La ministra Bullrich confirmó que llegará a Posadas el lunes 6 de agosto para entregar a la Provincia dos lanchas de alta tecnología para fortalecer la lucha contra el narcotráfico. La provisión se encuadra en el trabajo conjunto Nación – Provincia que la Casa Rosada distingue como política de Estado y pone en evidencia el espíritu democrático consolidado desde 1983.

Posadas (Miércoles, 25 de julio) El Ministerio de Seguridad de la Nación entregará a la Provincia dos lanchas de alta tecnología para fortalecer la lucha contra el narcotráfico en Misiones. Lo confirmó Patricia Bullrich que llegará a esta capital el lunes 6 de agosto.
Como lo viene destacando cada vez que viene a Misiones como integrante del gabinete de Mauricio Macri, la Ministra distingue el trabajo conjunto tanto con el gobernador Hugo Passalacqua como con el ministro de Gobierno, Marcelo Pérez, buscando afianzar a la lucha contra el narcotráfico como una política de Estado provincial. Reiteró declaraciones que hacen pública la valorización de ese trabajo en conjunto con el gobierno de Misiones, “trabajamos con el equipo del ministro de Gobierno, Marcelo Pérez y estamos permanentemente logrando que, en Misiones, a los narcotraficantes se les dificulte más la entrada. Más allá de que el territorio ayuda, el río ayuda, ahora vamos por una novedad muy importante que la vamos a presentar en los primeros días de agosto en Posadas, y que son dos lanchas de altísima tecnología que van a ayudarnos a trabajar en toda la zona del cruce con las personas que intentan ingresar la droga al país”, había anticipado a Canal 12 hace unos días.
Tanto en el gobierno nacional como en el provincial, se considera que el control en las fronteras es clave en la batalla contra el ingreso de drogas al país y prevenir la instalación de grupos o bunkers dedicados al narcotráfico.
El elogio al trabajo que se está haciendo en Misiones y otros gobiernos provinciales en articulación con el Ministerio de Seguridad cobran hoy una significación política que debe tomarse en cuenta y que aportan certezas cuando el decreto presidencial conocido ayer que cambia la definición de enemigo externo, que estaba ceñida a un Estado extranjero. De ahora en adelante estará concentrada en un ataque externo, no solamente de una Nación, sino de un grupo de narcotráfico o terrorista. En las propias palabras de Bullrich, formuladas en declaraciones a la prensa local la semana pasada: “estamos muy contentos de trabajar en conjunto con los gobiernos provinciales porque creemos que es la manera de trabajar en equipo. La verdad que el gobierno de Misiones nos ayuda mucho en la tarea y nos permite que trabajemos mucho en conjunto y lo resaltamos porque sinceramente lo sentimos así, el gobernador Passalacqua apoya siempre eso que es el gran tema de los misioneros y nosotros como gobierno nacional también”.
Evidentemente, el consenso democrático de 1983 no está en cuestión. Los militares no están para resolver conflictos internos, que son responsabilidad de la política. La entrega de las dos lanchas de alta tecnología a la Provincia no alienta otra interpretación. Se debe admitir que el significado de la seguridad cambió en estos últimos treinta años. Articular las Fuerzas de Seguridad y Defensa y las políticas nacionales con las provinciales, constituyen un aporte a los nuevos desafíos, sin que ello implique alterar el espíritu democrático consolidado no sólo por los gobiernos sino por la sociedad argentina.

Anuncios