Silvia Kloster es la responsable del área de Cambio Climático en Misiones. Mientras el país estudia dónde reducirá sus emisiones, se preparan para trabajar en ese sentido con los municipios. “Comprender los cambios que se vienen implicará el diseño de una nueva provincia, repensando sus actividades”, sostuvo.

Domingo 8 de diciembre de 2019. Misiones fue la primera provincia argentina en contar con una organización de Estado de cambio climático. Desde 2008 trabajan con distintas acciones en relación con la Secretaría de Ambiente de la Nación y el Consejo Federal de Medio Ambiente (Cofema), con distintos niveles de acciones y de resultados.
Silvia Kloster está al frente de este organismo que depende del Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables pero que marcha a convertirse en una secretaría de Estado, con rango de Ministerio, a partir de un proyecto de Ley que se analiza en la Legislatura misionera.
El cambio climático es, para el planeta, un desafío sin frontera que requiere del trabajo coordinado de todos los países para combatirlo. El calentamiento global es la causa del cambio climático, es decir, el aumento de la temperatura del planeta provocado por las emisiones a la atmósfera de gases de efecto invernadero. Estas emisiones están relacionadas con la actividad del ser humano y que provocan variaciones en el clima que de manera natural no se producirían.
Si bien el planeta ya se calentó y enfrió de manera natural en otras ocasiones, fueron en ciclos más lentos de millones de años. La actividad humana aceleró los tiempos, a partir de la industrialización, que llevan al planeta a niveles que en otras épocas significaron extinciones de especies y cambios profundos.
Misiones está dentro del equipo nacional que impulsa, a través de un proyecto, la reducción de emisiones por proyectos forestales que pretenden presentar al Fondo Verde por el Clima para reducir emisiones. El Fondo Verde del Clima (GCF por sus siglas en inglés) es un fondo dentro del marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que busca ayudar a países en desarrollo en prácticas de adaptación al cambio climático y mitigación de sus efectos.
El equipo argentina trabaja también con el inventario de gases de efecto invernadero, “indispensable para detener en la provincia, y trabajamos con los municipios a través de la Red Argentina de Municipios ante el Cambio Climático (RAMCC). En el Cofema tratamos de avanzar en temas de mitigación. La Nación presentó las áreas donde pretende reducir: en energía, bosques, agro, transporte, infraestructura, residuos, por ejemplo. Trabajamos en planes sectoriales, por sector. Misiones tiene definida su posición dentro del Cofema en este sentido, que después se replicará hacia adentro de la provincia. Ya estamos hablando de del plan nacional de adaptación, con financiamientos que permitirán a las provincias ver cómo se adaptarán. En este aspecto estamos representados por la Nación pero trabajamos de manera coordinada, más allá de que tengamos nuestras propias posiciones, pero en estas acciones hacia afuera vamos de la mano con la política nacional”, explicó Silvia Kloster a Misiones Plural.

¿Cuál es la situación institucional de Misiones con Cambio Climático? 

¿Cómo afecta el cambio climático? Este aumento global de la temperatura trae consecuencias desastrosas que ponen en peligro la supervivencia de la flora y la fauna de la Tierra, incluido el ser humano. Entre los impactos del cambio climático destacan, el derretimiento de la masa de hielo en los polos, que a su vez provoca el aumento del nivel del mar, lo que produce inundaciones y amenaza los litorales costeros –incluso pequeños estados insulares están en riesgo de desaparición-.
El cambio climático también aumenta la aparición de fenómenos meteorológicos más violentos, sequías, incendios, la muerte de especies animales y vegetales, los desbordamientos de ríos y lagos, la aparición de refugiados climáticos y la destrucción de los medios de subsistencia y de los recursos económicos, especialmente en países en desarrollo.

¿Cuál es la situación ambiental de Misiones respecto a las emisiones de gases de efecto invernadero? ¿Somos emisivos o compensamos con el sumidero natural que significa nuestra masa boscosa?

“Es claro –dice Kloster- que hay que armar o diseñar un proyecto de provincia diferente, donde es muy importante el sector forestal. Hay leyes que nos ordenan, que son varias. Hay que trabajarlo para ver cuánto más podemos pedir a la provincia. Está todo regulado. Hay que plantear los temas de esa manera. Hay que pensar cómo cambiamos algunas costumbres y prácticas con el agro: ver cuáles no son las más recomendables y ver cómo cambiarlas, para que tengan rédito económico. La gente necesita vivir pero somos responsables en esto, al plantear nuevas modalidades, al diseñarlas para convivir con la biodiversidad, con el agro y con los bosques. Mantener el equilibrio es el desafío”.
En ese sentido confía en la capacidad de Misiones para pensar un proyecto más novedoso, incluyendo a los pequeños productores. “Necesitamos trabajar en estos planes y diseñar una provincia en función de nuestra capacidad y de su superficie, donde cada vez hay más gente pero el espacio es el mismo”.
Cada provincia tiene una realidad distinta respecto al Cambio Climático. Cada provincia emite y recibe algún impacto diferente. Lo que la provincia tiene en claro, al igual que el área nacional, es que en el NEA habrán mayores días de calor y un régimen de lluvia más importante: “habrá más lluvia, con mayor intensidad, en menos tiempo” y ante eso, “habrá que adaptarnos. Adaptar las ciudades, la actividad productiva; vamos a tener problemas quizás con el manejo de la tierra, con desertificación –no agravada- pero si la tendremos. Misiones en general -se puede decir- tiene una emisión neutra. Según los inventarios, si viene emitimos, tenemos una gran recuperación a través de los bosques que nos permite un equilibrio. Hay que posicionar a Misiones en el mundo a partir de esta instancia. Por eso trabajamos en un proyecto de reducción de emisiones a través de la Red de Cambio Climático que le da al bosque un valor agregado”, explicó.
La Red de Cambio Climático está conformada por funcionarios públicos de alto nivel a cargo de las políticas relacionadas al cambio climático en América Latina y el Caribe. El propósito de la red es crear un espacio de diálogo entre los principales agentes de la región y los especialistas del BID. Esta Red se centra en las acciones de los gobiernos nacionales de la región en la implementación de estrategias y programas sobre cambio climático y adopción de medidas de mitigación y adaptación al cambio climático en actividades clave del sector económico. Y también en la integración del cambio climático en la política de desarrollo de los países miembros.

