El secretario general de la Adunam denunció hoy aquí que Macri se propone destruir la significación de las paritarias y empuja a los trabajadores a resistir con medidas de fuerza y ganando la calle. Dijo que niega modificar la oferta en 800 millones más, un aumento equivalente a lo que se paga por día por intereses de la deuda que el mismo gobierno contrajo.

Posadas (miércoles, 3 de mayo). Mañana se reanuda en Buenos Aires la negociación paritaria por los salarios universitarios. “Hay muy pocas expectativas”, adelantó aquí el secretario general de la Adunam, Aníbal Velázquez. “No creemos que el Gobierno se mueva de su propuesta, no por lo que significa presupuestariamente el aumento que pedimos, sino porque nuestra paritaria está ligada a la pulseada política del gobierno nacional con todo el sindicalismo en su inocultable objetivo de bajar el costo de los salarios y bajar la participación de los trabajadores en el ingreso nacional”, consideró el profesor misionero que conoce los vericuetos de estas negociaciones ya que fue uno de los fundadores y conductores de la Confederación.  Perspicazmente sugiere seguir de cerca la pulseada de la gobernadora Vidal con los docentes de la provincia de Buenos Aires. “Es el caso testigo. Allí –agregó- se libra en la superficie la ofensiva neoliberal y la resistencia popular”.
¿Dice que Macri tiene la plata pero no afloja por una cuestión de proyecto político?, le repreguntamos.
“Es así”, nos respondió con números en la mano. “Macri –afirmó- gobierna para los exportadores agrícolas, los exportadores de minerales, como así también para los exportadores de commodities industriales y fundamentalmente para el sector financiero, que es premiado con altas tasas en letras y bonos que dejan ganancias exorbitantes en dólares. Y el proceso de endeudamiento es clave en este esquema. Como se observa en la última Carta Abierta, “hay en marcha una devastación de la Nación, se la endeuda y se la achica, se destruye la producción más compleja y se favorece una especialización basada en recursos naturales y los servicios financieros”.

Deuda y renuncia a la soberanía

Lejos de quedarse en la denuncia, digamos ideológica, el dirigente gremial misionero, como profesor de matemáticas puso números sobre la mesa. “El proceso de endeudamiento, desde luego que es un negocio para el sector financiero y habrá que ver si también para los negociadores ya que siempre hay comisiones en esas transacciones, pero volver a endeudarse es parte fundamental de la cesión de soberanía. Es volver a atarse a las decisiones del FMI y de Washington”, enfatizó.
“Pero vayamos a  los datos concretos”, continuó. Somos 150 mil docentes y el aumento que concedió el gobierno nacional suma un total de 6.200 millones de pesos en el año. Nosotros estamos peleando para que esa masa se incremente en 800 millones”.
¿No es mucho?, lo interrumpimos.
“Parece –respondió- pero hay que ponerlo en contexto y verá que no es tanto”. Y comparó. El Presupuesto 2017 relativos al Gasto Público  dispone para el total de la Administración Pública Nacional: 2.363.600 millones de pesos. “Hablamos de 2 millones de millones”, aclaró. De todo ese gasto, el gobierno nacional sólo destina 131 mil millones para Educación y Deportes. “El 5%, remárquelo”. En la otra mano, después de haber abierto las compuertas para la toma de deuda, este año, figura en el Presupuesto, se debe pagar 248 mil millones de pesos exclusivamente por los Intereses ya que durante el año del Capital no se paga un centavo. Calcule, el pago de estos intereses implica un promedio diario de 680 millones de pesos. Evidentemente no es mucho lo que pedimos”.
Velázquez reafirmó así que el gobierno nacional filtra en las negociaciones paritarias sus objetivos políticos. “El bastardeo de la institución paritaria no nos deja otra camino que las medidas de fuerza y resistir en la calle”, concluyó para adelantar que la Adunam adherirá a  la huelga de una semana que se inicia el lunes que viene.

Anuncios