Desde los colegios y cámaras inmobiliarias de Misiones, Chaco, Corrientes aseguran que este rubro será uno de los últimos en reactivarse. Los sectores que más suspenden los alquileres son los de gimnasios, agencias de turismo, vestimentas, restaurantes y confiterías entre otros.

Lunes 27 de abril de 2020. El sector inmobiliario es uno de los más afectados dentro de la cuarentena decretada en el marco de la pandemia del Coronavirus: el rubro bajó su actividad en un cien por ciento y sólo mantienen el cobro de alquileres que les reporta, a martilleros y corredores inmobiliarios, un porcentaje mínimo como intermediarios. Necesitan que les permitan realizar contratos de alquiler, compra y venta y que se autoricen las mudanzas “porque de nada sirve autorizar solo la apertura de las inmobiliarias. Nosotros trabajando en conjunto con los Escribanos y Rentas provinciales”, coinciden desde colegios y cámaras inmobiliarias de Chaco, Corrientes y Misiones.
Coinciden, también, que después de la cuarentena, el rubro tardará varios meses en reactivarse, sobre todo la compra y venta “porque la gente no saldrá a adquirir inmuebles o terrenos. Será una de las últimas cosas en la que invierta. Tal vez el sector de alquileres se reactive un poco, pero tendremos que soportar meses muy duros”, advierten.

En Misiones, abiertas

En Misiones el gobernador Oscar Herrera Ahuad habilitó desde este lunes la reapertura de las inmobiliarias con el protocolo sanitario que fue solicitado por la propia Cámara de Inmobiliarias. “Nuestra actividad no es de convocatoria masiva y, por ello podemos pactar horarios de atención”, dijo la presidenta de la Cámara, Julia Acosta Azoya.
Respecto al pago de los alquileres del mes de abril, la dirigente inmobiliaria dijo que tuvieron “muy buenas respuestas de parte de los inquilinos que en un alto porcentaje cumplieron con sus obligaciones y de los propietarios que entendieron que el congelamiento de los alquileres por seis meses es algo razonable”.
Destacó la “buena voluntad de los inquilinos que por lo menos hacen pagos parciales”, dijo.

En Chaco, sin apertura

El gobernador de Chaco, Jorge Capitanch, no autorizó la apertura de las inmobiliarias a partir de este lunes, a pesar de estar enmarcadas dentro del rubro de servicios profesionales. “Ante la situación que vive la provincia respecto a la cantidad de infectados por coronavirus el Gobierno provincial no autorizó la apertura de los locales inmobiliarios, más allá de la solicitud que realizamos”, dijo la presidenta del Colegio Inmobiliario de esa provincia, Mónica Avalle.
Fueron autorizados, por unos días, a recibir a una sola persona por vez y a puertas cerradas para el cobro de los alquileres no bancarizados. “Obtuvimos esa autorización del Gobierno por unos días”, dijo Avalle y aseguró que el sector inmobiliario en esa provincia venía mal antes de la cuarentena, con muy pocas ventas y alquileres de locales comerciales. “Por supuesto que esta situación nos volteó del todo”.
La dirigente chaqueña planteó su preocupación “porque se está agudizando el cierre de locales comerciales y por ende la recisión de los contratos de alquiler”, con un agravante: los inquilinos no pueden entregar las llaves ni hacer las mudanzas por recisión de contratos de alquiler. “En muchos casos estamos acordando que paguen el 50 por ciento del alquiler, en seis cuotas a partir de octubre y, en aquellos locales que deben pagar expensas, servicios e impuestos, que por lo menos paguen estos rubros”.
Avalle dijo que hay buena predisposición tanto de inquilinos como de los propietarios. “Los propietarios saben que por lo menos recuperan algo teniendo el local como depósito”.
En Chaco, la situación de los propietarios de viviendas alquiladas es distintas a los locales debido “al déficit habitacionales y porque la mayoría de las casas están alquiladas por parte de empleados públicos nacionales, provinciales y municipales que están cobrando sus salarios normalmente”.
Avalle dijo que para el pago de alquileres bancarizados el sector inmobiliario solicitó que el Gobierno nacional les permita habilitar una cuenta en los bancos, sin costo, para el depósito de los pagos, “porque si permitimos que los inquilinos depositen en las cuentas de las inmobiliarias, Afip toma como si fueran ingresos propios pero nosotros somos simples intermediarios entre el propietario y el inquilino”.

En Corrientes, habilitadas

El presidente de la Cámara Inmobiliarias de Corrientes, Iván Montanaro, dijo que el gobierno de Guillermo Valdéz autorizó a operar a las inmobiliarias y que para el pago de alquileres gestionan que se realicen con depósitos bancarios a las cuentas de los propietarios. No tienen problemas con el cobro de los alquileres de viviendas pero “el sector comercial está solicitando rebajas, en un porcentaje no muy alto”, indicó.
Montanaro dijo que están rescindiendo contratos de alquiler en rubros como el de los gimnasios, que plantean hacerlo sin la indemnización al propietario, tal como establece el contrato cuando se cancelan antes del plazo estipulado.
A Montanaro le preocupa el mes de mayo, ya que en abril hubo un gran porcentaje de pago de alquileres porque el mes anterior trabajaron unos 20 días y eso permitió que muchos comerciantes puedan juntar el dinero para el alquiler del local. “Estoy convencido que mayo será muy malo”.
Los locales que se cierran en Corrientes son los de agencia de turismo, vestimentas, restaurantes, confiterías, gimnasios, entre otros. “Estamos tratando de encontrar, como intermediarios, puntos medios entre el propietario y el inquilino. El propietario que hoy se planta en el cumplimiento del cien por ciento del contrato, a la larga puede llegar a perjudicarse”, indicó.
La construcción y reparación de viviendas son rubros que se activaron en Corrientes, “sin la presencia de gente dentro de la vivienda o local comercial. Esto permite que se puedan cumplir los plazos de entrega de edificios vendidos desde el pozo”.
La capital de Corrientes es una ciudad universitaria que congrega a estudiantes de toda la región. “Varios padres de otras provincias se comunicaron con las inmobiliarias para solicitar rebaja en los alquileres debido a que estiman que sus hijos no regresarán a los estudios presenciales por varios meses”.

AFS – Misiones Plural