Gremios y estudiantes unidos se encuentran en estado de movilización en defensa de la Universidad Pública. El gobierno nacional está subejecutando en 11 mil millones de pesos el presupuesto que es ley. No habrá clases la próxima semana. Se pevén marchas a las plazas de la República y se motivará a gobernadores y legisladores a levantar la voz institucionalmente por las deudas que ya llegan a 11 mil millones de pesos.

Posadas (1° de agosto) La comunidad universitaria de Misiones se encuentra movilizada en defensa de una Universidad Pública, gratuita y que garantice el acceso a los estudios superiores de calidad. Unidos, gremios y estudiantes tienen en agenda para mañana  una reunión con la rectora Alicia Bohren a la que le solicitarán convoque al Consejo Superior para definir acciones que trasciendan las medidas de fuerza.

Por lo pronto, el secretario general de Adunam, Aníbal Vleázquez, confirmó a Plural que los docentes de las universidades públicas del país decidieron no volver a clases, tras las vacaciones, en rechazo a la escueta oferta salarial del Ministerio de Educación, que no se mueve del 15% y en cuatro cuotas a pesar de que el propio presidente de la República admitió ayer que la inflación de este año será del 30%.  Además, de ese 15 por ciento hasta julio sólo se concretó el 5 por ciento, que es todo el aumento que recibieron en 2018. Es decir que uno de los sectores donde las paritarias quedaron muy por debajo del IPC es el de los docentes universitarios.

Como ya se hubo de informar en este sitio, la deuda del Estado nacional con las universidades públicas de todo el país ascienden a 11 mil millones de pesos, de los cuales 50 millones corresponden a la Universidad de Misiones.  La rectora Bohren, una gran defensora de la universidad pública como eje de la movilidad social que caracterizó a la Argentina durante el siglo XX, ni bien asumió reveló la existencia de esa deuda que afecta al funcionamiento de las facultades, las becas de los alumnos y  los programas de investigación que son fundamentales para trasferir los conocimientos, la ciencia y la técnica a la sociedad.

¿De dónde surgen los números de la del Estado con las Universidades Nacionales? No sólo fue mencionada en la última reunión del CIN, donde se habló de la deuda exacta: 10.993,4 millones a las universidades, sino que son datos consignados en Presupuesto Abierto.

Es deuda, porque es la diferencia entre el presupuesto devengado o ejecutado y lo efectivamente pagado por Transferencias Nacionales a universidades. Si un monto entra en la categoría de “devengado”, significa que el Estado contrajo una obligación de pago. Y se hacen los distraídos.

Unidad en la acción. En la calle y en palacio

El dirigente misionero, destacó la unidad que se está dando en la acción. Por un lado las dos vertientes de la Conadu se sumaron en reclamos conjuntos y aquí en Misiones aunaron criterios los gremios y las agrupaciones estudiantiles. Adelantó que habrá movilizaciones y muy probablemente se lleguen a cortar parcialmente las rutas 12 y 14 durante los días que se extienda la huelga docente. Asimismo habrá marchas en todas las plazas de la República.

Pero la lucha no sólo estará limitada a la calle, sino que la pretensión es movilizar a todas las instituciones de la provincia. La convocatoria al Consejo Superior es para institucionalizar la voz del reclamo y a la vez comprometer, también institucionalmente a los Poderes Ejecutivo y Legislativo para que el pronunciamiento en favor de la Universidad Pública tenga el marco de la política, digamos en Palacio. También hablarán con los representantes de Misiones en el Congreso de la nación para que intentan levantar también la voz en el Parlamento.

Velázquez, que tiene una trayectoria indiscutida y reconocida de lucha por la dignidad del trabajador docente y no docente de las universidades, hizo una reflexión política que se sustenta en la historia reciente. Como secretario general de la Conadu en los primeros años de la democracia recuperada, sostiene, como profesor de matemática que es, que las fuerzas de las movilizaciones son directamente proporcional a los resultados conseguidos. Recordó que a Menem no le entraba bala hasta que una marcha que se extendió desde el Palacio Pizzurno hasta el Congreso por la avenida Callao y a la que se fueron sumando docentes que ya adelantaban la instalación dela carpa blanca, logró torcerle el brazo a los economistas ortodoxos que lo entornaban. La misma fuerza y masividad, no sólo numérica sino cualitativa, logró, según recuerda, terminar con el ajuste salvaje de López Murphy cuando de la Rúa, con los mismos que hoy rodean a Macri, como la ministra Bullrich, pretendieron reducir el 13% los salarios y jubilaciones.

Foto: Archivo Conadu Histórica

 

Anuncios