La Mesa de Orgullo Disidente rechazó con una intervención la discriminación que sufrieron dos mujeres por darse un beso en un bar de cerveza artesanal de Posadas. El viernes realizaron un acto sorpresivo de desagravio y rechazo mientras tres parejas del mismo sexo se besaban.

Texto y fotos de Patricia López Espínola.

Lunes 9 de diciembre de 2019. La Mesa del Orgullo Disidente organizó la intervención de protesta El Besazo en un bar de cerveza artesanal de Posadas en rechazo a un acto discriminatorio contra una pareja de mujeres a las que les prohibieron besarse en ese local.
La intervención fue el viernes por la noche. Como expresión de repudio y rechazo a esa actitud discriminatoria, tres parejas coordinadas (dos de mujeres y una de hombres) compartían cervezas en el local cuando ingresó un grupo de jóvenes con un pequeño equipo de sonido y un micrófono. Yanina López, del Colectivo Somos Diverses, leyó la poesía “El beso”, de Susy Shock -actriz y escritora argentina que se reconoce como “artista trans sudaca”- y las parejas comenzaron a besarse ante la mirada atónita de unos y los aplausos de otros clientes.
La semana pasada Misiones Plural publicó una nota de opinión al respecto donde consignó que el amor y el odio, así como el beso, también son políticos. Si bien es cierto que desde el regreso de la democracia hubo avances en términos de derechos de las disidencias sexuales, hay sectores de la sociedad que siguen creyendo que la demostración de afecto en un espacio público es un privilegio de las parejas heterosexuales.

“Chicas, acá besitos No”

besazo 2

Antes de la lectura del poema “El beso”, Yanina dijo que el acto de discriminación se produjo hace unos días en el bar ubicado en proximidades de las avenidas Uruguay y Mitre de Posadas, “contra dos chicas que querían expresar su afecto con un beso. Les prohibieron con la advertencia del responsable del local: “Chicas, acá besitos No”, mientras en las redes sociales del bar existen numerosas fotos de parejas heterosexuales expresando su afecto con besos.
“¿Nos pueden explicar cuál es la diferencia? Si sólo algunes tienen derechos, entonces no son derechos sino privilegios. Eso es discriminación. Es lesbo-odio, es exclusión y negación de nuestras identidades sexuales. Nosotres les decimos “¡Besitos Sí! Besitos disidentes acá y en todos lados. Pedimos igualdad, libertad y respeto para todes”, destacó la comunicadora social.
La semana pasada trascendió que mientras las jóvenes discriminadas esperaban el pedido, se dieron un beso. Fue cuando se acercó el responsable del bar: “no sabría decir si se trata del dueño o no, que nos dice en voz baja ‘Chicas, acá besitos No’”.
Después del impacto, “porque son esas cosas que le pasan a otras personas pero que no deberían pasar más en estos tiempos” analizaron que además de la discriminación, “del lesbo-odio y de que en la página del local publican fotos de parejas heterosexuales besándose en el bar”, les dejaron un mensaje que calificaron de nefasto”.
“Pensaron que no habría ninguna reacción; quizás convencido que éramos nosotras las equivocadas, que debíamos escuchar ese mensaje y obedecerlo”, cuestionó la joven que espera que pase la transición del cambio de autoridades para realizar la denuncia correspondiente ante la delegación nacional del INADI.
La joven que fue reprendida por besarse con su compañera celebró también la respuesta de los colectivos que las apoyaron y participaron de la intervención en rechazo a la violencia sufrida. “No queremos personalizar, pero esto que nos pasó le puede suceder a cualquier otra pareja de la diversidad. Por eso es importante mostrar una respuesta colectiva donde nos corrimos del centro de la escena, porque creemos que el ataque no fue a nosotras sino a todes”, expresó.

“Besitos disidentes Sí”

besazo3

Además de la lectura del poema, les referentes de las organizaciones expusieron adentro del local un documento en el que afirman: “Este hecho de discriminación no puede volver a pasar. En este bar agredieron a dos compañeras por darse un beso: “Chicas, acá besitos No”, les dijo el responsable de local, sumándose a numerosas violencias hacia nuestro Colectivo LGBTIQ+, tanto en Misiones como en resto del país”.
El texto agrega que “violencias tales como la política represiva hacia nuestras identidades sexuales plasmada en el Protocolo General de Actuación de Registros Personales y Detención LGBTI, elaborado por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich; la condena de una jueza de un año de prisión en suspenso a Mariana Gómez por besar a su esposa en la Estación de Constitución en la Ciudad de Buenos Aires, legitimando el accionar de la policía que las detuvo por el hecho; el intento de violación correctiva contra Higui y su criminalización por lesbiana, la persecución hacia nuestras identidades y existencias se conjugan a la par de la marginalidad a la que nos vemos expulsades por este CIS-tema capitalista y heterocispatriarcal”.
El manifiesto subraya que paralelamente va en aumento el poder político de las iglesias neopentecostales, de los sectores anti derechos, la reconfiguración de “la derecha conservadora, su incidencia en la vida social enarbola un discurso reaccionario y de odio contra las mujeres y disidencias que se refleja en la radicalización de estos grupos que buscan avasallar nuestros derechos”.
Durante la lectura, Tatiana Aquino, militante del colectivo LGBTI 1969 del PO, remarcó que actualmente, con las luchas en el pueblo latinoamericano, “reivindicamos la Resistencia Sudaka y Disidente. Nuestra lucha es por la separación de la Iglesia del Estado, por la aplicación efectiva de la Educación Sexual Integral, por el Aborto Legal Seguro y Gratuito para personas con capacidad de gestar; pero sobre todo reafirmamos nuestro derecho de ser libres en nuestras formas de amar, sentir y vivir”.
Finalmente sostuvieron que “si sólo algunes tienen derechos, entonces son privilegios. Y eso es discriminación y es lesbo-odio. Ante eso nosotres les decimos besitos disidentes Sí! ¡Acá y en todos lados!”, enfatiza el texto de la Mesa del Orgullo Disidente.
La Mesa del Orgullo Disidente está conformada por las organizaciones Somos Diverses, Rap+30, Feminismo Popular y Disidente, la Federación Juvenil Comunista; el Movimiento Popular La Dignidad, el Partido Obrero El Mango Rebelde, Frente de Mujeres del FPAyS, el Colectivo 108 y militantes universitarios e independientes.