“Diputado, trabaje más, estudie e infórmese antes de oponerse”, le recomendó hoy la diputada Silvana Giménez a su par Germán Bordón que reclamaba conocer un informe que estaba publicado ya el 2 de junio. Fue en la comisión de Obras Públicas cuando el ucerreísta descalificó un reclamo al gobierno nacional sugiriendo “tiran cifras al voleo”. Marcelo Rodríguez estaba dando cifras precisas de acreencias que tiene Emsa con Camesa en base a un trabajo técnico.

Posadas (jueves, 22 de junio) La diputada Silvana Giménez cruzó fuerte hoy a su par Germán Bordón: le recomendó trabajar más y dedicarse a estudiar los proyectos antes de oponerse porque sí. Sucedió en la comisión de Obras Públicas cuando el presidente Orlando Franco puso a consideración un proyecto de comunicación del diputado Marcelo Rodríguez reclamando al gobierno nacional para que destrabe acreencias que tiene Emsa con la compañía distribuidora. Como se informa en nota aparte, Rodríguez hace mención a un detallado estudio técnico que reveló que Emsa es acreedora por 1.250.074.382,88 de pesos.
Bordón, desconociendo que el proyecto estuvo en tratamiento tres semanas en Comisión, evidentemente bajo la nueva impronta de la UCR de defender acríticamente todo lo que hace el gobierno nacional, salió al cruce con una frase desgraciada: “habría que ver –dijo- porque se tiran cifras al voleo…” y agregó después en su reflexión “a mi no me consta”.
Rodríguez, con la calma más absoluta y sin entrar en discusión, desplegó los estudios técnicos que fundamentan la precisión de las acreencias y su reclamo al gobierno nacional. Se limitó a recordarle al diputado ucerreísta que el proyecto había ingresado con el anexo el 2 de junio. Fue la diputada Giménez la que se encargó de dejar en evidencia el desliz de Bordón. “Diputado el estudio técnico está disponible en la comisión desde hace tres semanas, tómese el trabajo de leerlo antes de oponerse. Trabaje, estudie e infórmese”, le sugirió. Mientras Bordón ensayaba una débil excusa: “a mi nadie me dio nada”, otros diputados hablaban al mismo tiempo. Fue Roberto Chas el que dio por terminada la absurda cuestión. Como presidente del bloque de la Renovación, esperó los tiempos para pedir al presidente que se ponga a consideración.
Cabe aclarar que el estudio que dice Bordón era secreto, fue publicado por este sitio el 2 de junio en una nota bajo el título: “En pleno debate por las tarifas se supo que Emsa tiene acreencias por 1.250 millones de pesos con el Estado nacional”

Anuncios