El Senado de la Nación sancionó ayer la prórroga de la ley de bosques que establece subsidios a la foresto – industria y protege fundamentalmente a los pequeños productores. Tiene significación para el desarrollo del sector pero también políticamente. El senador Closs, como antes la diputada Verna y el presidente de AFOA, destacaron el proceso de elaboración de la ley. Paradigmática del resultado del diálogo en la Mesa en la que se sentaron todas las partes, desde el presidente Macri, las provincias, empresarios y trabajadores.

Posadas (Jueves, 12 de diciembre) El Senado de la Nación aprobó la prórroga por diez años de la Ley 25080 de Bosques Cultivados. El proyecto tuvo un fuerte acompañamiento de todos los sectores de la forestoindustria, quienes esperaban su incorporación al período de sesiones extraordinarias después que quedó fuera de los temas tratados durante el 2018.
Maurice Closs, ayer en el Senado destacó precisamente que la sanción “es el resultado de un trabajo en conjunto de la Mesa Forestal con todos los actores, donde el presidente de la República estuvo presente en todas y cada una de esas mesas”.
La misma observación hubo de hacerse en Diputados y en el sector privado razón por la cual, la sanción de la ley que es imprescindible para sostener el desarrollo de la foresto – industria también se vuelve paradigmática por ser producto de un proceso de diálogo y participación entre todos los sectores que presentaron sugerencias, se hicieron escuchar y aprendieron a respetar las razones de las partes.
En una breve intervención, Closs subrayó que “básicamente se prorroga la ley, pero también se agregan algunas cosas. Siendo muy sintético: las escalas se modifican. Hasta hoy se subsidia con un 80 por ciento a los que plantan hasta 300 hectáreas. Está bien que se baje esto. A partir de ahora se va a subsidiar con el 80 por ciento del costo a los que planten hasta 20, los pequeños productores. Y, luego, una escala descendente: al que plante 50, un 60 por ciento; 150 hectáreas, un 50 por ciento; 300 hectáreas, un 40 por ciento. Está bien, es un buen avance. Todas las acciones silviculturales hasta 600 hectáreas se van a subsidiar, lo cual está bien. Y también se produce un cambio que incluye no solamente al emprendedor forestal –es decir, el que hace el cultivo del bosque– sino a aquellos que llevan adelante las actividades forestoindustriales”.
El senador misionero exhortó a que “no vuelva a ser una de las tantas leyes que incumplimos. Tenemos una gran facilidad para sacar leyes que no las cumplimos. Por ejemplo, la provincia de Misiones ha mandado carpetas este año por 160 millones de pesos y solamente ha recibido 26 millones; y del 2013 a 2018, para no hablar solamente de un gobierno, se mandaron carpetas por 540 millones de pesos y se recibieron solamente 271 millones”.
Hizo también una reflexión política al afirmar que la sanción de la ley y su proceso participativo de análisis “también es un ejemplo de una actividad que, cuando nos oponemos a todo, se paraliza. El sector forestal está con miedo en la Argentina. Desde el episodio de Botnia ha quedado con miedo. En ese mismo tiempo todos los países de la región han recibido inversiones: todos. Hay doce papeleras que se construyeron desde ese momento a la fecha y aquí, en Argentina, nada. Por último: es un ejemplo en el que tenemos ventajas comparativas enormes, pero perdemos en ventajas competitivas”.
Como ya informáramos, la diputada misionera Verónica Derna, exministra de Ecología y Recursos Naturales Renovables de la provincia, fue una de las protagonistas de los debates previos y las gestiones para llevar a buen puerto las negociaciones. Al hablar en Diputados también destacó “todo el amplio proceso participativo que se llevó adelante y señalar que se establecieron cuestiones técnicas como la estabilidad fiscal y los aportes económicos no reintegrables. La ley incorpora como novedad la creación de un Fondo. Justamente esa novedad fue un aporte que hicimos desde el Estado, desde la provincia de Misiones y que favorecerá al sector. Esta ley no solamente contará con los recursos que se dispongan desde el Presupuesto nacional sino que también podrá verse beneficiada con otros fondos”, había aclarado la legisladora nacional (ver nota)

Para AFOA una buena en un año de inestabilidad

En el sitio web de la Asociación Forestal Argentina, se publican reflexiones formuladas en la reunión anual, un día antes de la media sanción de Diptuados. Su presidente, Osvaldo Vassallo, con la información de que la ley salía antes de fin de años, comentaba que: “a pesar de que ha sido un año en donde la inestabilidad macroeconómica, el costo financiero y la caída de actividad interna ha sido la principal noticia, es vital señalar que hay muy importantes logros que resaltar. De hecho, hoy por la tarde formamos parte de la 6ta reunión de la Mesa de Competitividad Foresto Industrial en Casa de Gobierno y vale destacar que el diálogo es posible y se van logrando importantes avances en tal sentido” menciono Vassallo.
“Un claro ejemplo de esto es el trabajo mancomunado y la colaboración de todas las partes involucradas en la plataforma Forestar 2030, que lidera la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable e involucra a siete secretarías gubernamentales, diversas cámaras y asociaciones de todo el país, profesionales y técnicos y ONG’s, entre otros, la cual tiene como uno de sus principales objetivos alcanzar las 2 millones de hectáreas forestadas en 2030. “De hecho ya se realizaron cuatro talleres que tuvieron como meta lograr una Visión consensuada de desarrollo del sector forestal y foresto industrial de Argentina para el año 2030. Este sin dudas es un hecho inédito para el sector y tenemos que aprovechar estas bases para trazar un norte y una visión a mediano y largo plazo”.

 

 

 

 

 

 

foto: Publicada por Solari en su cuenta de Twitter.