cadena alimentaria

Un clima de tensión se vive aquí entre la Amayadap y el Soime. Mientras los empresarios anunciaron que no apoyarán la reapertura de las paritarias; el sindicato amenazó con medidas de fuerza. De todos modos, ambos coinciden que la situación del sector es crítica. Piden medidas correctivas de parte del gobierno nacional.

Por Alejandro Fabián Spivak

Eldorado (Miércoles 29 de junio). “La situación del sector maderero es crítica. No estamos en condiciones de otorgar aumento alguno a los trabajadores. Al contrario estamos sosteniendo el sector como sea. A duras penas podemos pagar los sueldos. Hay empresas que ya comenzaron a suspender y despedir personal”; le dijeron los empresarios nucleados en la Asociación Maderera Aserraderos y Afines del Alto Paraná (Amayadap) a los trabajadores nucleados en la Sindicato Obrero de la industria de la Madera de Eldorado (Soime).

El encuentro se desarrolló el lunes último en la sede del gremio empresarial. “Es imposible, sólo podemos cumplir con el 20 por ciento otorgado en enero último. Y, con esta premisa iremos al encuentro de las paritarias nacionales que tendrán lugar este jueves en Buenos Aires”.

Mientras el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación  Ricardo Negri afirmó a misionesplural que la situación del sector estaba solucionada; tanto los empresarios o como los sindicalista y el propio intendente de Montecarlo Julio Cesar “Chun” Barreto dijeron lo contrario.

El vicepresidente de Amayadap y presidente de la empresa Coama Sudamérica Román Queiroz fue contundente. “Nosotros despedimos 50 trabajadores de los 174 que cumplen funciones en la empresa. Estamos trabajando cinco días a la semana en dos turnos cuando hasta diciembre trabajamos seis días en tres turnos y nuestra producción es apenas unos 760 metros cúbicos de terciado por mes; cuando la producción hasta la apertura de la importación se ubicaba en unos 2.500 metros cúbicos  mensuales”.

“Necesitamos medidas correctivas de parte del gobierno nacional en forma urgente. La semana pasada estuvo en Buenos Aires y vine nuevamente con las manos vacías”.

Queiroz viaja este jueves a Buenos Aires para participar de la reunión con el gremio y la Federación de las paritarias nacionales. “Nosotros no podemos otorgar aumentos. Es decir que más de lo que se otorgó en enero que es del 20 por ciento y una suma fija de pesos 400 en agosto no podemos dar”.

De su parte el secretario adjunto del Soime Domingo Paiva dijo que “los empresarios deben hacer un esfuerzo.  El 20 por ciento y los 400 pesos que se otorgó en enero los tapó la inflación. Nosotros entendemos la situación pero siempre el hilo se corta por el más delgado”.

“Durante doce años los empresarios ganaron mucho dinero y no les dieron ni un centavo a los trabajadores y ahora piden que el ajuste también lo hagan los trabajadores, cuando muchos de ellos andan en camionetas cuatro por cuatro vero kilómetros”.

Paiva anticipó que de no tener una respuesta favorable “iniciaremos medidas de fuerza que incluyen movilizaciones, y cortes de ruta”.

“No desconocemos que la situación está difícil pero también los empresarios deben ser conscientes que el obrero  no puede vivir”.  El sindicalista criticó duramente al gobierno nacional. “Están desprotegiendo la industria nacional.  Estamos peor que en los `90 y que con el gobierno militar de la décadas del ’70 y `80”.

Paiva dijo que “el gobierno asegura que se paró la importación pero es mentira. Como ejemplo hay una importadora de Paraná, Entre Ríos a la que se le acaba otorgar permiso para importar 50 mil metros cúbicos de terciado, aglomerado y fenólìco”.

Reclamos del intendente

En tanto que el intendente de Montecarlo Julio Cesar “Chun” Barreto dijo que “la situación es muy crítica. Necesitamos medidas correctivas de parte del gobierno nacional. La implementación del Repo y la paralización de la importación es lo más urgente”.

Barreto dijo que “si no se toma una medida en forma urgente la situación será insostenible”.

Anuncios