Desde todos lados salieron hoy a pegarle a Luis Pastori por votar en contra del tratamiento de la emergencia yerbatera en la Cámara de Diputados de la Nación propuesto por el bloque misionerista. Pedro Puerta y María Losada desde otros espacios políticos y Sergio Delapierre desde el sector coincidieron en cuestionar su obediencia al mandato partidario sobre los intereses de Misiones.

Posadas (miércoles, 28 de junio) El diputado Luis Pastori quedó hoy en el centro de las críticas por haberse opuesto a tratar la emergencia yerbatera en la Cámara de Diputados de la Nación. Ni bien se conoció la noticia difundida por este medio (ver nota) a través de un informe de un enviado especial, tanto desde el sector como desde la política hubo pronunciamientos contra la decisión del diputado de la UCR que además se postula para una reelección.
Sergio Delapierre, representante de los pequeños secaderos de la zona norte no dudó en cuestionar la actitud de Pastori “que ha dejado bien claro que vota por mandato partidario por encima de los intereses de nuestra provincia”. El empresario apunta precisamente al mayor déficit de la representación política cuando se ve condicionada por los partidos. Sin disimulo hizo saber y dejó bien sentado que está molesto con Pastori y le pedirán explicaciones por su renunciamiento.

Quedar bien con su jefe

Pedro Puerta fue también categórico. Con un dejo de ironía destacó que “es entendible el voto de Pastori”. ¿Cómo entendible”, le preguntamos: “Porque debe responder a los intereses del gobierno nacional por encima de los intereses de los misioneros”, respondió.
“Por eso –agregó- nosotros desde Unión Popular, si bien acompañamos el rumbo general de las políticas del gobierno nacional, no nos arrodillaremos dejando de lado los intereses de Misiones. Evidentemente Pastori sólo se preocupa por quedar bien con su jefe”, señaló Puerta que también se postula para ocupar una de las tres bancas que Misiones renueva en la Cámara de Diputados de la Nación en las elecciones de octubre.

Cómplice del ajuste

María Losada no salía de su asombro. “No puedo entender la posición que tomó Pastori”, dijo perpleja quizá por los límites que cruzan algunos políticos que reproducen en los partidos de la obediencia debida. Interpretó el voto en contra del tratamiento de la emergencia yerbatera del diputado de la UCR como un “portazo en la cara de todos los misioneros”. Destacó la diputada alfonsinista que se postula también al Congreso por el Frente Avancemos que el voto de “Pastori contra los pequeños productores y secaderos tiene un contexto y es la emergencia real del sector agravada por los incumplimientos de la promesas que le hicieron funcionarios de la Nación a los representantes del sector que se habían movilizado a Plaza de Mayo en días del yerbatazo”. Al describir el contexto de crisis afirmó que se está en una situación límite y pronosticó que puede estallar. “No se lo que entienden en Buenos Aires de yerba, pero hubo sectores de las economías regionales que lograron declarar la emergencia, como la manzana de Río Negro. Por eso no lo entiendo a qué juega Pastori”, reiteró.
Pastori demuestra que no ha interpretado las urgencias que se viven en las chacras y los padecimientos de las familias” consideró aunque no descartó la posibilidad de que sea “cómplice del ajuste que ha iniciado el gobierno nacional en las provincias chicas, chicas digo en cantidad de electores”. Observó en ese sentido que la baja de subsidios en programas como el Progresar se viene registrando en nuestras provincias. “Proporcionalmente no es lo mismo dar de baja 50 mil becas en Misiones que en Buenos Aires”, denunció.

Bonaerense con vergüenza ajena

Pero el colmo de las críticas al voto de Pastori fue la observación, digamos imparcial, que formuló Graciela Caamaño del espacio de Sergio Massa. Cuando ene l recinto fundamentó el respaldo al pedido del bloque de diputados de Misiones precisó que “nosotros desde nuestro bloque vamos a acompañar el proyecto del bloque misionerista”. Por supuesto que no hizo alarde de entender la economía yerbatera, pero habló del contexto general del proceso económico por el rumbo de las políticas de la Casa Rosada “porque las economías regionales están todas al borde la quiebra o ya están quebradas”.
Después, como con vergüenza ajena remató “no entiendo la postura adoptada por los diputados misioneros de Cambiemos. Deberán explicarle a los productores yerbateros las razones por que no acompañaron el proyecto de declaración”.

Anuncios