Passalacqua y Rovira dejaron hoy inaugurada la Escuela de Robótica, que es la primera de su característica en el país. A cinco meses de la firma de un convenio de la Cámara de Representantes con Hewlett Packard, el proyecto es realidad. Detrás hay un trabajo silencioso y sin estridencias que habla por los hechos.

Posadas (Miércoles, 8 de enero) El Estado misionero dejó hoy inaugurada la Escuela de Robótica,  la primera de estas características en el país, en un día que “sin estridencias va a quedar en la historia educativa de la provincia”, según consideró  Carlos Rovira al participar del acto en el edificio donde antes funcionaba la vieja Escuela 220, ubicado en la avenida Roca de esta ciudad. Constituye la concreción de un proyecto del presidente de la Cámara de Representantes que cobró cuerpo en septiembre del año pasado cuando institucionalmente firmó un convenio con la empresa Hewlett Packard. Desde hoy la Escuela se integra formalmente al sistema educativo de la provincia. Por eso Rovira destacó el apoyo del gobernador Hugo Passalacqua a la propuesta, “me  conmueve como misionero el apoyo del gobernador a esta iniciativa que es desde hoy pasa a estar inserta formalmente en el sistema educativo de la provincia”.
En abierto contraste con el clima enrarecido que se vive en el ámbito educativo por la negativa de las autoridades nacionales de convocar a las negociaciones paritarias como marca la ley vigente, la inauguración de la Robótica se sumó al inicio del ciclo lectivo que momentos antes se dejó inaugurado en la escuela Especial N°43 de Itaembé Miní de esta ciudad con la presencia de los presidentes de los tres Poderes del Estado y representantes de los sindicatos docentes mayoritarios de la provincia. Más que simbólico.
No es casual que Rovira, como conductor de la Renovación haya puesto especial interés en remarcar el trabajo que se hace silenciosamente lejos de las estridencias de los debates políticos inconducentes y de las agitaciones del marketing. “Vivimos en una sociedad de muchas palabras para mi gusto”, dijo para dejar de lado los discursos grandilocuentes y abrir espacio para las preguntas de los periodistas. Subrayó en ese sentido el valor del silencio para ponderar el estilo de gobierno de Passalacqua, que humildemente habla por los hechos.
Los dos pusieron de relieve la significación de una escuela de estas características tanto en lo social al permitir a todos el acceso al conocimiento y en lo pedagógico. Passalacqua y Rovira coincidieron en que las nuevas tecnologías aplicadas en el proceso de enseñanza constituyen un cambio de paradigma. No es nuevo que en sus consideraciones sostengan que se abre un tiempo en el que el docente deja de ser omnipresente y trasmisor de conocimientos a pasivos alumnos, sentados y de cara al profesor. Hasta la modificación arquitectónica del aula, que ahora es circular, determina el nuevo rol del docente, que abierto a los nuevos conocimientos aprende mientras enseña, refuerza el rol de conductor.
También se encargó Rovira de señalar que la escuela de robótica tiene que ver con una  estrategia de “nuestra visión, y metas educativas de la provincia ya iniciadas con la  creación de escuelas técnicas”. Afirmó que el  mundo adolece de profesionales del ámbito de las ciencias duras y si bien aclaró que todas las disciplinas son importantes, se estaba refiriendo al progreso material de la humanidad, que señaló  viene de la mano de ingenieros, arquitectos, técnicos, electromecánicos, mecánicos e informáticos, vinculados al desarrollo de la física y de la química. Para poner en el superficie el desarrollo estratégico para la educación diseñado desde la irrupción de la Renovación como espacio político misionero, recordó la sanción de la ley de Educación Técnica de la provincia, que, consideró “insigne para volver a recuperar el espacio de formación en ciencias duras”.
Resumió después cuatro áreas cognitivas de la escuela, referidas a las ciencias, a las tecnologías, a la ingeniería en general y a la matemática e hizo referencia a la potencialidad del crecimiento de los niños que a edad temprana pueden dedicarse a las habilidades que tienen y son detectadas.

Misiones en la vanguardia

La inauguración de la escuela, que fue reconocida como vanguardia por el sitio nacional educ.ar como se dijo es la primera  en el país. Su ideación hoy materializada, tuvo un hito importante cuando en septiembre del año pasado, en el salón de las Dos Constituciones del parlamento misionero, Rovira firmó el convenio con Juan Manuel Campos, gerente general de Hewlett Packard Argentina, por el cual Misiones puso la sede de la escuela y la multinacional los capacitadores y los equipos con una inversión estimada en más de un millón de pesos. Ya entonces se había puesto de relieve desde la empresa que la última tecnología que tiene HP, que ni siquiera está en proceso de comercialización en Latinoamérica, va a ser implementada en esta escuela de Misiones. Se ocuparon de proveer el equipamiento tecnológico y recursos especializados para la instalación de equipos de última generación, como lo son el “display” de realidad virtual, y el escáner e impresora en tres dimensiones.
Para la instalación de la escuela, el viejo edificio de la 220, que en los últimos años sirvió de sede para programas culturales, tuvo que ser readaptado.  Arquitectos e ingenieros, orientados por la propuesta pedagógica, materializaron distintos espacios diferenciados: el aula INN de robótica, donde se diseñarán los proyectos y se trabajará en equipos; el aula de montaje y diseño 3D —que incluye un espacio blando para los más pequeños y un espacio de muestreo y debate.

inauguracion ciclo escolar 2017

 

Anuncios