reu
Otro extenso debate en Diputados sobre la problemática yerbatera.

Acordaron un proyecto superador, que modifique una sola vez y de fondo la Ley de creación del Inym. Coinciden con que es una buena herramienta pero que no cumple con los objetivos. Quieren recuperar el poder de decisión sobre “el producto más importante de la economía”, hoy delegado a la Nación, dicen.

Posadas (Miércoles 1 de junio). La comisión de Desarrollo Forestal, Agropecuario y de Cooperativas de la Legislatura misionera acordó elaborar “un proyecto amplio y abarcativo” para proponer la modificación de la ley de creación del Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym), después de un nuevo debate entre los integrantes que coincidieron que tal como está, “el organismo no le sirve al productor ni cumple con sus funciones”.
El cruce nuevamente se produjo entre el diputado Héctor “Cacho” Bárbaro que insistió con aprobar el dictamen de su proyecto que busca crear el Fondo Especial Yerbatero, de funcionamiento similar al de los tabacaleros, destinado a subsidiar a los pequeños productores y a impulsar una obra social para el sector, y la intención del oficialismo de elaborar un proyecto abarcativo que incluya todas las propuestas y que sea superador, tal como insistió el presidente de la comisión, Aníbal Vogel.
De todas maneras y a pesar de las distintas posturas, los diputados concluyeron en la necesidad de contar con una propuesta que defienda los intereses de Misiones dentro del Inym para “evitar pedirles a los senadores, cada tres o seis meses, que cambien la Ley de conformación del Instituto”.
La discusión, que lleva varias semanas tanto en la comisión como en el recinto, pasa por lograr el consenso entre las posturas de pedir el cambio de la Ley de creación o que Misiones abandone el Inym e impulse la conformación de un Instituto similar pero provincial. Coinciden, todos, “en que así como está, no le sirve a nadie”.
Este miércoles, después de un amplio debate donde los legisladores sostuvieron cada uno sus mismas posturas frente a la problemática yerbatera, encontraron un punto de acuerdo a partir de la insistencia del presidente de la Comisión, de posponer el pronunciamiento para abarcar la problemática en general y no sólo los puntos que están en discusión. El debate enriquece y más allá de cada proyecto, estamos trabajando en algo abarcativo que comprenderá toda la problemática y más allá de los disparadores de abandonar o modificar la Ley del Inym, son disparadores que nos permiten avanzar para que en el mediano plazo tengamos algo superador sobre lo que vamos a pedir como propuesta de modificación de la Ley de Inym. No es tan simple; no es discutir solo el precio a la salida del molino sino la problemática general del sector”, insistió Vogel en varias oportunidades.
Después de un intercambio de más de una hora, llegaron a un principio de acuerdo donde buscarán las modificaciones para que el instituto cumpla sus objetivos y corrija sus falencias, sin que Misiones se aleje del organismo.

Escalada: “Misiones perdió la potestad sobre la yerba”
El diputado Hugo Escalada comenzó el debate admitiendo que abandonar el Inym puede ser una medida drástica para Misiones al tiempo que aseguró que “Misiones perdió la potestad de regular el precio de la yerba y que en la provincia no podemos solucionar este problema; cada que aparece este tema, le decimos al sector que no lo podemos resolver porque le delegamos esa potestad a la Nación”. Recordó, en ese sentido, que la yerba es un recurso natural provincial y que este recurso es de la Provincia y no de la Nación.
“Hubo una infinidad de temas centrales de debate donde reafirmamos que los recursos son de la provincia (como el debate por el agua o el del envasado en origen). Siempre fuimos al punto de que la provincia necesita tener la potestad para poder decidir y yo adhiero a eso, a la vuelta del federalismo real, que pasa por tener la potestad sobre los recursos naturales. Claramente, con la yerba, la provincia perdió esa potestad y si no la tenemos, veamos cómo recuperarla”, dijo.
En ese sentido dijo que las opciones pasan por resolver el problema del Inym o por abandonarlo, “y armemos un Instituto provincial de la yerba que le baje línea al instituto nacional en función de definiciones propias pero no podemos renunciar la potestad sobre nuestro principal producto; estamos en este callejón sin salida y lo peor para lo que hacemos política es tener que decirles a nuestra gente que no tenemos la capacidad de resolver el problema. Y eso es la negación de la política. Quizás, la propuesta para salirse del Inym, no es la mejor idea, quizás no es necesario, pero Misiones necesita recuperar la potestad sobre este producto. En Misiones el tema de la yerba genera, además, una crisis social muy fuerte”, definió.

