“La Renovación tiene un discurso muy sólido a la hora de someterse a la validación de su gestión en las elecciones provinciales. En 2015 con un triunfo contundente de Oscar Herrera Ahuad, la gente entiende y comprende muy bien las ventajas del misionerismo a la hora de votar autoridades provinciales; le cuesta mucho más entender a la hora de votar autoridades nacionales”, define Maurice Closs, senador por el espacio que integra desde 2003 cuando fundaron la Renovación, dice.

Lunes 27 de septiembre de 2021. Maurice Closs está convencido que los resultados de las Paso no se proyectan a los comicios de noviembre, ni en el país ni en la provincias. E insiste con su pertenencia a la Renovación, a pesar de los corrillos políticos que hablan de su alejamiento: soy respetuoso de los que están ahora en el escenario pero estaré donde consideren que debo estar, dijo en una entrevista con Misiones Plural.
Ser del Frente Renovador no le impide, aseguró, mantener una muy buena relación con el Gobierno nacional. En cuanto a los reclamos de Misiones a la Nación, recordó la bilateralidad, un concepto que aprendió, dijo, del entonces gobernador Carlos Rovira.
Respecto a los cambios en el Gabinete nacional, entiende que le dio mayor volumen político al Gobierno. Y en Misiones destacó la pluralidad la Renovación, que es la base de su éxito, definió.

-¿Cómo cree usted que el Frente Renovador puede lograr el objetivo que busca en las elecciones de noviembre?
-Las elecciones de septiembre no se proyectan a las de noviembre, un ejemplo claro fue el 2013 cuando la fuerza política era el trinomio Puerta-Wiplinger-Velázquez, que obtuvo más del 30% y al otro día le retiraron el apoyo al exgobernador y en las elecciones terminaron con menos del 15%. Si uno mira globalmente el Frente Juntos por el Cambio ganó pero es cierto que el intendente de Oberá, Carlos Fernández, fue el más votado. En principio no es la misma elección en noviembre; la Renovación compite contra un solo candidato de cada frente y tendrá que adaptarse en el discurso y en el territorio de manera inteligente para mejorar el resultado electoral.

-¿El senador Closs saldrá a caminar la provincia para pedir el voto en favor del Frente Renovador?
-Siempre estaré donde me lo soliciten. Un ex gobernador debe tener la templanza y entender que el escenario es de los que hoy están en la acción de gobierno. Ahora bien, si la Renovación entiende que debo militar en tal o cual ciudad, ahí estaré buscando el voto de los ciudadanos en favor de mi partido.

-Volviendo al resultado provincial en las Paso. La gente castigó al Gobierno nacional e indirectamente ese castigo se llevó puesto al Frente Renovador. ¿Coincide?
-La Renovación tiene un discurso muy sólido a la hora de someterse a la validación de su gestión en las elecciones provinciales que, en las de medio término como el 6 de junio, obtuvo un resultado muy bueno y brillante. En 2015 con un triunfo contundente de Oscar Herrera Ahuad, la gente entiende y comprende muy bien las ventajas del misionerismo a la hora de votar autoridades provinciales; le cuesta mucho más entender a la hora de votar autoridades nacionales.

-¿Dónde está parado políticamente hoy Maurice Fabián Closs? Algunos dicen que está muy cerca del Gobierno nacional. ¿Se puede estar cerca del Gobierno nacional y a la vez ser del Gobierno provincial?
-Sin lugar a dudas que sí, con muchas más coincidencias con el devenir del Gobierno provincial. Yo estoy en el mismo lugar que en el 2003 cuando junto a Carlos Rovira conformamos la Renovación. O en el 2005 cuando fui electo senador; o 2007 y 2011 cuando fui electo Gobernador. En 2015 cuando fui nominado a diputado nacional o en 2015 cuando fui electo senador. Creo que la pluralidad que caracterizó a la renovación en su fase fundacional donde se unieron los mejores radicales, peronistas e independientes, logró que tengamos luego una simbiosis con un proyecto nacional que deba respetar y vamos a tener en el electorado renovador, máxime cuando se saca más del 70% como en 2019 gente que sea filo radical, peronista, más cercana o lejana al Gobierno nacional; en esa pluralidad la Renovación encontró su éxito.

