El senador Closs advirtió hoy que en algún momento el pueblo va a decir basta. Mientras se ahoga el consumo de los hogares con tasas del 114% en las tarjetas de crédito, hay sectores que tienen rentabilidades extraordinarias como las empresas energéticas, los bancos y los exportadores. Al exponer en la sesión en el que Marcos Peña da el informe como Jefe de Gabinete al Senado, el representante de Misiones sugrió que se restablezcan las retenciones y las líneas de inversión productiva para las pymes.

Buenos Aires (Miércoles, 27 de junio) Maurice Closs advirtió hace unos instantes en el Senado que la economía se encamina a profunda recesión y sugirió a Marcos Peña que revisen desde el gobierno nacional las grandes rentabilidades del Campo, las mineras y el sector financiero. Asoció la caída del consumo en los hogares y las dificultades de las pymes con la regresiva distribución del ingreso. Al hablar en el marco de la sesión en la que el Jefe de Gabinete cumple con el mandato constitucional de dar un informe y responder inquietudes de los senadores, Closs llegó a sugerir que se restablezcan las retenciones al menos al 30%. Observó que el déficit fiscal está vinculado con las ganancias extraordinarias de los bancos, que superaron los 85 mil millones de pesos de rentabilidad el año pasado que, en el primer trimestre de este año se incrementaron más del 50%, a la caída de las retenciones que trasfirieron 65 mil millones de pesos del Estado al campo y 8 mil millones a las mineras, y a las ganancias también extraordinarias de las empresas energética, como la Central Puerto que en lo que va del primer trimestre de este año ganó 7.500 millones de pesos. Sugirió  restablecer la línea de inversión productiva para bajar las tasas de interés a las pymes que hoy están pagando 70% y mucho más en descuentos de cheques. Preguntó si el Gobierno está pensando algunas medidas  para sacar del ahoga financiero a las familias que hoy están pagando 112% de interés en las tarjetas de crédito.  Consideró que en algún momento el pueblo va a decir basta, porque esas grandes rentabilidades no salen de un repollo sino del bolsillo de la gente.

La respuesta de Peña fue ratificar el enfoque monterista de la inflación y de la política fiscal. De todos modos admitió que se vienen meses de baja en la actividad hasta que se estabilice la paridad cambiaria y se tomó tiempo para hacerle ver que la devaluación ayuda a las economías regionales.  Ampliaremos

 

 

Foto: publicada por Closs en su cuenta oficial de Twitter

Anuncios