Presentaron un proyecto para que Misiones declare su repudio al intento de contener y limitar las protestas sociales. En el documento solicitan que finalice el Estado de Emergencia, la represión y las violaciones a los Derechos Humanos. En la misma línea se pronunciaron la UNaM; la ministra Lilia “Tiki” Marchesini y la Parlamentaria del Mercosur, Julia Perié, entre otros.

Viernes 25 de octubre de 2019. El Bloque de diputados del Partido Agrario y Social presentó ante la Cámara de Representantes de Misiones el Proyecto con el que buscan rechazar y repudiar las decisiones adoptadas por el Gobierno de Sebastián Piñera en la República de Chile en su intento por contener y limitar las protestas sociales.
“Esto se dio en respuesta a las políticas de recesión, ajuste y crisis política, social, económica, cultural e institucional desarrollada por el Primer Mandatario, quien respondió violando todos los derechos humanos que tuvo como consecuencia directa la salvaje y represiva intervención y persecución política llevada adelante por el brazo armado de los carabineros, generando una dictadura que se propone eliminar al pueblo en vez de escuchar sus reclamos”, expresa el presidente del bloque, Martín Sereno, autor del Proyecto de Declaración.
Desde el Bloque del Partido Agrario y Social “rechazamos la violencia policial de los carabineros enviados por el Presidente Piñera, y exigimos el cese de la represión al pueblo de Chile con el que nos solidarizamos, y de la militarización en las calles; que finalice el Estado de Emergencia y la represión criminal. Que se aclaren las denuncias por violaciones a los Derechos Humanos y se investiguen las acciones represivas”.
Además convocan a la firma de un documento de llamamiento que están firmando diversos actores sociales y políticos al Estado del hermano país para que haya diálogo y se obtenga una salida pacífica “al caos del modelo económico que sólo provoca desigualdad”.
También requieren la presencia en Chile con extrema urgencia, de organismos y Observadores Internacionales de Defensa de los Derechos Humanos de la ONU; convocatoria al diálogo a los gremios, sindicatos, Centro de Estudiantes y organizaciones políticas para salir de manera ordenada y pacífica del caos y crisis que generó el actual Gobierno en el que se encuentra toda la sociedad chilena”.

Un reclamo de los estudiantes encendió la revuelta

Entre los fundamentos, el bloque parlamentario del PAyS recuerda que el jueves 17 de octubre, los estudiantes secundarios sorpresivamente comenzaron una masiva evasión al metro (sistema de trenes urbanos ubicado dentro de una ciudad y su área metropolitana) de Santiago, Capital de Chile, por el aumento de 30 pesos anunciada por las autoridades.
Esos estudiantes son jóvenes de colegios públicos, que el sistema educacional chileno dejó abandonados para que se vuelvan parte de la maquinaría de la pobreza del sistema neoliberal, operada por la clase política desde hace 30 años, que con más o menos reformas vienen administrando como un modelo exitoso y diferenciado en la región”.
Destacan que el Presidente Piñera, es “un empresario neoliberal que atraviesa su segundo mandato y hace dos semanas comentó en un Foro Internacional, que ‘Chile se levanta como una isla próspera y sin los conflictos sociales que vive la región’.
Este anuncio se le volvió en contra como un fatídico viaje sin retorno por estos días: Chile, la isla que publicitaba Piñera como si fuese una de sus exitosas empresas, comenzó a hundirse sin que ningún actor de la clase política chilena, tuviese la capacidad de contener ni explicar la revuelta social en curso”.

Enorme solidaridad con el pueblo Chile

En la misma línea que el bloque parlamentario, expresaron su rechazo a la “violencia desenfrenada desatada por el Presidente Piñera, y su solidaridad con el pueblo chileno, la Universidad Nacional de Misiones, la Ministra de Derechos Humanos, Lilia “Tiki” Marchesini y el subsecretario, Ramón “Chochi” Vázquez, los diputados nacionales del Frente para la Victoria y de la Bancada Progresista, la Parlamentaria del Mercosur, Julia Perié, el Servicio de Paz y Justicia (SERPAJ) que lidera Adolfo Pérez Esquivel, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH); las organizaciones sociales CTEP, Movimiento Evita, Unidad Popular, la CCC y la CTA Autónoma, entre otras entidades sindicales.
Además se suman el Subsecretario de Promoción de Derechos Humanos del Chaco, Julio César García, la Subsecretaría de Verdad Memoria y Justicia del Chaco, Gladys Soto; las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora; la Comisión Provincial por la Memoria; el Juez Español, Baltasar Garzón, el Movimiento Nacional de Fábricas Recuperadas y el Foro de Empresarios Nacionales y la Corriente Federal de los Trabajadores de la CGT, entre muchas otros adherentes.