Schiavoni: “busquemos la forma que el Inym sirva, sin salirnos de él”

DSC_3052
El diputado Alfredo Schiavoni, en tanto, consideró que “el problema del Inym es que trata de congeniar sectores antagónicos en su mirada de lucrar. Cada parte pretende sacarle la mayor rentabilidad posible. En ese proceso fueron ganando terrenos sobre el resto las grandes empresas de Misiones y Corrientes que utilizan al pequeño productor como una variable de ajuste en sus pretensiones. Eso es uno de los problemas de la Ley de creación del Inym”.
Para Schiavoni, “la decisión unánime –para acordar los precios- se da solo en años de bonanzas cuando se pagó, hace dos años, por encima incluso de los que determinó el Inym. Además, se trata de congeniar la mirada económica de dos provincias, pero las condiciones para producir en Corrientes son diferentes que las condiciones para producir en Misiones. Solo a modo de ejemplo, nuestra provincia se hizo sobre los minifundios y Corrientes, sobre los latifundios”, recordó.
El legislador dijo que si el Inym “tal como está concebido no resuelve los problemas, busquemos la forma que sirva sin salirnos de él. Si esta herramienta no sirve para solucionar los problemas, tenemos que modificarla para que sirva a los intereses de los misioneros. Creo que hay que adecuarlo para que pueda cumplir con sus fines”.

González: “no cuestionemos la herramienta mirando su mala aplicación”
El diputado Gustavo González pidió que no se cuestionen las bondades del Inym “mirando los resultados que tuvo en su implementación. El instituto surgió de un fuerte reclamo de toda la cadena productiva, de distintos sectores. Aunque fue mal utilizada, mal gestionada y no cumplió con lo estipulado, sería un error cuestionar la herramienta mirando solo la implementación negativa que tuvo. Tampoco estoy de acuerdo con la salida de Misiones del Inym; me parece una medida extrema”, dijo.
Pro abogó además por la unificación de criterios ya que por un lado “votamos y analizamos proyectos para mejorar la Ley y por otro, discutimos salirnos del Instituto; creo que el trabajo de la comisión debería estar orientada para saber a dónde vamos. La discusión ya está hace tiempo, pero tenemos que jerarquizar el Instituto. Por eso planteo mi diferencia; no creo que sea bueno salir después que fue un paso positivo esa creación. Creo que hay que avanzar por otro lado”, expresó.

Kreimer: “tenemos que patear el tablero”
El diputado Víctor Kreimer manifestó su acuerdo con Hugo Escalada respecto a que la Legislatura emita un mensaje político fuerte frente al tema yerbatero y consideró “que lo mejor, quizás, no sea salir sino lograr que el Inym funciones y que para los temas centrales no dependa siempre de la Secretaría de Agricultura de la Nación. Pero tenemos que patear el tablero y buscar esa solución para el tema yerba ya que para Misiones este es un tema social y no sólo productivo”.
En ese sentido, dijo que hay que dejar las banderías de lado porque, “necesitamos una unanimidad misionerista, donde estemos todos encolumnados peleando por el tema Misiones. Así que le pido a los diputados renovadores que ese dictamen superador (que planteó Vogel) lo discutamos acá y que no aparezca uno redactado solo para votarlo; tenemos que ponernos de acuerdo y votar algo superador lo antes posible. En nuestro caso, estamos convencidos que tenemos que encolumnarnos con el tema misiones. Les pido que tomemos el tema con seriedad, que baje el dictamen con tiempo, lo antes posible, y que podamos ponernos de acuerdo para acompañar”, dijo.

Argüello: modificar “solo del precio de salida de molino”
La legisladora Rosana Arguello, por su parte, defendió al Inym, “herramienta creada y sufrida por los productores” y defendió la modificación “solo del precio de salida de molino” porque el resto “está en la Ley y solo hay que aplicarla. Se tiene que cumplir la ley” y sin bien admitió que el subsidio es importante, “no creo que sea lo mejor salvo para algunas ocasiones. Creo que hay que fortalecer el Inym; hay cosas que hay que cambiar, como cupos de cosechas y limitación de plantación; la decisión por unanimidad no es el problema sino cómo se aplica. Con el precio de salida de molino establecido, más las otras medias (cupos, limitación, mercado consignatario), no hará falta la palabra unanimidad porque si se modifica bien y se le pide al Congreso que reformule la ley, creo que será interesante porque quedarán los valores de los molinos, que son los únicos que ponen trabas”, aseguró.

