De la mano de la conexión viene el desarrollo. El Gobierno quiere conectar a todos los misioneros a través de Marandú Comunicaciones. Para el próximo año culminarían con las más de 1960 escuelas públicas en la red. Todas las EFAS tienen Internet, aseguró el presidente de la empresa, Marcelo Rodríguez, lo que incidirá en el desarrollo de tecnologías para el agro.

Miércoles 2 de octubre de 2019. Marandú Comunicaciones es la empresa estatal de telecomunicaciones de Misiones. Es el Estado invirtiendo en telecomunicaciones para lograr igualdad de oportunidades en toda la provincia. “Cuando las telecomunicaciones están solo en manos privadas –a pesar de ser grandes empresas- no atienden los lugares de más difícil acceso y sus inversiones se limitan a las grandes ciudades”. Ese era el panorama provincial, con grandes extensiones territoriales sin teléfono ni internet, define el presidente de Marandú Comunicaciones, Marcelo Rodríguez.
Las inversiones llegaron para garantizar la conectividad, a través de la Red Provincial de Fibra Óptica que tiene más de 1200 kilómetros de extensión y que con la Red Federal de Fibra Óptica cubren más del 90 por ciento de Misiones. Ofrecen conectividad de acceso dedicado de la más alta calidad y con anchos de banda que van desde los 2 Megabit por segundo (Mbps) hasta velocidades de decenas de Gigabit por segundo (Gbps) -la velocidad de transmisión de información en telemática y telecomunicaciones-.
Marandú, desde el Estado, invirtió en telecomunicaciones y con ello trajo los servicios de desarrollo, conectividad y data center. “La nube misionera y el desarrollo de páginas y aplicaciones para el Estado. Tenemos autopistas de datos para los misioneros que permite que todos estén incluidos porque hoy, en términos de conectividad, no estar conectados es no estar incluidos”.

Los impuestos se redistribuyen también en servicios como el mercado de las telecomunicaciones que permite que todas las ciudades de Misiones tengan banda ancha. “Esto no es menor porque las empresas de telecomunicaciones sólo invierten en las grandes ciudades” o, por ejemplo, a lo largo de la traza de la ruta Nacional 12 pero el resto carecía de conectividad. Marandú conectó las ciudades y ofreció la capacidad de comunicación a zonas donde incluso no llegaba las señales de los teléfonos celulares. “Hoy se comunican gracias a Internet. Estamos presentes en parajes, chacras; en las zonas rurales donde todavía no hay señales pero si utilizan las aplicaciones de los teléfono y eso les permite estar comunicados. Por eso no es menor, insisto, la inversión del Estado en Telecomunicaciones”, define Rodríguez.

¿Cómo dimensionar las acciones de Marandú?

Hoy existen cerca de 1400 escuelas conectadas en Misiones y pretendemos llegar a las 1961 instituciones educativas púbicas: la idea era llegar este año, pero con la disparada del dólar y la cotización de los equipos en esa moneda, estamos atrasados. Queremos comenzar el ciclo lectivo de 2020 con todas las escuelas de gestión pública conectadas. Estamos cerca. Pero además firmamos un acuerdo con el Parque de la Salud, estamos conectando los hospitales, los CAPS, las comisarías; todas las dependencias del Gobierno provincial. En Posadas está todo el Estado conectado; son cerca de dos mil megas distribuidos en el Estado a través de Marandú. Cuando llegamos a una ciudad, conectamos las dependencias de todos los organismos; municipalidades, concejos deliberantes y tratamos de poner en la menos una plaza de esos pueblos, puntos de wifi libre, para que la población tenga acceso libre y gratuito.
Marcelo Rodríguez recodó que Misiones habla de educación disruptiva a través de la programación, la robótica o el aula invertida. Para ello Misiones necesita conectividad como herramienta para buscar otras herramientas que ayuden en el desarrollo integral. “y para ello la conexión es fundamental”. Por estos días, el pico de transporte es de 32 mil megas; “es la cantidad que circula diariamente en el horario pico, que va desde las 21 hasta la medianoche.

