El gobierno nacional inició esta semana la ronda de reuniones con las provincias para negociar el recorte presupuestario 2019. De acuerdo con la agenda de Dujovne y Frigerio el ministro Safrán sería recibido el jueves. En el primer semestre del año el gobierno nacional pagó 233 mil millones de pesos de intereses de la deuda y sólo la mitad en Educación y Salud

Posadas (Martes, 17 de julio) La directora del FMI llega esta semana a la Argentina para reunirse con el presidente de la República. Nadie puede suponer que Christine Lagarde se propone discurrir sobre teoría económica con Mauricio Macri. Eso fue tarea de los equipos técnicos.
El desembarque es todo un gesto político. La llegada del máximo representante del organismo internacional viene a tomar posesión del comando de las cuentas públicas. Es la lectura inevitable desde la mirada de nuestra historia reciente. ¿Alguien puede olvidar sino los aterrizajes de Anoop Sing en Ezeiza? Se recuerdan. Y no sólo por la resonancia de su nombre ni por su parecido a Peter Sellers, sino por la prepotencia, la soberbia y la encarnación de los poderes de un virrey con el que trataba a los ministros argentinos.
Llega Lagarde para materializar la nueva fase que transita el gobierno de la Alianza Cambiemos. Es explicable que su aterrizaje altere las relaciones políticas. Por lo pronto es recibida con un duro documento que deslegitima su actuación y los acuerdos que pueda rubricar el Poder Ejecutivo. El rechazo, como se informa en nota aparte, es la expresión de las centrales de trabajadores y del más amplio espectro representativo de los movimientos sociales que son, precisamente, los que canalizan la asistencia del Estado con los sectores más pobres. Incluye también el rechazo, la voz de sacerdotes católicos, protestantes y de la comunidad judía, además de artistas y el arco de representación política más intransigente de las oposiciones al gobierno nacional.
¿Cómo abordar el proceso desde Misiones?
Desde lo político, los gobernadores dispuestos a sostener institucionalmente espacios de diálogo y consensos, no la tienen fácil aunque no van se van a dejar ganar por el clima de época que confunde la caída de la confianza en Macri con debilidad. Aunque, como lo sostuvo explícitamente Hugo Passalacqua desde un espacio opositor o Gerardo Morales de la propia Alianza, la eliminación de gastos previstos para reducir el déficit nacional, no deberá ser a costa de las provincias.
De acuerdo con nuestras fuentes, la discusión con las provincias para definir el proyecto de Presupuesto 2019 será después y no antes de la conversación con Lagarde. Se estima que para el fin de esta semana, los ministros Nicolás Dujovne y Rogelio Frigerio se habrán reunido con equipos económicos de no menos de 15 gobernadores dialoguistas.
El debate se inició hace días pero aunque encontró en el núcleo duro del PRO, María Vidal y Horacio Rodríguez Larreta trabas impensadas ya que todas provincias impusieron como requisito fundamental para conversar que la CABA y la Provincia de buenos Aires se hagan cargo de sus servicios hoy subsidiados por la Nación.
Mañana, la dupla Dujovne – Frigerio recibirá nuevamente a los ministros de Economía de las cinco provincias que gobierna Cambiemos, ante el clima enrarecido se pretende que la Unión Cívica Radical se pronuncie a favor de las negociaciones y los recortes y acepte además la necesidad de ampliar la base de sustentación con los gobernadores y el peronismo.
El equipo de Adolfo Safrán será recibido el jueves. El Palacio de Hacienda pretende manotear a las provincias 150 mil millones de pesos prorrateados en función del índice coparticipación. Es decir que a Misiones le tocaría poner alrededor de 5 mil millones de pesos. Menos obras públicas, menos programas de salud y educación.
El objetivo explícito del FMI no es la economía real sino instalar mecanismos para garantizar a los inversores financieros la recuperación de sus dólares.
Con datos del Ministerio de Economía de la Nación, los cuadros siguientes ponen de manifiesto qué es lo que tiene que discutir la Provincia con la Casa Rosada.

gasto publico gasto deuda.jpg

En un informe de Plural en Canal 4, se pudo ver que en el primer semestre del año, el estado nacional pagó de intereses de la deuda 233.800 millones de pesos, mientras que en los servicios de Educación y Salud, juntos apenas un poco más de 140 mil millones y en la construcción de viviendas 21 mil millones.

Anuncios