Bárbaro: “avancemos ya que estamos todos los sectores de acuerdo”

DSC_3047
El diputado Héctor “Cacho” Bárbaro lamentó que los diputados provinciales no puedan preguntarle al Inym en qué gastan los fondos ya que el organismo depende de la Nación y aseguró que los productores, en su gran mayoría, están en desacuerdo con el instituto. “Estoy de acuerdo con Escalada con que le dimos la potestad de la yerba mate al Inym; esta herramienta se creó para defender al productor y hoy ninguno de ellos están conformes ni hablan bien del instituto, salvo que sea dirigente”, dijo., antes de asegurar que “así como está la ley, no sirve; entonces hay que modificarla o eliminar el Inym pero venimos hablando y hablando y no modificamos nada.
En ese sentido propuso ir a lo concreto: “creemos que hay que modificar la ley para crear un fondo especial yerbatero similar al del tabaco, donde podemos estar de acuerdo con que no sea todo para subsidio sino, por ejemplo, para una obra social. Pero también hay que terminar con el centralismo. El Inym está en Posadas pero acá no está la yerba. El Instituto y el Ministerio del Agro y la Producción están en pleno centro de Posadas donde no se puede siquiera estacionar. Entonces, es centralista como todo; el Inym siquiera tiene una delegación en el interior”, se quejó, y volvió a defender su proyecto.
Bárbaro adelantó también que durante la próxima semana se reunirá con senadores, tengan o no el acompañamiento de los diputados provinciales de Misiones. Reclamó además que el Gobierno “nacional y popular del que yo participé, tampoco nunca dijo nada de limitar plantaciones o cupificaciones; por quedarnos quieto hoy estamos en esta situación. No podemos seguir quietos y hace tres semanas que estamos dando vueltas de nuevo, no avanzamos”, reclamó.
Y propuso a sus pares ir por la modificación:”todos los sectores estamos de acuerdo con que algo hay que hacer, hagamos algo concreto. No quiero que se siga pateando; hay que avanzar ahora porque la crisis la tenemos ahora. Y hay que salir a modificar la Ley. Proponemos entonces la modificación del Artículo 21 para crear este fondo especial y la fijación del precio de la yerba elaborada a salida de molino”.
“Esos dos puntos, nada más”, dijo Bárbaro, a lo que Vogel respondió: “Si vamos a pedir una modificación de la ley del Inym, no podemos ir con ese pedido cada tres meses, proponiendo modificaciones parciales sino que tiene que ser una propuesta superadora y que mejor momento que este. Todas las propuestas son muy buenas y necesarias, por eso proponemos que siga en análisis”.
“Pongamosnos de acuerdo con lo que queremos modificar. Comparto lo de no ir todas las semanas a pedir que modifiquen algo; armemos la mesa de discusión con todos y salgamos con algo concreto. Hablen con los colonos, que están todos de acuerdo con el fondo especial yerbatero. Lo único con lo que puedo estar de acuerdo con (el ex gobernador Maurice) Closs es que los porteños o cordobeses quieren yerba barata. Un kilo puede estar 30 y un café 50 pesos; nunca quisieron pagar el valor real. En la canasta familiar no incide el aumento de la yerba. Avancemos ya que estamos todos los sectores de acuerdo”, dijo.

“Pagan los consumidores en lugar de pagar los que más tienen”

DSC_3058
Casi al final, el diputado Schiavoni volvió a intervenir: “mi única objeción es que en vez de hacer una transferencia de recursos del sector más fuerte, que sería la molinería, al más débil, que sería el productor, del que más tiene al que menos tiene, le hacemos pagar al conjunto de los consumidores ese subsidio, y beneficiamos al grande. Sola esa es mi objeción, la de hacerle pagar a todos los consumidores en vez de hacerle pagar a los que más tienen”, dijo Schiavoni.
Después, para la eventual modificación de la Ley de creación, agregó “dos temas de los que nadie habló en todo este tiempo de discusión yerbatera: durísima sanción para los que pongan alguna porquería dentro de los paquetes; que a nadie se le ocurra desvirtuar nuestra infusión nacional para ganar más, a costilla de desprestigiar el producto y atentar contra la salud de la población. Tampoco se habló en todo este debate del mate sin trabajo infantil. Nadie discutió esto y todos sabemos las condiciones en que trabajan los tareferos, donde llevan a sus hijos a los yerbales y los chicos terminan explotados”.

En eso, que el Embajador se haga cargo –se escuchó decir por lo bajo a un diputado-.

Anuncios