Red Capricornio

Más y mejor conectividad para los misioneros es producto también de la red Capricornio, habilitada desde mediados de abril de este año. Se trata de la red de fibra óptica que enlaza a San Pablo (Brasil) con Chile a través de las provincias del norte argentino. Por primera vez también, Internet llega al país a través de la fibra óptica sin necesidad de ingresar por Las Toninas. “Con esta red, por tierra, ahorramos tres mil kilómetros en este nuevo camino y con ello bajó el valor de internet y creció la velocidad”.
La importancia de esta red se tradujo con su inauguración en abril de este año en Bernardo de Irigoyen, con la presencia de los gobernadores de Misiones, Hugo Passalacqua; de Chaco, Domingo Peppo; y de Formosa, Gildo Insfrán inauguraron en Bernardo de Irigoyen la Red Capricornio,
Misiones tiene desde entonces el segundo punto de acceso de Argentina a la red mundial de internet, como resultado del trabajo entre Marandú Comunicaciones (Misiones, Argentina), REFSA Telecomunicaciones (Formosa, Argentina) Ampernet Telecom (Brasil), Ecom (Chaco, Argentina) y Silica Networks (Argentina, Brasil y Chile), quienes se unieron para conformar esta red, la nueva ruta que conecta el norte argentino con el mundo, sin pasar por Buenos Aires.
“Este trabajo conjunto nos permitió llegar a la fibra interoceánica, que tiene presencias terrestre en San Pablo y unirla con Chile a través de Misiones y las demás provincias del norte del país. Ello significa más y mejor conectividad para los misioneros y también aseguramos Internet a los misioneros porque con la Red Capricornio tenemos la posibilidad e ingresar cien mil megas –cien gigas- por Bernardo de Irigoyen para garantizar el acceso a nuestras escuelas y a los misioneros, en definitiva. Asegura el derecho a la conectividad y permite abastecer con Internet a toda la región, lo que trae consigo también un componente económico, ya que toda la capacidad de conectividad que pase por Misiones hacia otras provincias, deja regalías. Nos va quedando un porcentaje”.
Esta red deja ingresos económicos generados por el mercado de telecomunicaciones. “Gracias a la articulación que hizo el Estado con los operadores privados, estamos presentes en chacras y zonas rurales. Fue un trabajo conjunto que a partir de su fortaleza nos permitió desplegar las redes por toda Misiones”. La provincia creció en despliegue tecnológico.

“Todas las EFAS conectadas”

Las Escuelas Familias Agrícolas (EFA) están todas conectadas. Marandú. La Escuela de Robótica y la Secretaría de Agricultura Familiar trabajaron las EFA 4.0 y por ahora, con esos programas en marcha, Rodríguez dice que resta mejorar la distribución de la conectividad en esas escuelas. Se montaron varias torres para que todas tengan Internet y conectividad. “Robótica ya está presente y por ejemplo, cuentan las EFAS con sus estaciones meteorológica y van subiendo los datos a Internet. Así empiezan a trabajar con la nube, con inteligencia artificial, con big data. Es tecnología puesta al servicio de las EFAS para que sean verdaderos laboratorios de trabajo que después se puedan trasladar a las chacras y que todo avance”, insistió el titular de Marandú.
Las comunidades guaraníes también están en el plan de conectividad aunque les resulte más complejo llegar a los asentamientos porque muchos están alejadas de las zonas urbanas o lejos de las rutas y para legar necesitan extender las torres. “Mes a mes se conectan comunidades para que utilicen internet para su educación y también para la comunicación. Siempre la conectividad es un servicio de comunicación”, definió.

Proyecciones

La proyección a corto plazo es llegar con cobertura a toda Misiones. “Por ahora son 1200 kilómetros pero todavía faltan; hay varios proyectos para cerrar el anillo en 2020. Para el mediano y largo plazo Marandú tiene que crecer como soporte tecnológico del Estado y de los privados, y llegar a todo los puntos con buena conectividad. Marandú debe ser el soporte para que entre Estado y el privado la tecnología esté en todos los puntos; por eso no es menor que sea del Estado porque son pocas, unas doce provincias con empresas similares, con diferentes niveles de desarrollo. Estamos dando internet, conectando ciudades; desarrollamos aplicaciones y páginas web institucionales, como las del aula invertida o la del 911. Pensamos una telefonía IP para el Estado y tenemos proyecciones para estar presentes en toda la provincia”, explicó Rodríguez.

RP – Misiones Plural.