La Ministra de Educación de Misiones, Ivonne Aquino, está satisfecha con los resultados pero apuesta a seguir mejorando para lograr educación de calidad. También dice que la formación docente debe ser continua. Y que la educación de nuestros jóvenes no depende solamente del docente sino que hay una comunidad de adultos para acompañar ese proceso.

 

Por Alejandro Spivak.

Eldorado (Martes 27 de marzo). Los resultados de las pruebas Aprender mostraron un mejoramiento en el rendimiento académico de los alumnos misioneros de los séptimos grados de la escuela primaria y quintos años de la escuela secundaria, al tiempo que se incrementó al 97 por ciento la participación en esas evaluaciones.
La ministra de Educación de Misiones, Ivonne Aquino, mostró su satisfacción por los resultados obtenidos pero admitió que aún es necesario seguir mejorando para seguir obteniendo educación de calidad.
Respecto al nuevo examen para los estudiantes secundarios “es un voto de confianza a ese joven para que demuestre que estudió. Además, evitamos el fracaso, porque la mayoría de estos chicos lamentablemente dejan la escuela secundaria”, expresó la titular de la cartera educativa en una entrevista con MisionesPlural.

-Las pruebas Aprenden dieron una mejora con respecto al año pasado en Misiones. ¿Cuál es su evaluación al respecto?
-Son tres devoluciones: la primera nacional, la segunda provincial y la tercera llega a las escuelas. La primera dio un mejoramiento con respecto a años anteriores en los indicadores de calidad tanto en primaria como en secundaria. En primaria, las áreas que se evaluaron fueron las de ciencias sociales y ciencias naturales y en secundaria, las de matemática y lengua. En todas ellas hubo mejoras en los dos niveles más altos de aprendizaje, es decir de satisfactorio y avanzando. También tenemos mejoras en cuanto a la participación de respuesta de los estudiantes, tanto de primaria como de secundaria. Somos la segunda provincia del país con mayor nivel de participación en las pruebas Aprender.

-De todas manera se habla de una mejoraría en lengua pero un pequeño retroceso en matemáticas. ¿Es así?
-Los resultados comparativamente se pueden dar con dos procesos de evaluación. Con el Operativo Nacional 2013 y con el Operativo Aprender 2016. En todos los casos hubo mejoras en los puntos porcentuales con respecto a dichos operativos. Por supuesto que hubo mejoras en algunas áreas más que otras, aunque debo reconocer que debemos reforzar el trabajo en el área de matemática.

-¿Dónde está el quiebre?
-Creo que se debe poner el foco en la revisión crítica de nuestras prácticas docentes. Debemos seguir en la formación no solo inicial sino continua de los docentes y, también, debemos seguir insistiendo en la mirada de comunidad educativa. Debemos asumir que la formación de nuestros jóvenes no depende solamente de un maestro o de un profesor. Somos toda la comunidad de adultos quienes acompañamos a los jóvenes en el proceso educativo.

-¿Se deben revisar los contenidos pedagógicos?
-No. Sobre esta cuestión ya se hizo un trabajo pormenorizado. La cuestión, para mí, pasa más que nada por la metodología. Se debe revisar cómo estamos aprovechando el tiempo escolar para que se implemente y sean aprovechables las estrategias de enseñanza con las metodologías de trabajo que tomen lo colaborativo, participativo y lo crítico como aspectos esenciales. La escuela debe dar el viraje hacia la educación del estudiante en el Siglo XXI que es distinta a la del Siglo XX.

-Es difícil preguntarle a la ministra de Educación si escuela estatal o escuela privada…
-En Misiones esa discusión está saldada hace décadas. En la provincia de Misiones hay un sistema educativo con un 90 por ciento estatal y la gestión privada está totalmente articulada porque el 99 por ciento de la educación obligatoria privada está subvencionada por el Estado.

-¿Cómo influye la condición social de un joven en su rendimiento académico?
-Mucho. Justamente uno de los reportes de esta primera devolución del Aprender toma la variable socioeconómica. Ese es un gran dato que el Estado nacional debe mirar y ayudar a las provincias en partidas presupuestarias fuertes como para que lo social tenga su contención a través de los ministerios correspondientes. Los resultados en las escuelas que atienden a niños y jóvenes con alta vulnerabilidad, el rendimiento es menor; eso nos da la pauta que el Estado debe estar presente.

-¿Cómo influyen las redes sociales en la educación de un joven?
-No tenemos estudios científicos concretos en nuestro entorno nacional y provincial. Hay si algunas hipótesis sobre la influencia de las redes sociales en el comportamiento educativo de las personas.

-En una entrevista con el rector de la UNaM, Javier Gortari planteó su preocupación por el abismo que existe entre la educación media y la universitaria. ¿Cuál es su opinión al respecto?
-Coincido. Primero se nota en la cantidad de estudiantes secundarios que eligen seguir cursando estudios universitarios. El impacto de alumnos universitarios es bajo en la provincia. Todos los eslabones que existen entre el nivel inicial con el primario; éste con el secundario y el nivel medio con el universitario se deben seguir fortaleciendo. Por eso hemos implementado una mesa de educación superior entre las universidades que trabajan en la provincia y el Ministerio de Educación para analizar la situación educativa en Misiones. Comparto la mirada del rector Gortari. De hecho, este año vamos a implementar talleres para los alumnos de cursos avanzados de la secundaria que tiene que ver con apoyo educativo en matemática, lengua y demás materias y también talleres entre docentes universitarios y de nivel medio.

-Nuevamente se flexibilizó en favor del alumno la posibilidad de que no repita el año. Concretamente los estudiantes del nivel medio que tiene tres o más materias que le quedaron en marzo, esta semana tendrán la posibilidad de rendir y si aprueban, pasan al año siguiente; es decir que no van a perder el año. ¿Por qué se les da tanta facilidad al estudiante de nivel medio?
-El objetivo es pensar en el alumno. Debemos pensar en la trayectoria escolar de cada estudiante. Fueron las instituciones educativas quienes acercaron la inquietud al Consejo de Educación y lo argumentaron. Nosotros compartimos esta posibilidad de un nuevo examen para aquellos que ya se estuvieron preparando. Es un voto de confianza a ese joven para que demuestre que estudió. Además, evitamos el fracaso, porque la mayoría de estos chicos lamentablemente dejan la escuela secundaria. Trabajamos fuertemente con las tutorías, los acompañamientos e incluso con la convocatoria a los padres para hacerlos partícipes de esta situación. No debemos dejar al joven sólo y si no entorpece el normal sistema de funcionamiento educativo, por qué no darles esa posibilidad.

-¿Está garantizado el inicio del Sipted?
-Sí. Se están organizando los núcleos. Hay que recordar que desde 2016, la Provincia volvió a absorber los fondos porque la Nación se retiró de la propuesta del Plan Joven con más y mejor trabajo. Se está regularizando el pago de los docentes de los distintos núcleos.

-¿La Nación está enviando los fondos que deben remitir para el sistema educativo?
-Hemos presentado a principio de año el plan anual. Aún está pendiente de aprobación. La Nación ya giró algunos fondos para algunas líneas de trabajo así que ya estamos en pleno proceso de implementación de todas las capacitaciones, entre otros ítems.

Anuncios