Propone un lugar donde todas las partes puedan ser llamadas a la discusión con el objeto de implementar políticas a mediano y largo plazo para el sector. “Que participen todos porque hoy no tenemos un opinión unificada”, dice. La legislatura analiza otros dos proyectos que serían unificados con la propuesta de Hugo Escalada.

 

Posadas (Lunes 19 de septiembre). La legislatura misionera analiza tres proyectos para avanzar con un instituto provincial que aglutine la actividad forestal, la de la madera y un plan maestro forestal, a partir de las propuestas de los diputados Carlos Rovira (ver), del Frente Renovador, de Héctor “Cacho Bárbaro” (ver) del Partido Agrario y Social) y de Hugo Escalada (Vanguardia Radical).
La propuesta de Escalada busca, según explicó, disparar el debate para conformar un organismo que aglutine a la actividad forestal en su conjunto y darle mayor poder de negociación.”El mío no es un proyecto cerrado, sino que espero que se enriquezca con el porte de todos el sector que es quién, en definitiva, debe apuntalar esta iniciativa que parte del poder político”, dijo el legislador.
El Instituto Provincial Forestal propuesto por Escalada se define como un ente de derecho público no estatal para toda Misiones con el objeto de promover, fomentar y fortalecer el desarrollo de la producción, elaboración, industrialización, comercialización y consumo de productos forestales derivados de la utilización racional de la madera, procurando la sustentabilidad de los diferentes sectores involucrados e incluye, en su directorio que funcionará ad honorem, a representantes del Poder Ejecutivo Provincial y de la industria, a productores primarios, cooperativistas forestales y a obreros del sector maderero.
Escalada le asigna al Instituto la potestad de fiscalizar la calidad de los productos forestales y de su producción en general, orientar la política maderera provincial de manera tal que beneficie a todos los sectores involucrados en la actividad y evitar posiciones dominantes de mercado, como monopolios u oligopolios que actúen en detrimento de productores y elaboradores. La intención es que este instituto ordene y fije la política forestal de Misiones, explicó el legislador en varias de sus exposiciones.
Este organismo tendría que asesorar al Ministerio del Agro y la Producción en todo lo relacionado con la producción, acopio, elaboración y comercialización de la madera, consultando los legítimos intereses de las partes; colaborar con los poderes públicos en el estudio y análisis de la mejor política a instrumentarse para el desarrollo de la actividad maderera; emitir opinión analítica y fundada, sobre los problemas que el Ministerio del ramo someta a su consideración, referidos a la temática maderera; evaluar toda información relacionada con la opinión del sector privado relativa a los problemas que afecten a la producción, acopio, elaboración y comercialización de la madera, aconsejando las soluciones que considera pertinentes y proponer el dictado de normas conducentes al ordenamiento de la producción, acopio, elaboración y comercialización de la madera.
También, tendría la facultad de asesorar a las entidades bancarias oficiales en la instrumentación de los planes de créditos para la producción, elaboración y comercialización de la madera; al Poder Ejecutivo y a los organismos intervinientes, en el trámite, discusión y cumplimiento de los convenios internacionales y contratos de compra-venta de madera tipificada; al Ministerio del Agro y la Producción respecto a la calidad y sanidad de la materia prima y de los productos.
Además, el instituto fijaría la fecha de iniciación y finalización de la producción de cada campaña y se ocuparía de la promoción, la capacitación y la apertura de nuevos mercados, entre otros puntos, como el registro de los que integran la actividad, además de fijar las multas a las infracciones que se estipulen en la Ley.

Sopesar a mercados neoliberales
Hugo Escalada expone en los fundamentos del proyecto que los grandes beneficiarios de toda la promoción forestal provincial y nacional “siempre fueron las grandes empresas, más aún aquellas dedicadas a la producción de pasta celulósica, con posiciones dominantes de mercado cómo el caso del monopolio Alto Paraná SA”.
“Según nuestra visión, leyes como la 21695, la 25080 y otras, vinculan al sector forestal con el negocio pastero y químico y al subsidiar las plantaciones, en el costo de estas aparecen los controles de maleza y hormigas por un lado y por otro establecen densidades de plantaciones antes de 2500 plantas por hectáreas -hoy mucho menos pero de igual modo obliga a los dueños de bosques a realizar por lo menos tres raleos para modelarlo-. Esta madera de bajo volumen (raleos) necesitan ser retiradas por peligros sanitarios y de incendios: ante esta situación aparece la empresa salvadora ofreciendo precios ridículos por ese volumen pulpable”.
Esta situación añosa lleva a los productores a regalar su madera a las celulósicas y donde el esfuerzo de todos los argentinos a través del Estado, con una ley de subsidio a los cultivos forestales, “termina en manos de monopolios celulósicos y las empresas agroquímicas como Monsanto”, describe el legislador y propone la modificación de la Ley 25080 (de Promoción forestal), que deberá contar con recursos para la búsqueda de tecnología, para el logro de la sustentabilidad del productor, como la producción de energía a través de biomasa y la disponibilidad de aserraderos con maquinarias de corte que permitan un uso total del árbol, que redundaría en mayores beneficios económicos e independencia de las empresas celulósicas, dice.
De todas maneras el diputado Escalada admite que otras instituciones -de la yerba mate (Inym) o el té (Coproté)-, no resultan beneficiosas para el productor, “que es el único perdedor” en un contexto especial, donde gobierna la Nación “la derecha-empresarial como en los años 90, con el triunfo del más fuerte con el deterioro social y destrucción de las economías regionales, que posibilita la discusión de precios en un ambiente liberal, con la ausencia del Estado y el precio impuesto por el sector empresarial, proponemos la búsqueda de soluciones de mercado con tecnologías apropiadas para conseguir la diversificación del mismo, allí donde el productor encontrará la respuesta y el mayor beneficio económico al total de su producción, evitando reuniones inútiles en institutos o comisiones que seguramente no se harán eco a sus reclamos de mejores precios”, asegura.
En ese sentido cree necesario que el sector forestal cuente con una institución para debatir y planificar avances para el sector, “que se traduzcan en nuevos mercados, desarrollo de tecnologías, aumento del consumo de madera interno, elaboradores de propuestas para el Estado como el sector empresarial, vínculos con asociaciones internacionales, conformación de cooperativas, una institución con un ideario profesional-productor, que vea al sector desde una órbita global, maximizando los recursos y los productos del mismo. Deberá hacerse un estudio pormenorizado del sector para cuantificar que volumen de madera hay en existencia y cuanto se consume anualmente de acuerdo a la industria instalada y a proyecciones a futuro de ventas en mercados internos y externos”.
Considera que no sirve seguir plantando a perpetuidad sin un horizonte claro y que la discusión de precios “no debería ser la principal causa de intervención del Estado o la conformación de un Instituto” sino discutir o analizar mercados a futuro, tecnologías, soluciones a los variados problemas del sector “para lograr un avance más racional y significativo para toda la cadena”.
Tipificar la madera, incorporar tecnología, ingresar a mercados internacionales y potenciar el consumo de madera en Argentina además de lograr voz y voto en las directrices de los gobiernos y que el sector, también, pueda estar presente en lo social y ambiental, “son cuestiones a definir”, dice el diputado Hugo Escalada en su propuesta.

Proyectos en análisis
La comisión de Desarrollo Forestal, Agropecuario y de Cooperativas de la Legislatura misionera analiza los tres proyectos para el sector (de Rovira, Bárbaro y el de Escalada), con la intención de unificarlos. En ese sentido, está abierta la convocatoria a distintos actores a quienes requieren opiniones.

Anuncios