paiva.jpg

Volvimos a los ‘90”; afirmó Domingo Paiva, secretario adjunto del Soime, al denunciar la crítica situación por la que están pasando los trabajadores madereros, principalmente el sector del terciado. No ve medidas de reactivación y afirma que se está trabajando para las multinacionales que son las que están ganando mucho dinero. No hay medidas económicas buenas para que mejora la situación de las Pymes”.
Por Alejandro Fabián Spivak

Eldorado (miércoles 15 de junio) Representantes de los trabajadores de la madera, se reunieron con los ministros de Industria y Derechos Humanos de la provincia y el intendente de Montecarlo Julio Cesar “Chun” Barreto para analizar la situación del sector maderero. Domingo Paiva, secretario adjunto de Soime, reveló que se plantearon “se solicite al gobierno nacional una serie de medidas urgentes para paliar la crítica situación del sector maderero. Concretamente para la rama del terciado lo que solicitamos es que la importación sea cero porque, según los resúmenes de mayo ingresaron 4.500 metros cúbicos de terciado. Esa es la producción total de dos empresas del norte de la provincia. Concretamente de Henter de Montecarlo y Coama de Eldorado hoy estarían trabajando en forma normal. La otra es que el gobierno nacional libere los pagos del Programa Repro. Eso es básicamente lo que solicitamos para mejorar la situación del sector maderero.

Concretamente, ¿cuántos son los trabajadores afectados en el sector del terciado del Alto Paraná?
Unos 1.000 trabajadores, lo que implica aproximadamente unas 5.000 personas porque la mayoría de los trabajadores tienen entre cuatro y cinco hijos. Estos trabajadores están trabajando menos de la jornada habitual. Hoy están trabajando unas 150 horas mensuales, lo que implica una reducción salarial de entre el 30 y 40 por ciento de su sueldo. Es decir que se llevan de bolsillo unos 6.000 pesos mensuales.

¿Temen que vuelva al sector la situación crítica de los ’90?
Ya regresamos. Estamos en los ’90. Del Gobierno Nacional sólo escuchamos promesas. No vemos reactivación alguna de la economía nacional. Es muy claro lo que está pasando en el país, sólo se está trabajando para las multinacionales que son las que están ganando mucho dinero. No hay medidas económicas buenas para que mejora la situación de las Pymes del interior del país.

¿Qué grado de compromiso obtuvieron de los ministros de Industria y de Derechos Humanos en favor del mejoramiento del sector?
Es el mismo compromiso que obtuvimos de los ministros del Agro y la Producción y de Trabajo de la provincia. Es decir que nos acompañan en nuestros reclamos. El problema es que los días pasan y no tenemos respuestas de parte del gobierno nacional. El trabajador maderero está viviendo por la línea de pobreza.

¿Tuvieron acercamiento con los empresarios a través de Amayadap?
Sí. Realizamos dos o tres reuniones. Hemos solicitado un aportes extraordinario de entre 2.000 y 3.000 pesos por empleado por empresa. Esperamos que tengan sensibilidad y que vean la forma de pagar este dinero extraordinario

Anuncios