en el Centro Paraguayo junto a los candidatos de Vamos Juntos en la provincia. El desaire indignó a los hermanos González que se postulan para el Gobierno provincial y municipal.
Por Alejandro Spivak

ELDORADO. La incongruencia política e ideológica de la UCR local de pelear por llevar a Mauricio Macri en su boleta electoral, quedó en evidencia aquí cuando el candidato del PRO los desairó abiertamente en su breve paso por la ciudad. El ninguneo a los radicales fue manifiesto. En campaña proselitista se sabe que todo candidato no duda en sumar. Sin embargo ni se reunió con los candidatos de la UCR, ni siquiera permitió que los inviten al acto que se celebró en el Centro Paraguayo.
Como se recordará, Gustavo González, candidato a gobernador por la UCR en alianza con los socialistas, dedicó sus esfuerzos de los últimos días a la batalla judicial en reclamo del derecho de poner a Macri como candidato en sus boletas locales. Después del fallo de la Cámara Nacional, todo fue festejo en la suposición de haber ganado en competitividad de cara a las elecciones del domingo 25. Más allá de las resistencias principistas de conocidos militantes radicales, los jefes del radicalismo se esperanzan con el arrastre de los votos del porteño y los pragmáticos como Luis Pastori hasta hacen cálculos para fundamentar las ilusiones de ganar algunas intendencias.
Pero el paso de Macri por esta ciudad, les dejó un sabor muy amargo. Es válida la metáfora del enamorado que recurre a miles de artificios para atraer la atención el sujeto amado, pero no logra ser correspondido. Los radicales viven así una frustración más que política o ideológica, es una crisis de pertenencia. En el PRO no los quieren. Y para ellos es tarde radicalizar la Lista 3, ya traicionaron a su primer amor.
MUY PICHADOS: Daniel González, candidato a intendente de Eldorado y hermano del diputado provincial y candidato a gobernador Gustavo, No ocultó su malestar con Macri y los dirigentes provinciales y locales. Responsabiliza a la gente de Alex Ziegler y los Schiavoni de haber censurado la invitación a participar del acto y después a la conferencia de prensa que brindó el jefe de Gobierno porteño. “No vamos a pedir que la gente corte boleto pero…”, reflexionó, reconociendo que sería un contrasentido boicotear lo que ellos mismos forzaron en el Poder Judicial. Ensayó entonces otros argumentos. Consideró que “Macri no conoce la realidad de la provincia de Misiones porque si así fuera, no habría dudado en convocar al radicalismo que es la fuerza política coherente y además competitiva que le va a aportar el mayor caudal de votos”.
En declaraciones al programa Toco Madera TV que se emite por Canal Cuatro CCTV Daniel, que es el verdadero estratega del posicionamiento de la UCR y artífice de la resistencia de su hermano a bajarse de la candidatura, aseguró sin más, que “el radicalismo le aporta coherencia a la candidatura de Macri, cosa que no tiene el frente que integra el Pro en Misiones que, no solo lleva como primer candidato nacional a quien fuera ministro de Economía de la provincia en la época del gobernador Federico Ramón Puerta, sino como candidato a gobernador al diputado nacional Alex Ziegler que integra el bloque del Frente para la Victoria –según aseguró a pesar de las informaciones en sentido contrario- al cual nunca renunció”.
De todos modos Daniel trató de mostrar grandeza. Aseguró que “aunque el Pro no haya cumplido, nosotros, los radicales si lo vamos hacer porque somos gente de palabra”. Macri, mientras tanto, en el acto los ninguneaba, decía “nosotros conformamos un frente y consideramos que Alex Ziegler y Mario Pegoraro son los mejores candidatos para gobernar la provincia de Misiones”.
NO PUDO ZAFAR DEL AFFAIRE PUBLICIDAD: Aunque Macri borró a Posadas en su visita a Misiones, no pudo zafar de las preguntas que no quiere que le hagan. Volvió con el argumento de error de carga cuando se le preguntó por las estafas con la publicidad. De todos modos innovó en su defensa al revelar que lo que en las planillas del gobierno figuraba como publicidad para el Canal 4 de Carlos Valenzuela, en realidad eran órdenes para el Canal 4 de Ramón Puerta. El nombre de su amigo, disparó otra pregunta incómoda referida a las razones por la cual tenía domicilio en Apóstoles. Sin ponerse colorado confesó que lo hacía para cumplir el requisito de tener domicilio local para ser adjudicatario de obras públicas.