Fuertes posiciones en contra del gobierno de Macri  y por la unidad en la acción de las clases populares para la construcción de una alternativa que termine con el péndulo argentino, dominaron hoy un debate político-académico realizado en la Universidad de Misiones. Participaron dirigentes locales, de la Corriente Federal de los Trabajadores, del partido Miles x las 3 T y curas de la opción por los pobres. Cruzaron también a la burocracia sindical y los dialoguistas en el Congreso.

Posadas (Sábado, 22 de octubre) Fuertes críticas al gobierno de Macri y fundamentalmente en contra del modelo neoliberal, se pronunciaron hoy en un debate político-académico celebrado en la Facultad de Humanidades, organizado por el claustro estudiantil dentro de los programas institucionales de Extensión.  Las críticas, centradas en el objetivo de “no darle tiempo a Macri para que arrase con los derechos de los trabajadores” fueron formuladas también a la burocracia sindical y a la actitud dialoguista de legisladores como Pichetto y Bossio.

Participaron dirigentes sindicales misioneros, de la Corriente Federal de Trabajadores, un cura del movimiento de la opción por los pobres y dirigentes de Miles por Techo, Tierra y Trabajo –MPR Quebracho.  En el panel estuvieron los dirigentes de la Corriente, Adolfo Barjas secretario general de los portuarios; Ernesto Ojeda, de los Trabajadores Rurales de Salta y Héctor Amichetti de la Federación Gráfica Bonaerense. Además, el sacerdote Paco Olivera, militante de Opción por los Pobres y los referentes políticos Fernando Vaca Narvaja, de la Mesa Nacional del partido Miles por Tierra Techo y Trabajo; y Fernando Esteche, secretario de Acción Política Miles por Tierra Techo y Trabajo MPR – Quebracho. Asimismo participaron los dirigentes misioneros Oscar Mathot; Aníbal Velázquez; Ana Cubilla; Roque Pereira y Fernando Lafere.

La Corriente Federal

“En la Corriente Federal hay varios Ongaro”, sostuvo Vaca Narvaja haciendo referencia al recordado dirigente que encabezó la CGT de los Argentinos, que nucleó entre 1968 y 1973 a dirigentes y movimientos sindicales que se oponían a las actitudes acuerdistas de la llamada burocracia sindical. Desde la política rescató así, al igual Esteche, a la Corriente Federal de Trabajadores, para afirmar que son la continuidad del núcleo del MTA, que en los 90 enfrentó activamente al neoliberalismo.

La Corriente Federal nació este año con un llamado a trabajar conjuntamente por un proyecto de país, con una mirada desde el movimiento obrero. Se afirma así que esta “necesidad de construir una alternativa popular se profundiza  aún más  en estos tiempos de donde la oligarquía local y el capital transnacional se han apoderado del Estado”.

Los oradores en Humanidades reivindicaron el programa de la Corriente, que rescata los 26 puntos de la CGT de Ubaldini a los que encuentra un hilo conductor con el plan de lucha de la CGTA, con lo que retoma la tradición más combativa de la historia del movimiento obrero argentino.

En su encuentro fundacional, la Corriente emitió un documento que titula “La Corriente Federal de Trabajadores, por una vida digna con trabajo argentino, un movimiento sindical unido y con propuestas”. Se da a conocer así un programa de acción, que como remarcó hoy Vaca Narvaja, llama a la unidad en base a la acción, pero además propone un plan integral para la Argentina.

http://www.radiografica.org.ar/wp-content/uploads/DOC-20160812-WA0001.pdf

Un bono de mierda

Los oradores coincidieron en sostener que el gobierno de Macri expresa claramente una nueva fase del neoliberalismo en la Argentina. Vaca Narvaja marcó en ese sentido cuatro etapas anteriores, la que se inició con el golpe de 1955 para sumar a la Argentina al FMI, la del golpe de Onganía, la de la dictadura de Videla y Martínez de Hoz, y la de Menem- Cavallo-de la Rúa. Se refirió así al péndulo de diez años entre gobiernos conservadores y populares. Citando varias veces al vice de Evo, García Lerena, el dirigente de Miles sostiene que la resistencia al avanza neoliberal, si bien debe atender de inmediato los embates contra los derechos de los trabajadores, al mismo tiempo debe buscar la unidad de las clases populares pero en función de una acción que a la vez esté referenciada en un plan como los 26 puntos. Enfatiza en aprender de la experiencia para bregar como primer punto movilizante la convocatoria a una constituyente para redactar una nueva Constitución. Entiende que no alcanza con modificar la existente ya que en su parte dogmática establece poderes fácticos como el Judicial por donde se filtra la conspiración de las derechas.

Es decir que los ejes de las intervenciones no se quedaron en las críticas a las políticas que está llevando adelante Macri, sino el objetivo planteado, que es mucho más profundo que el simple reclamo gremial y no sólo por la presentación de un programa integral, sino que la Corriente Federal de los Trabajadores se piensa así misma como el espacio desde el cual construir una nueva hegemonía política con una mirada nacional y popular.

En las críticas a la coyuntura, el más enfático fue el dirigente portuario Barjas, que no sólo criticó a Macri sino a los directivos de la CGT. Dijo que están negociando “un bono de mierda”. Destacó que el salario se redujo más del 13% y que mil o dos mil pesos no hace al centro de la lucha.

La apertura en Humanidades

Los participantes elogiaron en forma destacada la apertura de la Facultad de Humanidades a los debates populares, tal como indicó la decana, Gisela Spasiuk, al dejar abierta las jornadas. Los estudiantes revelaron que fue la respuesta institucional a reclamos del claustro. Las Jornadas que se denominaron “El rol del Movimiento Obrero ante la revancha neoliberal”, fue en el marco del Proyecto “Articulación y formación a las organizaciones sindicales y comunitarias de trabajadores agrarios”, que se encuentra dentro del Programa de Fortalecimiento de las Actividades de Extensión (PROFAE).

Anuncios