Productores yerbateros se encuentran manifestando en Plaza de Mayo en reclamo de precios justos. Distribuyeron 30 mil paquetes con la leyenda explicativa de cómo se distribuye la renta en la cadena del sector. En tanto, el ministro Peña avaló ante nuestros periodistas la decisión política del gobierno nacional anunciada por el Presidente de abordar las crisis de las economías regionales dando prioridad a las insuficiencias estructurales como falta de caminos, trenes, rutas, puertos y aeropuertos.

Buenos Aires (Jueves, 2 de marzo) Alejandro Spivak, enviado especial. Mientras productores yerbateros visibilizaban la profunda crisis del sector en el centro geográfico del poder y en la simbólica Plaza de Mayo, el gobierno nacional no daba muestras de incluir el tema en la agenda. El reparto de 30 mil paquetes entre la gente y el llamado yerbatazo produjo el efecto buscado al lograr la cobertura de diarios y canales de tv. Pero esta meta, si se quiere marketinera, como fue el reparto de verduras, de frutas y de leche, no lograba hasta esta tarde, efectos políticos.
Este sitio tuvo la distinción ayer de participar en la conferencia de prensa improvisada que dio el jefe de Gabinete, Marcos Peña, en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso nacional, minutos después del mensaje del Presidente a la Asamblea Legislativa. Y fue contundente cuando le preguntamos si habría medidas concretas por la situación de los yerbateros misioneros que ayer ya estaban en Buenos Aires en función del “yerbatazo”. Peña englobó la cuestión yerbatera en la situación de todas las economías regionales. Y es cierto que en las cadenas de producción de leche, fruta, vino y otras como la yerba, están padeciendo tensiones al interior de los subsectores por la distribución de la renta de cada producto. En tal sentido dijo que “hay situaciones en las economías regionales dispares. Hay algunas economías regionales que han podido aumentar su producción, su competitividad y en otras estamos trabajando con cada una de ellas para ayudarlos”.
Para reafirmar el abordaje que hace el gobierno nacional de las crisis regionales, Peña hizo referencia al discurso de Mauricio Macri. Subrayó, para que no queden dudas de la forma en que se encaran las soluciones, que el Presidente, destacó que para una solución de fondo de las economías regionales se están haciendo planes de infraestructura, que catalogó, como  “los más ambiciosos de la historia para bajar los costos logísticos para la exportación y comercialización de esos productos”. En la breve referencia a la economía productiva y los productores tradicionales de las provincias, Macri se mostró convencido de que “vamos por el camino correcto, logrando sentar las bases para que el país crezca. Este cambio que empezamos juntos lo tenemos que seguir llevando adelante para que Argentina se ponga de pie. Tenemos que lograr que el desarrollo llegue a todo el país. Con el Plan Belgrano empezamos a saldar una deuda histórica con las provincias del norte. Y en febrero lanzamos el Proyecto Patagonia con todos los gobernadores de la región” Y dentro de ese contexto enfatizó: “las economías regionales necesitan infraestructura para crecer”, y enumeró seguidamente los planes de transportes, ferrocarriles, rutas, puertos y aeropuertos.
Peña rubricó esas palabras al observar que no le encontró fallas al discurso del Presidente. “Fue un discurso sincero en el cual planteó donde estábamos en 2015 y cómo estamos hoy. En un país en pleno crecimiento”.

Mientras tanto en Plaza de Mayo

Lejos de amedrentarse por la indiferencia oficial, productores yerbateros concretaron hoy el anunciado “yerbatazo” que fuera anticipado en exclusiva por este sitio. Entregaron 30 mil paquetes de yerba mate a los ciudadanos con inscripciones explicando cómo se reparte la ganancia en la cadena yerbatera. Reclaman el pago de 5,10 pesos para la hoja verde. Afirman que hoy se está pagando “en negro” 3 pesos por kilogramo de hoja verde. Desde hoy y, por tiempo indeterminado pequeños y medianos productores se quedarán instalados frente a la Catedral metropolitana y en diagonal a la Casa de Gobierno haciendo oír sus reclamos por precios justos. “Queremos que el presidente Mauricio Macri nos reciba. Nosotros planteamos que se nos pague el precio estipulado por el Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym)  estipulado en 5,10 pesos por kilogramo de hoja verde. Hoy estamos percibiendo 3 pesos y, encima nos pagan en negro y con cheques posdatados hasta 300 días”; dijo Julio Petersson de la Asociación de Productores de Misiones.
Los productores llegaron a Capital Federal con un camión con 30 mil paquetes de yerba mate de 205 centímetros cúbicos que son entregados a los ciudadanos. Cada paquete contiene la leyenda de cómo se distribuye los porcentajes de la cadena yerbatera. El 24,05 por ciento se destina a impuestos; el 23,03 por ciento a los molineros; el 20 por ciento a los comerciantes; el 18 por ciento a los secaderos y el 13 por ciento a los productores. Este último porcentaje se divide en materia prima; transferencia de materia prima; cosecheros (tareferos); cuadrilleros; insumos de cosecha; cargas sociales; costo de administración; limpieza de yerbal; fertilizantes y herbicidas.

yerbateros
Los productores afirman que los grandes molineros se quieren quedar con las chacras de los pequeños y medianos productores. Denuncian que “en los últimos años unos 4.000 pequeños y medianos productores tuvieron que mal vender sus chacras a los grandes industriales yerbateros por el ahogamiento financiero”. Adelantaron asimismo que decidieron no levantar la cosecha hasta tanto se les garantice el pago del precio estipulado por el Inym.

Anuncios