-¿Por qué el senador Closs debe esperar que lo convoquen para salir a pedir el voto; por qué no sale directamente sin esperar la convocatoria?
-Por lo que le dije: soy respetuoso. Cuando era gobernador y cuando fui candidato salía constantemente; hoy el protagonismo pasa por otras personas y si esas personas creen que es necesaria mi presencia, estaré donde crean que debo estar sin lugar a dudas.

La zona franca aduanera
-El presidente de la Cámara de Diputados, Carlos Rovira, le anticipó al titular de la Legislatura nacional, Sergio Massa, que Misiones insistirá con la zona franca aduanera vetada por el presidente Alberto Fernández, ¿El senador Maurice Fabián Closs va acompañar este pedido?
-Todo lo que el Gobierno provincial me pida como senador lo voy hacer sin ninguna dudas.

-¿Cree que los demás senadores acompañarán el pedido de Misiones?
-La ley de presupuesto es la más incumplida en los últimos años y el Senado no le toca una coma, creo que desde el año 2002. Esto quiere decir que aprueba lo que sale de la Cámara de Diputados de la Nación y espero que en Diputados se logren las mejores cosas para la provincia. Yo reitero que como senador por Misiones, estoy a disposición para lo que el gobernador Oscar Herrera Ahuad necesite.

-El presupuesto nacional 2022 marca claramente que Misiones queda nuevamente rezagada, solamente en obra pública la provincia recibirá un promedio de 800 pesos por habitante.
-Se debe recuperar la bilateralidad, esa palabra no la aprendí solo sino que me la enseñó mi antecesor en el gobierno provincial, Carlos Rovira. Sentarse y conseguir las cosas con el Gobierno nacional con el primer argumento de que somos una provincia perjudicada con los índices de Coparticipación; el segundo argumento, que somos una provincia que administra bien las cuentas públicas, sumado a la situación de provincia fronteriza y desde ahí salir a pedir las cosas. En el período 2003/2015 conseguimos mucho y estoy convencido que el gobernador Oscar Herrera Ahuad conseguirá muchas cosas para la provincia. No es un dato menor que el gobernador sea amigo del jefe de gabinete, Juan Manzur; ambos fueron ministros de salud y gobernadores en la misma época.

La recuperación del turismo
-El lunes 27 se reabre el paso fronterizo Iguazú-Foz de Iguazú. ¿Usted que también es empresario del sector turístico, qué tiempo considera que necesita este sector para recuperarse?
-Increíblemente el sector no está atravesando en los últimos días una situación crítica; fue muy crítico el proceso marzo 2020 a julio 2021. Luego, con el turismo interno, está difícil pero no crítico. Misiones se recuperará básicamente cuando los tres elementos que componen el turismo vuelvan a la época de prepandemia: turismo interno nacional, regional especialmente con Brasil y Paraguay y el internacional. Hay niveles de ocupación bajos con niveles de tarifarios detonados; hay que levantar la cantidad de turistas y recuperar los valores para salir de la situación difícil en el que encuentra el sector.

Volumen político
-¿El Gobierno nacional está en condiciones de revertir el resultado de las Paso?
-El Gobierno nacional debe hacer la mejor elección posible y tratar de revertir corrigendo las cosas que motivaron un resultado electoral muy feo; creo que el peor error que puede cometer un gobierno es concentrarse con la visión de una elección corta de medio tiempo. Lo importante es que el Gobierno nacional recupere el ritmo y la confianza del pueblo pero con miras al 2023, ese es el gran desafío y no dar peleas que pueden ser ineficaces para conseguir un resultado electoral en noviembre, que después puede terminar perjudicándolo en el 2023.

-¿Los cambios en el gabinete nacional, a su entender apuntan a ese objetivo?
-Los cambios apuntan a lograr un reacomodamiento político del gobierno nacional; con estos cambios el Gobierno recuperó volumen político, agenda y voz.

-¿Qué le parece la intención del Gobierno nacional desea inyectar dinero en la calle, unos 4,5 billones de pesos?
-No está ni bien ni mal, es un ‘falta envido’ para llegar a la elección de noviembre. Se puede hacer en política y la economía lo permite porque el mundo entero estuvo emitiendo; hay inflación en dólares porque para pasar la pandemia se emitió billetes. Lo que no puede ser es que se crea que a partir de la emisión de billetes se reactive una economía de manera sustentable al mediano plazo, porque cualquier argentino sabe que emisión monetaria es sinónimo de inflación.

