Aguas abajo de la represa de Yacyretá en Ituzaingó y Ayolas, advierten la muerte de miles de peces que flotan en el río Paraná. No hay explicaciones oficiales sobre el fenómeno que impacta en la fauna íctica y la actividad comercial y deportiva de la zona. Esta situación fue advertida, también, por misioneros que recorrieron el río durante el fin de semana y que acercaron a Misiones Plural la fotografía que ilustra esta nota.

Viernes 24 de septiembre de 2021. A la bajante histórica que sufre el río Paraná, se suma la mortandad de peces que se registran aguas debajo de la represa de la Entidad Binacional Yacyretá, que se puede observar sobre el río, tanto desde la paraguaya ciudad de Ayolas como desde la argentina Ituzaingó, sin que las autoridades den ninguna explicación.
El diario ABC Color, de Asunción, advierte la situación en reiteradas notas. En una de ellas, el dirigente de pescadores de Ayolas, Agustín Segovia, confirmó que desde hace varios días observan diferentes especies de peces sin vida que vienen flotando desde el lado argentino por el Paraná e insisió con que desconocen las causas de estas miles de muertes de todas las especies, con su consiguiente perjuicio tanto a la actividad pesquera de la zona como a la biodiversidad del río.
“Este hecho ocurre día y noche, pero nadie está averiguando qué causa la muerte de los peces”, dijo Segovia.
Por su parte, consigna el ABC Color, el encargado de la oficina de Pesca del Ministerio del Ambiente y DesarrolloSostenible (MADES) en Ayolas, Adam Leguizamón, señaló ya tomaron muestras de las especies muertas y que son estudiadas en el laboratorio del Ministerio del Ambiente paraguayo, cuyos resultados estimó que se conocerán en dos semanas.
Las especies que pudieron identificar son dorados, surubí y manguruyú en diferentes partes del Paraná, sin que nadie del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible de Paraguya, como tampoco ninguna autoridad argentina ni de la represa Binacional, de la Nación o de la provincia de Corrientes explique a qué se debe esta mortandad de peces para buscar la solución urgente a este problema que afecta a la fauna ítica y al sector pesquero comercial y deportivo de ambos países.
Desde Paraguay, distintas asociaciones de pescadores anunciaron que analizarán la situación para definir las medidas que adoptarán ante este fuerte impacto, sin explicación oficial.