La huelga y movilización docente que se inició hoy en todo el país reclama la restitución de la paritaria nacional que desde su implementación permitió achicar la brecha salarial y reducir  un 22% la desigualdad entre provincias. Además, la Paritaria, impuesta por ley, institucionaliza un fondo compensador financiado por el gobierno nacional, que ayuda a provincias que tienen dificultades para solventar el costo acordado de un salario mínimo nacional.

Posadas (Lunes, 6 de marzo) El objetivo de la huelga nacional docente que se inició hoy masivamente y se prolongará hasta mañana, inequívocamente se centra en reclamo de la apertura de Paritarias nacionales. Así de concreto. Sin embargo, la acción psicológica desplegada por los publicistas del gobierno ha logrado ocultar ese objetivo central de la lucha. Se cruzan en la escena agitaciones gorilas de un lado, como escrachar a un dirigente porque es gordo, tiene el pelo largo y se deja la barba como el fanatismo paranoico del otro lado cuando se afirma, en forma reduccionista, que se provoca la crisis para legitimar un proceso de privatización de la enseñanza. Escaramuzas hubo muchas y se siguen generando con la ayuda macartista de periodistas de los medios hegemónicos. Se amenaza con aplicar aumentos por decreto, con descontar los días no trabajados y hasta insólitamente con voluntarios para reemplazar a los docentes. El diálogo tan mentado trocó en una guerra. Y en una guerra hay que combatir al enemigo. Y todo vale. Se llega incluso al absurdo de criticar hoy desde el llano lo que se hacía en el gobierno y a la inversa hacer desde el gobierno lo que se criticaba desde el llano.

Título de La Nación sirve para una clase práctica

En el combate de quién aprieta más o dice las frases más ingeniosas queda sepultado el debate de fondo. El título de La Nación de hoy, la centenaria, comprometida con la verdad y la Patria, es una joyita que da para recortar y llevar a las aulas para una clase práctica de cómo manipular una información y ponerla al servicio de la propaganda. Manipula, por supuesto sin perder su estilo, digamos braguetudo. A toda página destaca: “La Iglesia llamó a bajar la tensión del conflicto docente. Y en la bajada agrega: Paritarias. En vísperas del paro de hoy y mañana en casi todo el país, pidió a los gremios “ceder un poco en sus reclamos” y a las provincias, que dieran lo máximo que se pueda. Pero como la era de la comunicación directa modificó un poco el escenario de los años de Mitre cuando fundó el diario, permite hoy ir directo a las fuentes. En el sitio del Episcopado, aica.org, se puntualiza otra cosa. Textual: El presidente de la Comisión Episcopal de Educación Católica, monseñor Eduardo Eliseo Martín, pidió al Gobierno y a los gremios docentes que bajen la “escalada de confrontación” y que se vuelva al diálogo, para destrabar el conflicto en el inicio del ciclo lectivo y con un paro de 48 horas para este lunes y martes. El prelado consideró que las autoridades políticas deben hacer un esfuerzo máximo para “dar lo que más se pueda” y los gremios docentes “ceder un poco” en sus reclamos, para que los escolares puedan iniciar las clases.
La información de la Agencia Informativa Católica Argentina, habla del “Gobierno” y no de las provincias. Se entiende, que si el conflicto es por las paritarias nacionales, el mensaje está dirigido a Macri y Bullrich. Las distorsiones y verdades a medias también aportan a la confusión y no ingenuamente.comparativa LANACION y AICA sobre pedido.jpg

El fondo de la cosa es el Fondo

Estas disputas de superficie no son casuales. Tienen el objetivo estratégico de ocultar la cuestión de fondo. En un juego de palabras se puede sostener que la lucha docente en el fondo es por el Fondo de Incentivo Docente que representa alrededor del 10% de la masa salarial y a la vez es un instrumento político para equilibrar los salarios docentes entre las jurisdicciones. Por eso el objetivo es la Paritaria Nacional Docente (PND). Desde su implementación en 2008 y hasta 2016, permitió reducir un 22% la desigualdad salarial entre los docentes de cada provincia, al elevar el “piso” de los sueldos en todo el país. Pese a este avance, tras nueve años de realización ininterrumpida, el gobierno de Mauricio Macri decidió que la discusión salarial se lleve a cabo sólo en las provincias, las cuales quedarán expuestas en sus posibilidades económicas para responder, no solo ante las paritarias, sino también a las políticas educativas y de formación docente que también se definen en la Paritaria Nacional.
Desde Udpm se recordó que “uno de los objetivos de la Paritaria Nacional Docente fue la recentralización en el Estado Nacional de la discusión de los salarios docentes para procurar reducir, o al menos desacelerar, la inequidad estructural institucionalizada desde el traspaso de los años menemistas”. Desde entonces, la implementación del piso permitió que se pase de una brecha de 2,5 veces entre el salario mayor y el menor a 2 veces el año pasado, registrando una reducción de 22% entre los salarios provinciales.
Esta norma fue votada en 2005 por amplia mayoría en ambas cámaras del Congreso. Entre los diputados que apoyaron la iniciativa se encontraba el actual ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, quien hoy niega la Paritaria Según explica, “la Nación no paga salarios” y marca que en el acuerdo paritario del año pasado se estableció que “el mínimo docente siempre estará un 20 por ciento por encima que el mínimo vital y móvil”(SMVyM), por eso en Cambiemos consideran que no debe haber una convocatoria a discutir la base salarial.
Sin embargo, Stella Maris Leverberg, refuta al ministro. “Decir que “la Nación no paga salarios” es olvidar que la Paritaria, impuesta por ley, institucionaliza un fondo compensador financiado por el gobierno nacional, que ayuda a provincias que tienen dificultades para solventar el costo acordado de un salario mínimo nacional. “Cuando la sociedad reclama que la educación sea mejor, que los docentes estén formados y que haya acceso para todos al mismo tiempo, reclama financiamiento educativo”, explicó para agregar que “no puede ser que el Gobierno no cumpla con la ley, si no le gusta lo que tiene que hacer es mandar otro proyecto al Congreso para que decida si no hay más paritaria”.
Ya al convocar a la huelga, la sindicalistas misionera recordó que en el acta acuerdo del 24 de febrero, “en los primeros tres incisos del punto I que firmamos, quedó expresada la necesidad de compartir esta lucha para la recuperación de las paritarias y seguir sosteniendo el Incentivo Docente, Fondo Compensador y la garantía del mínimo vital y Móvil para aquellos que se inician”, Asimismo aclaró que “ya habíamos informado que, de tomarse medidas de acción directa por parte de la CTERA, adheríamos al reclamo, ya que estamos hablando de defender el cumplimiento de la ley de Financiamiento Educativo y de nuestro convenio colectivo de trabajo”.

Anuncios