Remitieron una nota a Diputados de la Nación. Alegan representar al sector productivo de la yerba mate. Rechazan enfáticamente el FEY pero dicen que están abiertos a discutir con representantes genuinos del sector, con soluciones que dignifiquen a los trabajadores y a los pequeños productores.

Posadas (Martes 19 de octubre). Un grupo de organizaciones yerbateras se opone a la creación del Fondo Especial Yerbatero (FEY) tal como expusieron en una nota enviada este martes al presidente de la Comisión de Agricultura y Ganadería de la Cámara de Diputados de la Nación, Atilio Benedetti.
Aseguran que el proyecto del FEY “fue realizado sin consultar a las entidades representativas del sector y sobre todo desoyendo las innumerables voces que se levantaron desde el sector, oponiéndose al mismo por razones históricas, técnicas, económicas y fundamentalmente porque este proyecto desvirtúa los objetivos de creación del Instituto”.
En la misma nota, las organizaciones firmantes sugieren a los impulsores del FEY “que si su intención es asistir con subsidios a un sector de la población, podrían afectar solamente el 1,5 por ciento del Presupuesto de la Provincia de Misiones, recientemente aprobado, que alcanza a la suma de casi 69 mil millones de pesos, para concretar este fondo”.
El documento remitido a Benedetti lleva al menos 17 firmas del sector productivo, según consignan en la misiva.
La nota dice que esta medida impulsada por un sector político pone un parche más pero no ataca el problema de fondo. Acusan de subsidiar el desempleo ya que no propone otra actividad laboral para el período intercosecha. El sector productivo, dicen, considera que existen soluciones m{as efectivas que utilizar los fondos del Inym para subsidiar a los obreros y reclaman que no puede realizar la zafra en octubre y noviembre “por una veda que debe ser revisada”.
En esa misma línea de argumentos, recuerdan que en los meses de interzafra hay actividades culturales en la yerba mate y disponibilidad de trabajo en las forestaciones “que pueden absorber la mano de obra ociosa de los yerbales” y antes de utilizar los fondos del Inym, sugieren, que se articulen con otras producciones para mantener a los tareferos en el trabajo.
Consideran también que las “medidas demagógicas y populistas” (como el FEY) no solucionan el problema y consideran que existe la tentación de utilizar los fondos por parte de dirigentes extraños a la actividad que mantendrá como rehenes a los tareferos.
Más adelante dicen que tienen la intención de acordar con los genuinos representantes de los trabajadores rurales “acciones para paliar la falta de ingresos en el período de la interzafra” y proponen la articulación intersectorial de una bolsa de trabajo para esos meses, así como la serie de capacitaciones laborales y herramientas.
Rechazan enfáticamente el FEY pero dicen que están abiertos a discutir con representantes genuinos del sector, con soluciones que dignifiquen a los trabajadores y a los pequeños productores.
En la nta hacen consideraciones respecto del costo de la yerba mate frente a las gaseosas, sobre aspectos impositivos y laborales y sobre el monto que recaudaría el FEY.

no1no2no3no4

Anuncios