El rector de la UNaM, Javier Gortari y el intendente de Puerto Rico, Federico Neis, inauguraron el ciclo lectivo 2017 de las carreras universitarias que se dictan en esa localidad. El acto se consolida como muestra del trabajo mancomunado que lleva adelante la Universidad con los municipios misioneros, bajo la impronta de consolidar la Educación para la Provincia.

Por Alejandro Spivak.

Eldorado (Miércoles 24 de mayo). El rector de la Universidad Nacional de Misiones (UNaM), Javier Gortari, quiere consolidar las extensiones de las aulas de la Universidad en el territorio misionero porque entiende que es un derecho de acceso a la educación con igualdad de oportunidades, que será planteado –dijo- como un esquema prioritario en el desarrollo educativo.
El desafío para llevar adelante esa idea es el presupuesto ya que en otros aspectos, la UNaM está en condiciones de expandirse por la provincia, expresó Gortari.
El rector de la UNaM habló con Misiones Plural durante la inauguración del ciclo lectivo de las carreras que esta Universidad ofrece en la localidad de Puerto Rico -acompañado por el intendente Federico Neis-, como respuesta a la necesidad educativa de los jóvenes de la región. En ese sentido recordó que son unos 400 estudiantes los que participan de la extensión áulica en esa localidad del Paraná medio y que se mantendrá pese al recorte presupuestario que se propicia desde la Nación para todo el arco educativo.
En ese sentido, rescataron en la oportunidad el trabajo conjunto entre el municipio y la Universidad para mantener el dictado de clases, con la aspiración de llegar a contar con una sede permanente de la UNaM.

-Gortari, existe el pedido de muchos intendentes para que la UNaM tenga más sedes permanentes por Misiones, dejando atrás las aulas satélites. ¿Es factible concretar esta petición?
-Creo que sí. Lo importante es mostrar a la comunidad lo hecho de parte de la Universidad Nacional de Misiones. En este caso debemos salir a mostrar, por ejemplo, lo que venimos haciendo desde 2003 en Puerto Rico, donde la comunidad apoyó abiertamente la inserción de la universidad. Aquí llegamos con distintas propuestas educativas y contamos con el apoyo de la comunidad en forma inmediata tanto moral como financieramente, lo que nos permitió ofrecer distintas carreras universitarias en aulas satélites.

-Usted siempre remarca el rol que debe tener el Estado en la educación y la enseñanza gratuita. ¿Teme que en algún momento se pueda llegar a arancelar la universidad estatal como sucedió en la década del ´80?
-No. Eso está inclusive prohibido por ley.

-Pero una ley puede superar a otra ley, o ser derogada…
-Igualmente insisto que no. Creo que la comunidad universitaria argentina, desde la reforma del 18, trabajó mucho en una conciencia universitaria que no permitirá avanzar en esta dirección. Lo que si temo, y es la zozobra de todos los rectores universitarios, es a la difícil situación económica. Todos sabemos que si esta situación no mejora, no habrá trabajo, no habrá producción nacional y eso impacta en los presupuestos públicos y, por consiguiente, estos impactan en el presupuesto universitario. La preocupación me viene más por ese lado, por las dificultes que está teniendo el Gobierno nacional en encontrar un camino económico que le permita a la gente no quedarse sin empleo y pueda conseguir un trabajo digno; que haya producción y que eso genere la riqueza necesaria que permita, por ejemplo, financiar la educación.

-En un año finaliza su mandato como rector de la UNaM donde, por Estatuto, no puede ser reelecto. ¿Cuál es su objetivo para este último año al frente de la Universidad?
-Consolidar las extensiones áulicas como un mecanismo de hacer un derecho al acceso a la educación de todos los jóvenes con igualdad de oportunidades. Estoy convencido que la Universidad Nacional de Misiones lo pudo externalizar. Le hace bien a nuestra comunidad universitaria salir e intercambiar experiencias con la comunidad del interior y me parece que eso es fundamental. Ojalá podamos consolidarlo presupuestariamente. Ese es el gran desafío. Vamos a ver qué pasa en el presupuesto educativo universitario 2018. Esto lo vamos a plantear como un esquema prioritario en el desarrollo educativo.

-La Facultad de Ciencias Forestales de Eldorado volvió a certificar con la máxima excelencia en la Coneau…
-Sí. Y eso nos enorgullece. Debo decir que todas las careras de grado y de posgrado de ingeniería y vinculadas a la producción, farmacia, bioquímica, genética y enfermería son todas carreras que se acreditan nacionalmente y cada vez que han sido bien acreditadas dejó de manifiesto que la UNaM está a la altura de cualquier universidad nacional-

-Al dejar inaugurado el ciclo lectivo 2017 en Puerto Rico usted dijo que la Unam tuvo, desde su creación, unos 20 mil egresados. ¿Es una cantidad mínima?
-Es poco y es mucho a la vez. Es poco para una provincia como Misiones. Nosotros tenemos que pensar que solo la mitad de los que empiezan la escuela secundaria logran terminarla. Ahí tenemos un problema serio en la educación media. De unos 9.000 chicos que finalizan el secundario en Misiones, unos 6.000 ingresan a la Universidad, de los cuales mil egresan por año. Esto quiere decir que la universidad tiene un desgranamiento aproximado del 80 por ciento de su población estudiantil. Es un desafío enorme el tratar de aprovechar al máximo a aquellos chicos que pudieron terminar el secundario, que son un grupo selecto, ya que en Misiones nacen unos 25 mil chicos al año y apenas unos 6.000 ingresan a la universidad. De ellos, debemos lograr que egresen entre el 40 y 50 por ciento; ese es el gran desafío de la Universidad Nacional de Misiones en particular y el sistema universitario argentino en general. Esto tiene que ver con muchas cosas como por ejemplo el sistema económico de la familia, pero también con la actitud y la formación docente de nuestra comunidad universitaria. Es decir que la problemática educativa es transversal.

Anuncios