El ministro de la Producción de Corrientes, Jorge Alberto Vara, está convencido que no existe monopolio en la comercialización yerbatera; pero tampoco le preocupa “si la hubiera”. Entiende que las dos provincias productoras deben trabajar juntas en la comercialización del producto. Criticó que el Gobierno nacional no proteja la industria y permita la libre importación.

Por Alejandro Fabián Spivak.
Corrientes (Lunes 5 de junio). El ministro de la Producción de Corrientes, Jorge Alberto Vara, dijo que su provincia tiene una situación similar a la del sur de Misiones con la actividad yerbatera, porque el Norte misionero tiene otra realidad, aseguró.
“Conocemos la situación y acompañamos a Misiones en sus reclamos, porque a los correntinos nos pasa algo similar con la producción de tabaco, donde Misiones está mejor que Corrientes, porque para esta provincia es un problema social que se circunscribe a la zona de Goya. En el Inym, al igual que Misiones, Corrientes tiene un representante del Gobierno en funciones hace ya ocho años”, agregó.
El funcionario no se define por dejar como está o cambiar la ley que regula el Inym, como la unanimidad para aprobar los precio para la hoja verde y la canchada. “Tenemos diferencias como también coincidencias. Es cierto que el Inym tal vez no dio todas las respuestas que el productor se merece pero a veces la realidad del mercado se impone”, dijo, para admitir a continuación que conoce las irregularidades del sector: “el precio anterior no se venía cumpliendo o se pagaba con cheques posdatados a una excesiva cantidad de días (debe ser al contado pero algunas empresas grandes entregaron cheques a 290 días). El Inyn debería tener la fuerza para hacerse respetar y hacer cumplir la ley. No es la primera vez que hay una distorsión entre los precios fijados y los precios pagados”, dijo el ministro Vara.
Además, entiende, que “en la mesa del Inym faltan los supermercados e hipermercados”.
El ministro Vara está convencido que la situación yerbatera de Corrientes es buena, “porque se pagan los precios oficiales y esto hace que los productores no estén mal”, pese a los plazos excesivos que mencionó.

“Nos va muy bien con las dos empresas que manejan la industria”

El funcionario no cree que la industria yerbatera esté manejada por cuatro o cinco empresas. “A nosotros nos va muy bien con las dos grandes empresas que manejan esta industria en Corrientes (Las Marías, desde Gobernador Virasoro y Playadito, desde Colonia Liebig). Si ambas no hubieran crecido como lo hicieron, la industria yerbatera en Corrientes estaría muy mal. Valoro mucho el esfuerzo de esa empresa familiar y de la cooperativa de Colonia Liebig. A mí no me preocupa el monopolio porque el sistema capitalista no está en discusión, ni con el anterior ni con este Gobierno nacional. En la industria yerbatera no hay carterización. Hay empresas que han crecido mucho”, definió.
Si bien no quiso inmiscuirse mucho en la situación yerbatera de Misiones, dejó una opinión: “me parece que a Misiones le está faltando un par de cooperativas fuertes que se sumen a las que ya tienen, inclusive hay algunas cooperativas asociadas a la correntina ubicada en Colonia Liebig” y cuestionó, también, la falta de un trabajo en conjunto entre ambas provincias. “No puede ser que seamos las dos únicas provincias que producimos y comercializamos este producto y no nos pongamos de acuerdo. Falta estructurar sistemas de comercialización en conjunto”, dijo.

Pide protección nacional

El ministro Vara entiende que la clave de la industria es la competencia pero aún así pidió que el Gobierno Nacional proteja a la industria yerbatera y a las demás economías regionales, “porque el problema surge cuando se altera la competencia por esos países como Estados Unidos que tienen un sistema de libertad económica pero protegen sus economías regionales”.
“Si partimos de que Corrientes tiene un 10 ó un 12 por ciento de la superficie de yerba mate con un rendimiento por hectárea que duplica a la producción misionera, supongamos del 10 para el 12 por ciento de la producción, pero además de salida de molino tiene el 50 por ciento, evidentemente nuestra industria está trabajando con mucha materia prima misionera. Hubo acciones políticas a los efectos de revertir esa situación pero a la vez hay acciones políticas para limitar el crecimiento de las plantaciones. Si vamos a aplicar fronteras internas o pondremos en discusión qué cantidad de materia prima produce, también podríamos decir que, por ejemplo, Corrientes produce 2,5 millones de terneros y sin embargo importa carne. Nuestra ganadería está perfectamente integrada a la producción nacional ganadera. Eso no nos preocupa porque tenemos mejores precios. Lo que se debe suprimir son esas barreras que encarecen el costo de producción”, dijo.
Agregó en ese sentido que “Corrientes tiene inversores en el tema yerba mate que hoy están limitados. Nosotros planteamos que esas inversiones deben ser para el 2018 porque en 2017 ya se hicieron las inversiones correspondientes de parte de los viveristas”.

