El referente del socialismo de Santa Fe, Antonio Bonfatti, adelantó hoy aquí, que el gobierno de Macri va a terminar muy mal a la vez que denuncia que gobierna para la Capital Federal y Buenos Aires destruyendo las economías regionales. Propone la unidad de las provincias para recuperar y defender recursos que manotea la Nación. Piensa que se debe construir una alternativa progresista para 2019 sin caer en la trampa de la polarización.

Posadas (27 de septiembre, Alejandro Fabián Spivak). “Este gobierno va a terminar muy mal. Estamos como en las décadas de los ´70 y ´90”, consideró hoy aquí el socialista Antonio Bonfatti. El ex gobernador de Santa Fe y actual presidente de la Cámara de Diputados estuvo en Posadas para respaldar la campaña del Frente Avancemos que integra el Partido Socialista de Misiones.

Como referente de la experiencia socialista que gobernó por primera vez una provincia en la Argentina, Bonfatti viene defendiendo, junto al gobierno de Miguel Lifschitz, los intereses de Santa Fe al punto de cruzarse ya varias veces en declaraciones con el presidente Mauricio Macri y los representantes de Cambiemos a los que imputa privilegiar los mandatos de Buenos Aires antes de los reclamos santafecinos.

En una entrevista exclusiva con este medio y una red de radios, Bonfatti inició el diálogo con esas consideraciones que parecen tremendistas antes de que se le formulara pregunta alguna. Sin correrse de la ética socialista democrática ni un solo centímetro, aborda los temas desde un posicionamiento federal. Avizoró que después de octubre se “profundizarán los ajustes. Al gobierno nacional sólo le interesa gobernar para Capital Federal y provincia de Buenos Aires. Está destruyendo las economías regionales”. Puso como ejemplo  “los casos de le lechería en Santa Fe, el algodón en el Chaco o la yerba en Misiones”; al tiempo que criticó la apertura indiscriminada de las importaciones. “Esto me hace acordar a la publicidad de la década del ´70 con el ex ministro de Economía Alfredo Martínez de Hoz cuando mostraban una silla nacional que se derrumbaba ante la importada. El gobierno militar destrozó la economía nacional y, este gobierno sigue el mismo camino”.

El legislador santafecino también comparó al gobierno nacional de Macri con la década de los ´90. “Macri es un hijo directo de Menem políticamente y, está haciendo lo mismo que hizo el riojano cuando ejerció la presidencia. Destruyendo la economía”.

El Fondo del Conurbano

Para Bonfatti es justo la resistencia de las provincias a ceder recursos de la coparticipación para beneficiar a Buenos Aires como lo pretende una presentación ante la Corte Suprema que hizo la provincia de Buenos Aires para recuperar índices del Fondo del conurbano bonaerense. “Las provincias no pueden permitir el avallamiento de Buenos Aires con el aval del gobierno nacional”, subrayó.

Al mismo tiempo dijo que “las provincias deben hacer respetar lo establecido en la reforma de la Constitución Nacional en 1994. Se debe discutir si o si un nuevo régimen de coparticipación nacional donde no se le saque nada a las provincias, sino que sea la Nación la que ceda los puntos de la coparticipación”.

Puso el ejemplo de Santa Fe que hizo el reclamo “pero hasta el momento no tuvimos respuesta de la Nación. Por eso creo que las provincias debemos unirnos en pos de nuestros justos reclamos, de nuestro dinero y de nuestras economías regionales”.

La gobernabilidad garantizada

Salió también al cruce de la campaña del miedo instalada por la Casa Rosada en la campaña electoral. “No se debe temer por la gobernabilidad del presidente Mauricio Macri –enfatizó- la gobernabilidad está garantizada de parte de todos los gobernadores. Macri terminará su mandato el 10 de diciembre de 2019 y se le debe ganar en las urnas”.

En otro orden respecto a la reforma fiscal el ex gobernador de Santa Fe dijo que “ni el gobierno nacional sabe por dónde pasará el pacto fiscal. Este gobierno improvisa sobre la marcha”. Bonfatti no formuló ningún elogio al gobierno de Macri. “Va de mal en peor”, dijo. Consultado por qué cree que la gente lo apoyó en las Paso, por ejemplo, consideró: “porque del lado de enfrente no había otra alternativa potable”.

Cristina nefasta

En la charla tampoco se guardó nada para analizar el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y la criticó duramente: “fue nefasta para el país. A mí me tocó gobernar la provincia de Santa Fe siendo ella presidenta y, como no apoyaba sus delirios no recibíamos nada. Sólo la coparticipación nacional. Cientos de veces le solicité audiencia y nunca me las concedió. Es más cuando venía a la ciudad de Rosario por el acto del 20 de junio sólo me daba la mano y no cruzábamos palabra alguna”. En ese sentido afirmó que “durante sus ocho años de gobierno nacional Santa Fe estuvo relegada. No así en el gobierno de Néstor Kirchner donde el diálogo con los opositores existió”. No tuvo reparos en sostener que “el gobierno de Cristina fue el más corrupto de la historia democrática del país y, espero que la Justicia actúe como debe ser y quienes robaron queden presos”.

Ni Macri ni Cristina, tampoco Massa.

Si en sus declaraciones tomó distancia de Macri y de Cristina, también lo hizo de Massa. Fue contundente: “no coincidimos en nada con el ex intendente de Tigre Sergio Massa a nivel nacional. No es nuestro aliado”. De todos modos, tuvo argumentos en favor de la alianza que hicieron aquí los socialistas que incluye a referentes de Massa aunque no estén alineados en una misma alianza.  Explicó que si los socialistas en provincia de Misiones están en Avancemos, es algo que responde a estrategias y tácticas electorales de cada distrito y a las autonomías que tienen los Congresos partidarios para definir sus respectivos posicionamientos. Observó en ese sentido que el socialismo no baja línea desde el Comité Central sino que son los distritos los que van aportando a la identidad partidaria. Deslizó que es la única manera de construir una alternativa para el 2019 que no caiga en la trampa de la grieta y la polarización.

En otro orden, Bonfatti no quiso adelantar sus aspiraciones políticas para el 2019; aunque no descartó intentar volver a la gobernación de Santa Fe. “Por ahora debemos pensar en el 22 de octubre. El 2019 falta mucho, pero no me desagrada pensar en la Gobernación; aunque yo estaré donde el Partido Socialista de Santa Fe vea que soy más útil para la provincia”.

Anuncios