Expectativas de los madereros por los anuncios del Presidente. Cristian Gruber, presidente de Amayadap se mostró conforme con el tipo de cambio alto y esperan medidas que rompan el círculo vicioso del dólar arrastrando la inflación y subiendo las tasas a nivel recesivo. Afirmó que las retenciones perjudican al sector. Celebró las gestiones del gobierno provincial para abrir el mercado de Israel.

Eldorado (Domingo, 2 de septiembre). El presidente de la Asociación Maderera, Aserraderos y Afines del Alto Paraná (Amayadap) está convencido que hoy Macri anunciará nuevos ajustes fiscales. En tanto que espera que no vuelvan las retenciones al campo.
Es partidario de un dólar libre, pero con una inflación muy por debajo de la actual.
En la charla con Alejandro Spivak de nuestra redacción, destacó como positiva la reunión que, en representación del gobierno provincial, mantuvieron el ministro de Gobierno Marcelo Pérez y el intendente de Eldorado Norberto Aguirre con el embajador de Israel en la Argentina Ilán Sztulman, oportunidad en que, entre otros temas se dialogó sobre la posibilidad de exportar madera con valor agregado a ese país de medio oriente.
Gruber tiene, al igual que la mayoría de los argentinos muchas expectativas respecto al paquete de anuncios económicos que daría hoy el presidente de la Nación Mauricio Macri “Estamos muy pendientes de los anuncios que formulará el presidente Mauricio Macri. Creemos que se vendrán nuevos ajustes fiscales. Se habla de volver a las retenciones al agro y eso sería, a mi entender un error ya quedó demostrado que no sirve; el caso emblemático es el trigo”.
“Cuando se aplican retenciones los que terminan haciendo el negocio son los menos y los más grandes, cuando el negocio es más simple logramos que los empresarios más chicos se animen a exportar. En Misiones muchísimos aserraderos pequeños exportaban; ya no están inscriptas como exportadores, perdieron todos los registros, 12 años estuvimos fuera del mercado internacional”.
Para Gruber el dólar tiene que tener su propio equilibrio “Estimo que el piso y el techo del dólar se ubicará entre los 38 y 40 pesos. Un dólar casi a 40 pesos nos sirve a los madereros para exportar, pero no nos permite cerrar los números con una inflación de entre el 32 y 35 por ciento anual”. Sostuvo que el sector necesita un dólar equilibrado. “No podemos tener una moneda estadounidense que de pronto abre a 35 y el mismo día sube a 40 y luego termina en 38 pesos; por ejemplo”.

Controlar la inflación

El dirigente empresarial maderero es partidario de un tipo de cambio alto que no se licue frente a la inflación por lo que insiste en que se necesita una baja drástica de la inflación en forma urgente “porque hoy por hoy es difícil armar los costos”. Lo que se vende de madera en el mercado nacional tiene un componente de importado relativamente bajo
Destacó que el dólar alto “permite que el sector maderero pueda exportar”, pero un tipo de cambio muy variable “mete presión también sobre el mercado nacional”.
Lo que no acompaña al sector es la tasa de interés al 60 por ciento anual porque, según Gruber “enfriará la economía; producirá que se incremente la cantidad de cheques rechazados, la gente además priorizará el pago de contado; esto generará presión sobre lo que demanda el mercado nacional y, producirá que las empresas miren más hacia afuera y prioricen los clientes extranjeros por sobre los nacionales”.
“El otro problema que tenemos para las exportaciones que todas las empresas marítimas tienen sus tarifas en dólares. Algunas permiten pagar directamente con moneda estadounidense y, eso permite el ahorro del tipo de cambio. Por contrario, otras sólo plantean que se transfiera en pesos. El jueves último teníamos que pagar una transacción exportadora y cuando preguntamos cuál era el valor del tipo de cambio nos dijeron 44 pesos, la empresa, ante este valor decidió esperar hasta el lunes después de los anuncios del presidente Mauricio Macri. Mientras tanto no tenemos la documentación y por consiguiente tenemos la mercadería varada en el puerto y no podemos cobrar”
Descartó que las grandes empresas madereras y/o papeleras inunden el mercado interno. “Las grandes empresas madereras siempre se mantuvieron exportando. Tal vez antes exportaban un 50 por ciento y el otro 50 por ciento lo volcaban al mercado interno; ahora con un dólar alto seguramente vuelvan el 70 por ciento al exterior y el 30 al mercado interno. El enfriamiento de la economía también afecta a las grandes empresas”
El presidente de Amayadap celebró el encuentro que mantuvieron, en representación del gobierno provincial el ministro de Gobierno Marcelo Pérez y el intendente de Eldorado Norberto Aguirre con el embajador de Israel en la Argentina Ilan Sztulman. “Sé que se habló de la posibilidad de exportar madera con valor agregado a Israel. Nos interesa mucho y ojalá podamos encontrarnos lo antes posible con el embajador de Israel. De hecho, nos interesaría mucho que visitara una de nuestras empresas madereras”. “Hoy se está exportando el grueso de Estados Unidos, pero también a México; Costa Rica; Puerto Rico; Trinidad y Tobago; Brasil; Colombia; Perú; Bolivia; Corea; Arabia Saudita, entre otros países

 

Anuncios