Hoy se enfrentan dos modelos culturales más que económicos”, sostuvo el diputado Wellbach en el acto de conmemoración de Eva Perón. Identificado con la experiencia histórica del peronismo, el dirigente renovador arremetió contra las políticas de exclusión de las mayorías populares y fustigó con dureza la presencia en el país del FMI.

Posadas. (Viernes 27 de julio). Partiendo de la frase del Papa Francisco, “yo quiero pastores con olor a oveja”, Ricardo Wellbach tomó distancia, al cerrar el acto en el Club Racing de Posadas; del modelo de exclusión a nivel nacional y la política de sometimiento al Fondo Monetario Internacional, (FMI) representada en la oficina que alojará a una nutrida delegación de ese organismo en Capital Federal, desde la que se controlará la aplicación práctica del ajuste impuesto por el organismo multilateral tras el acuerdo con el gobierno de Mauricio Macri. Aunque evitó mencionar las medidas de corte neoliberal dispuestas por el gobierno nacional, y que hoy están en el centro del debate nacional, -y no desperdició adjetivos en una embestida frontal a las políticas de Cambiemos- el diputado desnudó el meollo de la disputa política en esta etapa y fue enfático en la condena a la exclusión de las mayorías populares. También enfatizó la condición de fuerza popular del Frente Renovador, al parafrasear la ya citada frase del Papa y señalar: “Y nosotros en Misiones queremos la política con olor a pueblo, no queremos lejanía, queremos cercanía, queremos sintonizar, queremos, abrazarnos, sentir el calor de los demás. Muchos que compartimos la experiencia de una construcción colectiva -algunos más temprano otros más tarde-, todos fuimos entendiendo que había que formar parte de un espacio de construcción colectiva con una sola motivación, y los que estamos dentro de la Renovación comprendemos que la motivación no es el espacio personal, sino que siempre tiene que ser el otro”. El nudo central de la reflexión que dejó Wellbach como cierre de un acto en el que se exaltó el sentimiento peronista, fueron sus definiciones sobre la naturaleza de la confrontación política en el escenario actual, en las que además de una clara identificación con la tradición de luchas populares del peronismo, resonó una orientación sin dudas relacionada con las concepciones que, dentro y fuera del país, tienden a asumir los movimientos vinculados a la Iglesia Católica en Latinoamérica, marcados por la figura del Papa Francisco.

Dos modelos de cultura

Recordando implícitamente a teóricos como el argentino-mexicano Enrique Dussel o el peruano Aníbal Quijano, también residente en México, que llaman a resistir la “colonialidad del poder” desarrollando un pensamiento político enraizado en las tradiciones y modos de vida latinoamericanos; Wellbach colocó en el centro de la lucha política a la confrontación de dos modelos culturales.
“Hoy hablamos de confrontación de modelos, y no es de modelos económicos. A mí no me gusta hablar de economía, me gusta hablar de la Cultura, ese es el modelo que confrontamos. Hay dos culturas acá en el país. El peronismo, la causa popular, hoy es vergonzante”, demarcó. “Esta es la colonización, nos hacen tener vergüenza de lo que somos y ese es el modelo cultural, si nosotros no nos adaptamos al modelo de vida que nos proponen, no podemos estar, tenemos que estar presos, escondidos o desaparecer. Por lo tanto no vamos a ser incluidos en los derechos, porque no estamos en regla con la cultura que hoy se impone. Esa es la madre de todo”, enfatizó Wellbach. El diputado nacional de la renovación tuvo también palabras de reconocimiento a las luchas de las mujeres y a la figura señera de Eva Perón. Tras destacar el legado del libro “La Razón de Mi vida” de Evita, señaló: “Queridas mujeres, ustedes tienen lo que nosotros no tenemos, ustedes no tienen vergüenza de nada, son madres, salen a la calle, luchan, y está demostrado en la historia que las mujeres no son débiles y son más fuertes que los hombres. Sino fíjense en todo lo que hizo Evita en tan poco tiempo de vida. Imagínense en lo que hubiera hecho si vivía más tiempo”.

Independencia económica

“Queremos ser solidarios, ser fraternos estar cerca del otro, compartir la vida con otros. Queremos reírnos fuerte, queremos escuchar también nuestra música, una de las cosas que nos hace felices. Una de las cosas que el peronismo en los movimientos populares reivindicó es la independencia económica, nosotros tenemos que ser independientes fundamentalmente en el encuentro de esta cultura, solo nos vamos a unir si compartimos este modo de vida”, reafirmó. “Hoy nos hablan de llevar el Ejército para cuidar la frontera. Hoy nos quieren mandar el Ejército acá, porque nosotros fuimos marginados toda la vida, y nos quieren controlar. Y mientras tanto están instalando una oficina del FMI en Buenos Aires. Esa es la falta de independencia que estamos teniendo, de eso nos tiene que cuidar el Ejército, el Ejército nos tiene que cuidar de la fuerza foránea, ya están instalados acá, no somos independientes. Nosotros no tenemos hipótesis de conflicto, los pobres, los humildes, los trabajadores, no nos peleamos con nadie, hemos soportado a lo largo de la historia el sometimiento, pero no vamos a soportar más esto que no quiten los valores”, remató el diputado nacional.

racing 2018-07-26 (2)

Anuncios