Ya analizan los valores que componen la grilla de precio de la yerba mate y desde los distintos sectores dejaron ver sus diferentes posturas. De no haber acuerdo, una vez más será el Ministerio de Agricultura de la Nación fijará el precio a través del laudo. Crece el consumo interno y crecen las exportaciones. Hablan de un buen momento para la producción.

Martes 25 de febrero de 2020. Los productores de yerba mate pedirán al menos 29,50 pesos por kilo de hoja verde para la cosecha de invierno. Cooperativistas y molineros, no más de 22 pesos. Desde el Estado destacan el excelente momento comercial tanto interno como externo que tiene la yerba mate.
Los ministros del Agro y la Producción de Misiones y de Corrientes, Sebastián Oriozabala y Claudio Anselmo, destacaron “el excelente momento comercial” tanto interior como exterior que está pasando el sector yerbatero con precios que se pagan por encima del valor oficial establecido para la zafriña (cosecha) de verano.
“Se está pagando entre 20 y 22 pesos el kilogramo de hoja verde (entre un 25 y un 30 por ciento por encima del precio oficial). Estos valores deberán tomar en cuenta como base los directores del Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym) cuando se sienten a discutir los precios para la zafra (cosecha) de invierno”, coincidieron los funcionarios.
Hace unos días comenzaron las reuniones de la subcomisión para actualizar los valores que componen establecer la grilla de precio, los cuales deberían estar establecidos en no más de un mes, de lo contrario será el ministerio de Agricultura de la Nación quien establecerá el precio a través del laudo (cabe recordar que para no llegar al laudo debe haber unanimidad de parte de los 12 directores que conformar el Inym).

Productores, cooperativistas y molineros

En reunión realizada en Veinticinco de Mayo las asociaciones de productores acordaron ir a la mesa del Inym con un pedido de valor para la hoja verde de 29,50 pesos por kilogramo. Así lo confirmó el diputado provincial y dirigente yerbatero Julio Peterssen.
Valor éste que cuenta, por ejemplo, con el apoyo del intendente de Andresito Bruno Beck, localidad en la que se produce la mayor cantidad de hoja verde y canchada del país.
De su parte el presidente de la Federación de Cooperativas Agrícolas de Misiones y Corrientes (Fedecoop) Gerardo Vallejos anticipó que la propuesta de las cooperativas será mantener el precio que se está pagando en la actualidad (22 pesos por kilogramo de hoja verde) que está 7 pesos por encima del valor oficial. Esta postura sería apoyada por los molineros que hasta el momento no se pronunciaron oficialmente.
Para Peterssen con un valor de 29,50 pesos la yerba canchada (estacionada para la secanza) debería ubicarse en 100 pesos por kilogramo, lo que daría una yerba salida de molino entre 190 y 220 pesos. Con este valor, el precio en góndola por kilogramo debería costar unos 300 pesos.
En tanto que Vallejos, con un valor de 22 pesos la hoja verde platea que la canchada se situaría en 66 pesos el kilogramo, lo que implicaría que el kilogramo de yerba salida de molino debería situarse en unos 120 pesos. Este importe implicaría un costo del paquete en góndola daría unos 200 pesos el kilogramo.
Vallejos plateó la imposibilidad de las cooperativas de seguir pagando casi al contado a los productores. “No es que queramos pagar a 180 días, pero por lo menos deberíamos poder pagar a 60 días. El problema es que es el costo financiero”.
“Hoy no tenemos créditos bancarios a tasas razonables, y eso nos imposibilita el financiamiento”.

Comandante Andresito, el mayor productor

El intendente de Comandante Andresito, Bruno Beck, salió a defender al productor. “El precio de la hoja verde para la zafra de invierno (cosecha) debe ubicarse en torno de los 29 pesos por kilogramo, teniendo en cuenta los altos costos que demanda la cosecha, el transporte, los insumos que deben comprar el productor”.
Esta localidad es la mayor productora de hoja verde y canchada del país. Cuenta con los exportadores más importantes como son las empresas de origen sirio. Su intendente dice que de otorgarse ese precio para la hoja verde, a la larga “se traslada a la góndola”.
No obstante, un kilogramo de yerba a 300 el kilogramo o sigue siendo bajo respecto a cualquier otra bebida (se estima que una familia tipo consume dos kilogramos de yerba al mes; es decir veinticuatro kilogramos al año, lo que implicaría que gastaría entre 7.000 y 7.200 pesos anuales, contra otras bebidas, como gaseosa o aguas saborizadas que cuestan 70 pesos el litro y una familia como mínimo consume un litro por día, es decir que unos 2.100 mensuales o unos 25.000 pesos anuales).
Para Beck si el Inym o en su defecto el ministerio de Agricultura de la nación cierra a un precio inferior a los 29,50 pesos el kilogramo de hoja verde “vamos a tener problemas con los tareferos (cosecheros), los prestadores de servicios y productores porque hoy mantener un yerbal en condiciones es muy oneroso”.
El jefe comunal cuestionó el importe que se le descuenta al productor por la Corresponsabilidad gremial (0,64 pesos por kilogramo de hoja verde).
Si bien la producción bajó considerablemente respecto hace una década – se estima en un 30- debido a distintos factores, la producción de yerba mate canchada se sitúa en torno a los 30 millones de kilogramos, lo que implica unos 120 millones de kilos de hoja verde.
En Andresito hay que tener en cuenta que, por un lado, es la mayor productora de yerba mate del país y por otro, que cuenta con las mayores empresas exportadora de yerba mate –Kabour y Kassab- ambas de origen sirio, que exportan toda su producción a ese país de medio oriente, donde la ingesta de esta infusión alcanza a todo ese país.
“Estas empresas exportar aproximadamente la misma cantidad de yerba que se produce en Andresito, porque además de comprar en esta ciudad adquieren en otras localidades. Toda la producción de Andresito no les alcanza para satisfacer la demandan en su mayoría en Siria y en menor medida en Europa; ya que ingresaron por el Mercado Común Europeo.

