El dirigente yerbatero Julio Petterson dijo que a principio de año movían un tractor “con 400 pesos de combustible por día y hoy necesitamos 1200 o 1300 pesos, para la misma tarea”, Y respecto al trabajador, lamentó que “le hicieron trabajar un año entero con las paritarias del año anterior, y cuando el dieron el 15 por ciento de aumento, la mercadería subió el 60 por ciento y quedó desactualizado. Al trabajador le robaron y al productor le quitaron la posibilidad de tener una buena productividad”, sentenció.

Posadas (Lunes 10 de septiembre). Para el titular de la Asociación Civil de Productores Yerbateros del Norte de Misiones (Acpyn), Julio Petterson, el Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym) se adelantó al fijar el precio del producto y tendrían que haber esperado a tener un contexto económico adecuado para hablar del precio, porque fijar valores “en medio de este despelote es volver a perjudicar tanto al trabajador como al productor”, aseguró.
El jueves 6, el directorio del Inym consensuó por unanimidad los nuevos precios de la materia prima de la yerba mate para el período que va de octubre a marzo y que entrarán en vigencia una vez publicados en el Boletín Oficial del Gobierno nacional. En ese sentido, el kilo de hoja verde de yerba mate valdrá 8,40 pesos mientras que el kilo de yerba canchada será de 31,90 pesos, en ambos casos puesto en secadero.
“Decidir ahora el precio fue apresurado; había que esperar a que tengamos precisiones o haya equilibrio en la economía nacional para sacar un precio con mejor rentabilidad para el sector. No se pueden fijar valores en medio de este despelote porque es volver a perjudicar tanto al trabajador como al productor”, insistió Petterson.
Y graficó con costos contundentes: “Sólo hay que tener en cuenta cuánto subió el combustible y cuánto seguirá subiendo. Para dar un ejemplo, a principio de año movíamos un tractor con aproximadamente 400 pesos por día y hoy necesitamos 1200 o 1300 pesos por día, para el mismo trabajo. Y eso influye en el precio de producción”, sostuvo.
Y agregó otros datos con relación a los valores de producción: “en cuanto a los fertilizantes, por dar otro ejemplo, a principio de año pagábamos entre 750 y 850 pesos por bolsa de abono de 50 kilos; hoy estamos pagando arriba de dos mil pesos cada bolsa y necesitamos, por hectárea, cuatro bolsas. O en el caso del Rundup, de 20 litros, para mantener limpios los yerbales, pagábamos cerca de 1900 pesos y hoy está arriba de 4800 pesos”, graficó.
Petterson también rechazó los dichos del Ministro de la Producción de Corrientes, Jorge Vara: “Es una vergüenza decir que 8,40 pesos es un buen precio, como dijo el ministro de la Producción de Corrientes. ¿Para quién es un buen precio? Para los que ellos defienden. Pero al trabajador le hicieron trabajar un año entero con las paritarias del año anterior, y cuando el dieron el 15 por ciento de aumento, la mercadería subió el 60 por ciento y quedó desactualizado. Al trabajador le robaron, le quitaron la posibilidad de ahorro. Y al productor le quitaron la posibilidad de tener una buena productividad. No era el momento de fijar esos precios”, concluyó.

Anuncios