El diputado Franco introdujo la mirada federal en el debate que se da en el Congreso por Ganancias. Cambió así la lógica de la discusión entre Macri y Massa ganada por las preocupaciones de los porteños. Afirma que en el mejor de los casos Misiones perderá 40 millones de pesos mensuales y en el peor 150 millones. Por eso reclama coparticipar en un 3% las deudas que tome el Estado nacional

Buenos Aires (Jueves, 1º de diciembre) El impuesto a las ganancias que se cobra a los salarios tiene embretado al gobierno nacional. Preso de su propia promesa de eliminarlo, esgrimida como uno de los ejes en la campaña electoral para ganar el respaldo y la complicidad de los gordos del sindicalismo, se enfrenta ahora con su significación en el presupuesto.  Una lección para entender la liviandad con que se manejan las oposiciones en la Argentina y las diferencias entre el facilismo de denunciar y la responsabilidad de gestionar.  Mauricio Macri se encuentra así en la disyuntiva de cumplir con la palabra empeñada y aumentar el déficit fiscal, que ya se encuentra por encima del peor año del kirchnerismo,  o sincerar su actitud demagógica para sostener los recursos.
Sergio Massa y el duhaldismo residual que se expresa en el Frente Renovador aprovechan este dilema sin salida de la Alianza PRO para potenciar las contradicciones.  Hoy en la Argentina, el tema ganancias no es central para los trabajadores que están en el margen entre la desocupación, la informalidad y los ingresos básicos.  Sin embargo, el neo-duhaldismo  logró instalarlo en el debate.  Sabe que Macri y Cambiemos pierden salga como salga.  Por lo pronto logró que el Ejecutivo elabore su propio proyecto de modificación del impuesto.
Es el contexto que explica el tratamiento de varios proyectos que tienen en estudio las comisiones de la Cámara de Diputados de la Nación. Porque atrás de Massa se largaron con sus propias propuestas, esa ilusión pasajera del bloque de Bossio, y el FPV con un proyecto de lo más moderado porque sabe lo que es gobernar.

Los proyectos comparados

¿Qué se discute? Con el riesgo de las simplificaciones se pueden comparar los proyectos, tal como se ilustra en el documento adjunto. ganancias-pdf
Mínimo no imponible:
El Gobierno: establece que aumentará un 15%. Tributarán Ganancias los solteros sin hijos que ganen desde 21.712 pesos netos por mes, cuando antes la suma era de 18.880. Para los casados con dos hijos: pasará de 25.000 a 25.231 pesos netos mensuales.
Frente Renovador: propone elevarlo a 48.000 pesos de sueldo bruto para los trabajadores casados con dos hijos; a 34.000 para los solteros; y a  60.000 pesos para los jubilados.

Deducciones
Gobierno: no se podrá deducir a los cónyuges ni tampoco a padres y abuelos. Los hijos, a su vez, podrán deducirse hasta los 18 años y no hasta los 24 como ocurre ahora.
Frente renovador: habilita deducciones como el pago de alquiler del hogar o de los intereses de un crédito hipotecario, que hoy tienen un tope anual de 20.000 pesos. También agrega una deducción adicional por hijo discapacitado y un incremento por zona desfavorable para aquellos trabajadores que vivan en el sur de la Argentina.

Escalas y alícuotas
En cuanto a las escalas, la imposición mínima pasará a ser del 5% contra el 9% actual. De todos modos, aquellos trabajadores que sean  alcanzados por primera vez por el Impuesto a las Ganancias pagarán durante el 2017 un 2% y ya a partir de 2018 un 5%.
En el caso de las alícuotas, partirán del 2% y mantendrán un máximo del 35% para los sueldos más altos, y no del 45% como se había especulado en un principio. Los valores se modificarán para 2018 e 2019.
De acuerdo con las escalas para el año que viene, aquellos que tengan una ganancia neta imponible acumulada de hasta 61.000 pesos pagarán 5%. Desde los 61.000 pesos y hasta los 91.000 pesos pagarán una alícuota de 3.050 pesos, más el 10% del excedente de Ganancias sobre los 61.000 pesos.
Con el proyecto del Frente Renovador, las actualizaciones de las escalas se darían de forma automática por ley.

Costo fiscal
Gobierno: el costo fiscal ya está contemplado en el Presupuesto 2017 y llega a los  27.500 millones de pesos.
Frente Renovador: la iniciativa alcanza los 48.500 millones y busca compensar el alivio fiscal a los trabajadores con una mayor carga impositiva sobre el juego, la minería y la renta financiera. Para ello propone gravar con un 15% a los que operaron en dólar futuro en 2015, con lo que se recaudaría unos 11.000 millones y de pesos y otros 5.000 millones por nuevos tributos a la actividad minera.
También sugiere nuevos impuestos para quienes manejan el juego en la Argentina y para los empresarios que ahora no pagan Ganancias cuando las compañías de las que son dueños reparten  dividendos. Asimismo, se impondría un impuesto a los plazos fijos bancarios y cuentas con Lebacs de más de 1 millón de pesos.

Cambiar la lógica de la discusión

El oficialismo hizo llegar ayer algunas modificaciones a su proyecto inicial. Con la intención de sumar apoyos opositores, entre otras modificaciones, subirá el mínimo no imponible que propuso el Poder Ejecutivo, permitirá deducir una parte de los alquileres y reincorporará al cónyuge a las cargas de familia que se pueden declarar. Y además, para compensar el costo fiscal de esas medidas, establecerá un gravamen a las máquinas tragamonedas.
El misionero del ucerreísmo, Luis Pastori se encuentra junto a Luciano Laspina del PRO, entre los legisladores que hoy llevaron las correcciones a la comisión de Presupuesto. Pero lo que se discute pasa lejos de las necesidades de las provincias.  Así lo entiende Jorge Franco que preside el bloque de diputados del Frente de la Concordia de Misiones.  Introdujo la mirada federal en el debate que cambia la lógica con la que se viene argumentando. Pone sobre la mesa la significación de Ganancias para las arcas provinciales. Por más alternativas que se barajen para compensar la caída de la recaudación, será inevitable la reducción de recursos coparticipables. En declaraciones a este sitio estimó que en el mejor de los casos Misiones perderá 40 millones de pesos por mes de ingresos y en el peor de los casos hasta 150 millones de pesos. Por eso sostiene que el debate por Ganancias que en realidad es un impuesto que en otros países se denomina a los ingresos, es una preocupación más que nada porteña. La mayoría de los asalariados en Misiones ya quedan fuera del gravamen porque el salario medio no llega a 15 mil pesos. ¿Entonces? Con el debate que introdujo Massa en el Congreso y la promesa de Macri en la campaña, Misiones pierde recursos.
Lejos de conformarse con desnudar las consecuencias del cruce político entre Massa y Macri, el misionero Franco propone que el 3% de los créditos que tome el Estado nacional,  para financiar su déficit, sean coparticipados. Es la manera de no convertirse en el pato de la boda cuando el gobierno nacional baja impuestos y para compensar la caída de ingresos toma deuda externa.

 

Anuncios