-Los economistas opositores aseguran que a este ritmo inflacionario en enero nos encontraremos con hiperinflación…
-Ningún economista serio puede decir que se está cerca de una hiperinflación, ni de un plan Bonex ni nada que se le parezca; estamos con una inflación cercana al 50% anual que en estos días bajó a menos de 3 puntos mensuales. Pero con emisión monetaria puede llegar en el 2022 nuevamente al 50%

-¿Cómo analiza el cierre del presupuesto nacional 2021?
-Lo bueno es que el crecimiento de la economía rondará entre el 7 y 8% que implica mayor crecimiento, mayor recaudación, ocupación y menor déficit fiscal, que estuvo controlado a lo largo del año.

-¿Y lo malo?
-Es que la inflación cerrará en torno al 45% y que habrá un atraso cambiario, es decir que se cumplirá la pauta del tipo de cambio oficial pero la inflación será mayor al 29% previsto y eso genera un atraso cambiario que afecta a la competitividad de la Argentina. Esto hará que se ajuste un poco porque dicho atraso se ubicará en torno al 10%.

-¿Y el asalariado?
-El asalariado no se recuperará con ninguna alquimia; se recuperará cuando vuelva la generación de puestos de trabajo genuinos y se recupere el salario de manera genuina.

-¿Cómo ve, usted como empresario, el futuro del país?
-No lo veo mal porque la economía real tiene buenos datos; está creciendo, hay demanda.

-¿Usted cree que la gente ve lo mismo?
-Reconozco que hay problemas concretos, pero también creo que se comunicó mal porque la economía real está creciendo.

-El presupuesto 2022 proyecta un crecimiento del PBI del 4%, una inflación del 33% y un dólar oficial en 131 pesos, ¿qué opina?
-Estamos en una etapa de debate.

-¿El Gobierno nacional no debe mirar tanto el 2021 sino el 2023?
-Sin lugar a dudas, porque si se mira el 2021 se puede llegar a inundar de papelitos (papel billete) provocando un problema muy grande en los años 2022 y 2023; hay que manejar con prudencia y tranquilidad, siempre hay una apuesta para llegar mejor a las elecciones de noviembre, pero se debe saber que la economía recuperará el salario cuando se tenga mejor ingreso en una economía con un crecimiento sustentable.

-Lo que usted plantea en cuanto a la economía, ¿es la única forma que tiene el Gobierno nacional para evitar el avance del FJxC y otros partidos liberales?
-Deberíamos escuchar más al expresidente de Uruguay, José Mujica, que plantea que cuando el progresismo se transforma en algo ineficiente y romántico se potencia al liberalismo y eso no me gusta; yo creo en la intervención justa y necesaria del Estado para el desarrollo de la economía. En la Argentina hace falta inversiones de donde sea y hace falta un dólar exportable porque sólo con el consumo incentivado por el gasto público lo que se hace es una entelequia de movimiento de dinero que tiene patas cortas.

-¿Los chisporroteos que habría entre los albertistas y cristinistas cree que le permite gobernar al presidente Fernández? ¿Hay gobernabilidad interna?
-Sí, hay gobernabilidad interna; están en el mismo barco y el hecho de que haya convocado a pesos pesados para integrar el Ejecutivo nacional muestra un dato de que hay voluntad de que haya gobernabilidad.

-La oposición dice que los resultados que obtuvo el Gobierno nacional en las Paso hizo que de un día para el otro terminara la pandemia. ¿Cuál es su opinión?
-Visto con visión retrospectiva creo que el Gobierno nacional al no ponderar que la pandemia iba hacer tan larga y que íbamos a tener una recaída en el 2021, tuvo medidas sanitaristas que implicaron un impacto en lo económico, social y político muy fuerte. No es que se terminó la pandemia sino que el pueblo se expresó en septiembre y el resultado electoral tuvo que ver un poco con eso y el Gobierno nacional escuchó que hubo una administración de la pandemia muy rígida, que necesitaba algunos permisos.

-A lo que usted dice se le debería agregar algunos errores del Gobierno nacional, donde se podría aplicar la frase ‘haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago’.
-Dos más dos, igual cuatro.

AFS – Misiones Plural