Nuevos mercados: Dubai y La India

Desde el Instituto Nacional de la Yerba Mate informaron que a fines de febrero el producto argentino estará en las góndolas de Dubai y la India, a la vez que se supo que en Medio Oriente ya se concentra más del 70 por ciento de las exportaciones.
“Del 17 al 21 de este mes, nuestro producto fue parte de la muestra Gulfood, en Dubai, Emiratos Árabes Unidos y los días 18 y 19 el presidente de la institución, Alberto Re, expuso sobre las bondades del alimento en rondas de negocios que se hicieron en Nueva Delhi y en Mumbai, en India, Asia”, indicaron desde el Inym.
También apuesta a abrir el mercado en la India, donde ya impulsó investigaciones para determinar la potencialidad de posicionamiento del alimento. Gulfood es la feria de alimentos y bebidas más importantes de Medio Oriente que reúne todos los años a casi cien mil visitantes y más de cinco mil expositores de diferentes regiones. Con el lema “El Mundo del Bien”, el Inym indicó que la feria ofreció tendencias de consumo, innovación, oportunidades de negocios y nuevos sabores.
El Inym montó el Pabellón Argentino de Yerba Mate en el sector de bebidas de la feria, con más de 50 metros cuadrados, una barra de degustación y seis stands exclusivos para cada una de las seis empresas yerbateras que, bajo el paraguas de las marcas “Argentina” y “Yerba Mate”, aceptaron el desafío y se sumaron a las acciones de promoción en aquel mercado. El Instituto señaló que se trabaja para ganar consumidores de yerba mate en el mercado indio, de 1.250 millones de habitantes y donde las infusiones (especialmente el té) forman parte de sus hábitos cotidianos de consumo.

“Buen año”

Los ministros de Misiones y Corrientes destacaron la comercialización que tuvo la yerba mate tanto en el mercado interno como en el externo durante el año 2019. “Fue un buen año. En 2019 se consumieron 12 millones de kilos más que el 2018. En tanto que el mercado exportador tuvo una muy buena comercialización, siendo Siria el país con mayor consumo de yerba mate”, indicaron.
El ministro del Agro y la Producción de Misiones, Sebastián Oriozabala, fue contundente al sostener que Misiones defiende al pequeños y mediano productor “sin dejar de acompañar a los productores grandes. El Gobierno de Misiones tiene políticas productivas para todos; ya que estamos en la defensa del pequeño, mediano productor, el grande, las SRL, SA y cooperativas que son los generadores de empleo”.
El funcionario dijo, en ese sentido, que el productor grande es un productor capitalizado que invierte dinero en la provincia. “Aquellos productores que llevan adelante procesos de industrialización generan empleo y esto es importante, máxime en el momento en que está viviendo el país porque la economía se reactiva con producción y empleo”.
Admitió, también, “que tendremos políticas diferenciales para el pequeño y mediano productor no solamente yerbatero sino también tabacalero, forestal y ganadero, pero como Gobierno provincial debemos generar políticas para todos los misioneros y, por eso vamos a trabajar en línea para el desarrollo de todos los sectores”, enfatizó.

Corrientes industrializa el 35%

De su parte el ministro correntino Claudio Anselmo reconoce que el sector yerbatero es el que más conoce. Anselo representó durante años a los molineros en el directorio del Inym; ya que durante muchos años trabajó en el Establecimiento Las Marías. “El Inym es una especie de mesa institucionalizada que a través de una ley que establece un directorio que tiene representación de todos los eslabones de la cadena yerbatera. A través de esa mesa institucionalizada se debe poder discutir y acordar temas fundamentales de la cadena de yerba mate”.
Anselmo reconoce que Misiones, por superficie y producción, es la zona yerbatera por excelencia, pero rescata a Corrientes: “tiene una participación importante porque industrializa más del 35 por ciento de la yerba que se vende en la Argentina a través de dos empresas que tienen relación con Misiones porque se abastecen de esta provincia y además demostraron con el correr del tiempo que son eficiente y que atienden las necesidades del consumidor”.
El ministro correntino sostuvo que la yerba mate pasa por una buena etapa en cuanto a demanda. “En un momento en que los últimos años la mayoría de los productos han tenido una fuerte caída, la yerba mate tuvo un fuerte crecimiento, así lo demuestran los números de venta de, por ejemplo, los últimos tres años”.
Destacó la solidez del mercado externo “porque tenemos un mercado como el de Siria que superó los conflictos bélicos y sigue consumiendo mate y hoy ese consumo se está extendiendo en el interior de ese país. Luego se ubica Chile, en tanto que los demás mercados del mundo también tienen un buen desempeño. En volumen y facturación, la exportación es un negocio muy interesante de unos 120 millones de dólares anuales”, dijo.

AFS – Misiones Plural.