El Presidente Horacio Cartes presentó su renuncia para asumir como senador activo y no como senador vitalicio como lo indica la Constitución. Si se la aceptan la dimisión, Alicia Pucheta podría ser la primera mujer en ocupar el cargo de presidenta de la República del Paraguay.

Posadas (Lunes 28 de mayo). “Presento mi renuncia al cargo de Presidente de la República del Paraguay. Para continuar sirviendo al país desde el Senado de la Nación, cumpliendo con la voluntad popular depositada en las urnas. ¡Dios bendiga al Paraguay!”, escribió el presidente Horacio Cartes a través de twitter, después de presentar la renuncia a su cargo ante el presidente del congreso Nacional, Fernando Lugo.
Con esta renuncia, que todo indica que será aceptada, el todavía presidente Cartes espera burlar el Artículo 189 de la Constitución paraguaya que ordena que los expresidentes sean senadores vitalicio y en su lugar, asumir como senador nacional, cargo para el que fue electo en abril y que fue reconocido por la justicia Electoral de su país.
Con Cartes, el también expresidente Nicanor Duarte Frutos espera asumir como senador activo en lugar de ser senadores vitalicios, como indica la Carta Magna de ese país. La Constitución de Paraguay –redactada en 1992 después de la caída del dictador Alfredo Stroessner-, establece que los expresidentes serán senadores vitalicios, un cargo que si bien mantiene los fueros legislativos y les concede voz, no le otorga voto ni poder de quórum.
De todas maneras, el presidente Cartes quiere mantenerse en la política activa, aseguran en Paraguay, sobre todo para enfrentar los distintos procesos judiciales que vendrán después que deje la presidencia. Cartes tiene varias denuncias en su contra y contra varios colaboradores muy cercanos, relacionadas tanto con su actividad comercial privada, la venta de cigarrillos –denuncias por contrabando-, la propiedad de tierras de origen ilegítimo, abuso de poder, tráfico de influencias, lavado de dinero y el más reciente, la denuncia contra el amigo y socio de Cartes, Darío Messer, un empresario brasileño radicado en Paraguay que movió cerca de 1.600 millones de dólares, involucrando más de 3.000 cuentas offshores en 52 países. Messer está desaparecido y con pedido de captura internacional: este último caso es el que puso en duda la aceptación de la renuncia y la asunción como senador activo del Presidente, aunque todo hace suponer que Cartes logrará su cometido.
Como senador vitalicio, Cartes solo tendrá fueros. Como senador activo, estará vivo en la escena política nacional y con poder de negociación, respaldado por su poder económico.
Carter perdió la interna colorada y se debilitó desde entonces, aunque fue electo senador por el movimiento más poderoso de Paraguay. Los detractores del todavía Presidente lo acusan de querer perpetuarse en el poder para protegerse de las denuncias que él califica como infundadas.
Savo una sorpresa de último momento, todo indica que Cartes asumirá como senador activo por dos situaciones que se mantienen en el Paraguay de estos días: los detractores de Cartes dentro del movimiento colorado no quieren tenerlo entre sus enemigos, aseguran los analistas políticas y enfrente, los partidos de la oposición, quieren un debate por la reelección presidencial –prohibida por la Constitución- y que habilitaría, por ejemplo, al destituido expresidente Fernando Lugo que no oculta sus intenciones de volver a la Presidencia del país.
Mientras tanto, Paraguay tiene desde este lunes, un escenario muy particular: la primera persona a suceder a Cartes es una mujer y con ella el país tendría a la primera presidenta de su historia, Alicia Pucheta, quien ejerce la vicepresidencia y asumiría el cargo hasta el 15 de agosto, cuando asume el mandatario electo, Mario Abdo Benítez.

renun
Horacio Cartes anunció por Twitter su renuncia al cargo de Presidente.
Anuncios