Las opiniones fueron vertidas en la comisión de Desarrollo Forestal de la Legislatura que analiza tres proyectos para el sector. “La fragmentación forestal institucional responde a una lógica de los 90 y no es del todo conveniente a la hora de articular políticas forestales”, advierte.

 

Posadas (Martes 20 de septiembre). El ingeniero forestal Jaime Ledesma, asesor del Ministerio del Agro y la Producción, está de acuerdo con la creación de un instituto forestal siempre y cuando el organismo venga a congregar al sector y no a dividirlo o fragmentarlo, como ocurrió en Misiones a partir de los años 90 y se mostró a favor de propiciar un sector forestal competitivo y sustentable desde lo ambiental y social, dijo.
La opinión de Ledesma se dio en la Comisión de Desarrollo Forestal, Agropecuario y de Cooperativas de la Legislatura misionera que estudia tres proyectos relacionados con la actividad forestal. En ese sentido, convocaron a distintos sectores relacionados con la forestoindustria para conocer la opinión y recomendaciones de los actores que participan de esta actividad.
Ledesma, un referente en temas relacionados a tierras y agro, recordó que dos de las terceras partes de Misiones está cubierta con bosques (de distintas categorías) y que desde lo económico, la fortestoindustria genera más del 50 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI) de la provincia.
Respecto al proyecto del diputado Hugo Escalada, que propone la creación de un Instituto Forestal, Ledesma consideró que “sin dudas puede ser un buen disparador para generar, en el ámbito de la Comisión, un debate serio y una profunda discusión sobre política forestal con los distintos actores del sector”, que es el reclamo de las organizaciones y empresas del sector.
En ese sentido, Ledesma dijo que la política forestal en Argentina está fragmentada en cuanto a la forestación en relación a las masas naturales, a la conservación, al comercio exterior y también al desarrollo industrial forestal. “La fragmentación no implica un juicio de valor negativo pero obviamente no tiende a favorecer al sector”, especificó.
“La fragmentación forestal institucional responde a una lógica de los 90 y no es del todo conveniente a la hora de articular políticas para el sector. Si este instituto posibilita y favorece la coordinación institucional forestal gubernamental y la articulación con las cámaras empresariales, colegio profesional, sindicatos e instituciones académicas de investigación y transferencia tecnológica será, sin dudas, altamente positivo”, concluyó.

Desandar la fragmentación
El ingeniero Ledesma recordó además que el sector forestal aborda distintos aspectos, como el institucional (con planificación y articulación), el ambiental (conservación del ecosistema paraenense y mitigación de impactos), el social (con la búsqueda de la equidad social) y el desarrollo económico (potencialidad productiva – Biomasa – viviendas de madera y otras actividades).
Y trajo a colación el concepto de Bosque de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) que lo define como un conjunto de árboles creciendo en espesura de masa, y al menos con un 10 a 20 por ciento de cobertura sobre una superficie mínima dada. Los bosques prestan servicios ambientales en cualquiera de sus orígenes: primarios, seminaturales, plantados y alterados.
En su opinión, Ledesma hace estas observaciones para demostrar que el bosque es una unidad que la política no debería desconocer y citó al ingeniero forestal Martín Gartland que define a la política forestal como “el desarrollo coherente de un armonioso conjunto de medidas legales e institucionales, basadas ambas en principios políticos previamente establecidos, que conduzcan al objetivo de alcanzar un desarrollo sostenible de los recursos forestales, por medio de su principal componente, que es la ordenación forestal de los ecosistemas forestales naturales, como así mismo de los inducidos por el hombre (las plantaciones forestales)”.
“Muchos errores se han cometido por no tener esta claridad conceptual. Por supuesto que hay que fortalecer la institucionalidad, pero antes hay que tener clara la definición política. Si no hay claridad conceptual y de objetivos, los instrumentos normativos e institucionales por sí, no sirven”, aseguró Ledesma.

Institucionalidad gubernamental forestal de Misiones
Respecto a lo que define como la Institucionalidad Gubernamental Forestal de Misiones, recordó que la actividad, fragmentada, hoy depende de todos estos organismos:
Solo el Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables tiene a la actividad dividida en estas reparticiones: Dirección General de Bosques Nativos; Unidad Técnica de Ordenamiento de Bosques Nativos de la Subsecretaría de Ordenamiento Territorial; Unidad de Gestión Especial Corredor Verde; Comisión Provincial de Bosques [Ley XVI N° 7 (antes Ley 854 “De Bosque”)].
El Ministerio del Agro y la Producción con la Subsecretaría de Desarrollo Forestal y el Ministerio de Industria en la Subsecretaria de Industria y Subsecretaria de Planificación Industrial.
Después están la Secretaría de Energía, el Ministerio de Acción Cooperativa, Mutual, de Comercio e Integración; el Instituto de Fomento Agropecuario, el Centro Tecnológico de la Madera y el Aglomerado Productivo Forestal.
Las leyes vigentes vinculadas a la actividad forestal son las XVI Nº 7 (antes Ley 854 “De Bosques”); XVI Nº 53 (antes Ley 3.426 “De Bosques Protectores y Fajas Ecológicas”); XVI Nº 60 (antes Ley 3.631 “Área de Conservación y Desarrollo Sustentable – Corredor Verde”); XVI Nº 65 (antes Ley 3.751 “Plan Provincial Manejo del Fuego – PPMF”); XVI Nº 105 – Adhesión Ley Nacional Nº 26.331 “De OTBN”); XVI Nº 106 (Marco Regulatorio de los Recursos Dendroenergéticos Renovables); VII Nº 11 (antes Ley 2267 de Régimen de Radicación y Habilitación Industrial); VII Nº 37 (antes Ley 3.585 “de Adhesión a la Ley Nacional 25.080 del Régimen de Promoción de Plantaciones Forestales) y la ley VII Nº 59 (antes Ley 4512 – Promoción, Fomento, Radicación, y Habilitación de las Actividades de Producción Local).
Y en cuanto a futuras reglamentaciones, también el Plan Maestro Forestal –del diputado Carlos Rovira- con la visión de Contribuir al Desarrollo Foresto Industrial sustentable de la Región, que cuenta con Dictamen de la Comisión de Desarrollo Forestal de la legislatura misionera, que también tiene distintos proyectos de ley relacionados con este tema: la creación de la Sociedad Forestal Misiones Sociedad del Estado –Fomise-; la creación del Ministerio de Desarrollo Forestal y la Creación del Instituto Provincial Forestal como ente de derecho público no estatal, los tres del diputado Hugo Escalada y la propuesta del diputado Héctor “Cacho” Bárbaro que impulsa la Creación del Instituto Provincial de la Madera (IProMa).
La comisión de Desarrollo Forestal, Agropecuario y de Cooperativas de la Legislatura misionera analiza tres proyectos para el sector (de Rovira, Bárbaro y Escalada), con la intención de unificarlos. En ese sentido, está abierta la convocatoria a distintos actores a quienes requieren opiniones.

dsc_5357
Jaime Ledesma (de saco azul) expone en la comisión de Desarrollo Forestal de la Legislatura.
Anuncios