Quedó promulgada la Ley 27.470 que otorga beneficios a los pequeños productores de tabaco, caña de azúcar, yerba mate y té, registrados como monotributistas.

Posadas (Jueves 6 de noviembre). La Ley 27.470 que otorga beneficios a los pequeños productores de tabaco, caña de azúcar, yerba mate y té, registrados en la AFIP como monotributistas, quedó aprobada esta semana, en el período de sesiones extraordinarias del Parlamento argentino que tiene lugar durante este diciembre.
La normativa establece que los productores podrán optar por los beneficios regulados a partir del 1 de enero. Para ello, además de ser monotributistas, deben cumplir concurrentemente con el desarrollo exclusivo de actividades primarias, donde la actividad principal debe ser alguna de las beneficiadas y estar declarada como tal ante la AFIP.
Además, indicaron que el 80 por ciento de los ingresos brutos obtenidos en los últimos 12 meses inmediatos anteriores a la fecha de adhesión al beneficio, deben derivar de dicha actividad, indican.
Las agencias de noticias explican que los ingresos totales obtenidos por las actividades desarrolladas no deben superar el límite máximo previsto para la categoría D del Monotributo. Para los productores de tabaco, a efectos de su categorización, deberán adicionar a sus ingresos reales los ingresos que reciban como aportes del Fondo Especial del Tabaco dispuesto por la Ley 19.800.
Quedó reglado también que la única fuente de ingresos debe ser la de las actividades adheridas, excepto que perciban asignaciones familiares, beneficios previsionales que no excedan mensualmente el haber mínimo garantizado y pensiones no contributivas o programas de inclusión social del Ministerio de Salud y Desarrollo Social.
De acuerdo a lo que está previsto, el beneficio consiste en la eximición del pago del componente impositivo de la cuota del Monotributo (la parte que cubre Ganancias e IVA), debiendo sólo cancelar las cotizaciones previsionales que correspondan pero disminuidas en este caso en un 50 por ciento (se incluyen SIPA, Seguro de Salud, adherentes a obra social).
La AFIP podrá disponer que este ingreso se realice en forma directa o a través de percepciones o retenciones, algo que deberá concretar en el corto plazo ya que el régimen rige desde el 1 de enero del 2019.

Anuncios