Datos de la economía correntina

Vara sostuvo que el porcentaje de exportación de yerba mate correntina es mínima en comparación con el arroz “que se exporta en un 80 por ciento. El problema de las exportaciones es el valor del tipo de cambio. El mercado interno está capitalizando las marcas y fundamentalmente las cadenas de comercialización”.
Pero admite que en los últimos 15 años “se fundieron productores a costa de las grandes cadenas de comercialización”.

Economías regionales

El ministro de la Producción de Corrientes admitió ante Misiones Plural que la situación de las economías regionales “es complicada” sobre todo, dijo, por las exportaciones y el tipo de cambio que tenemos. “En el caso de Corrientes el problema se suscita en el arroz y en el citrus”.
“El Gobierno nacional debería proteger más a las economías regionales. Las medidas que toma el Gobierno nacional tienden a liberar más las capacidades de competitividad de las cadenas industriales más competitivas que lamentablemente para nosotros están en la Pampa Húmeda. Entonces es que como que gobiernan para La Pampa Húmeda”, dijo el ministro Vara, “zona donde están trabajando a ´full´. Se acomodó el maíz; en el trigo bajaron las retenciones del 27,5 al 22,5 por ciento y hubo cosecha récord, por ejemplo, de maíz y eso que esa zona está castigada por las inundaciones, como Corrientes”.
El funcionario también dijo que Corrientes es una provincia aliada al Gobierno nacional aunque esa alianza política no le impidió criticar la política agropecuaria que lleva adelante el Gobierno de Mauricio Macri: “tienen que ver que sólo con la Pampa Húmeda no se hace un país. El Norte y El Sur también existen”.

“El ferrocarril es más necesario que la hidrovía”

Para el funcionario correntino, otro grave problema que afecta a las economías regionales es el costo del flete de los productos exportables. Y dio un ejemplo: “el arroz cáscara se cotiza a 200 dólares la tonelada pero a eso hay que agregarle unos 60 dólares del flete al puerto. Es por ello que la Mesopotamia necesita urgente el ferrocarril que, a nuestro entender, es más necesario que la hidrovía”.
Y amplió el ejemplo con el arroz: “Corrientes exporta arroz a través del puerto de Concepción del Uruguay, en Entre Ríos. Como mínimo, para que sea rentable, un productor debe exportar unas 22 mil toneladas. Para el caso del citrus, Corrientes exporta el 40 por ciento de la producción, agregó.
“Es por ello que para bajar costos necesitamos el dragado del río hasta Concepción del Uruguay y el ferrocarril mesopotámico desde ese puerto hacia el norte, incluso hasta Posadas”.

El sector madero y lanero

Respecto al sector maderero, el Ministro entiende que “el problema es que no resulta competitivo con los precios que ingresan de la importación” y comparó al sector maderero con el lanero, que los entiende similares. “En cuanto a la lana correntina la situación es similar o peor aún porque puede mantenerse en pie. La cooperativa Corpolán de Curuzú Cuatia cierra sus puertas en unos días”, según anunciaron.
Esa cooperativa reúne a todos los productores del norte y centro de Corrientes. “Debemos urgente efectuar un programa de reconversión industrial”, como salir de la producción con la oveja lanera para pasar a la oveja carnicera, “porque con la lana los productores están fundidos”.
“Hay una crisis internacional en la industria lanera. A eso se le agrega el costo argentino que en dólares es el más alto por hectárea de la historia de la producción nacional.

“Necesitamos una pastera”

El ministro Vara dice que para que Corrientes siga creciendo “necesitamos urgente la instalación de una pastera porque de lo contrario no podemos colocar las 500 mil hectáreas forestadas de madera. Corrientes está procesando, en madera, una tercera parte de la tasa anual de crecimiento”, dijo.
Explicó que tienen “500 mil hectáreas que, a una tasa anual de crecimiento de 25 toneladas, da un total de crecimiento de unos 12,5 millones de toneladas anuales. Actualmente estamos procesando entre 4 y 4,5 millones de toneladas al año de madera”, explicó, para admitir que el Gobierno correntino está hablando con alguna pastera, pero no quiso confirmar ni desmentir si ese acercamiento es con la empresa chilena Arauco que opera desde hace años en Misiones.
“Es una posibilidad –dijo-. Lo que sucede es que se trata de una inversión de 2.000 millones de dólares con blanqueo incluido. Si hablamos de papel kraft, la inversión estaría cercana a los 300 millones de dólares lo que sería una alternativa, además de la reducción del impacto ambiental al no incluir el blanqueo. No hay más de cuatro o cinco operadores en el mundo capaz de encarar inversiones de esta magnitud”, reflexionó.

Energía correntina y biomasa

Vara desmitificó que Corrientes carezca de energía para que puedan instalarse nuevas industrias. “Al contrario, estamos haciendo inversiones importantes. Reconozco que tenemos problemas en la zona Norte, de la tierra colorada, en la distribución”.
Pero además están invirtiendo en energía por biomasa, “generando 4, 40 y megas en Virasoro, se están licitando 16 megas en el Parque Industrial en Santa Rosa; se están licitando plantas en Santo Tomé e Ituzaingó. Con estas plantas estaremos por encima de la generación de 150 megas”.

Anuncios