¿Qué implica la Ley de Presupuestos Mínimos para Misiones y qué desafíos trae consigo?

La Ley de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos establece los presupuestos mínimos de protección ambiental para el enriquecimiento, la restauración, conservación, aprovechamiento y manejo sostenible de los bosques nativos, y de los servicios ambientales que éstos brindan a la sociedad.
Además, establece un régimen de fomento y criterios para la distribución de fondos por los servicios ambientales que brindan los bosques nativos.
Kloster entiende que hay mucho por hacer respecto a adaptar las prácticas cotidianas además de trabajar en la mitigación. Confía en que la ley de Presupuestos Mínimos aumentar las posibilidades de acción “pero hay que trabajar. Son temas complejos, técnicos, que requieren tecnología y recursos humanos que los trabajen. Todas las áreas de Estado deben complementarse; todas las áreas deben tener esta misma mirada que es lo que contempla de alguna manera la Ley de Presupuestos Mínimos, que nos pone a todos en igualdad”.
Al tener todas las áreas de Gobierno las mismas responsabilidades frente al cambio climático, “deberán pensar cómo relacionan estos temas, el plan de acción y de mitigación frente al cambio climático. Porque todas hacen algo, que beneficia o no. Ahora viene el trabajo en conjunto entre todos, porque cada una tiene alguna relación con el ambiente y sus actividades tienen mayor o menos incidencia en la emisión de gases. Hay que aprovechar esa información y trabajar en un sistema de ese tipo. Queda, insisto, un gran desafío”, expresó.
La funcionaria al frente de Cambio Climático en Misiones recordó que esta provincia fue vanguardista en temas ambientales. Fue la primera en contra con un Ministerio de Ecología y la primera en tener una estructura de cambio climático. “Después vino Buenos Aires, pero son pocas las provincias que tienen un esquema institucional pero sin estructuras como las de Misiones. Nuestra impronta es otra. Misiones decidió que es un tema a trabajar. Nos falta mucho, son problemáticas complejas, a largo plazo, y que cambian también conforme a los acuerdos internacionales”.

¿Qué significará para Misiones este cambio de jerarquía para Cambio Climático?

Misiones tiene en estudio un proyecto de Ley para convertir a esta Dirección de Cambio Climático en una Secretaría de Estado, con rango de Ministerio.
“El proyecto es interesante. Va a posicionar al área con otra impronta. Creo que es la temática que el mundo impone, sin desmerecer otras necesidades. Hoy Cambio Climático es transversal a todo: a salud, educación, agro, energía, transporte, turismo. Permitirá que podamos trabajar con más injerencias en organismos del Estado y posicionar a Misiones. Va de la mano con la ley de Presupuestos Mínimos. Pero con esta Secretaría de Estado, con una relación fuerte con la academia, el Cofema, los privados y la propia región, podremos avanzar mucho. El privado debe ponerse a tono, también, porque hay muchos instrumentos” para avanzar en ese sentido, indicó Kloster.
Entiende que el sector privado debe empoderarse, también, de la reducción de emisiones. “Con el cambio de jerarquía pondremos en el tapete estos temas, con otra fuerza. Ahora es menos visibilizada pero venimos trabajando mucho, posicionando a Misiones. Esto nos dará una visualización con más vigor y seríamos, nuevamente, una de las primeras provincias con una secretaría de estado con rasgo de ministerio para Cambio Climático”.

¿Cómo pensamos a Misiones hacia adelante, insertos en esta región donde nosotros conservamos pero la región avanzó con monocultivos?

Misiones es la Capital Nacional de la Biodiversidad pero está rodeada de grandes extensiones de monocultivos tanto de Brasil como de Paraguay. En ese sentido, reclama, ante los organismos nacionales una valoración distinta. “Lo pedimos ante el Cofema y la ley de Bosques. Estamos en una situación geográfica particular y tenemos la presión de la región. Nuestros vecinos tienen muy poco bosque, con tierras cultivadas porque hay una clara necesidad de alimentos. Es importante la valoración del bosque y de la biodiverasidad. Además, Misiones es la provincia que más creció demográficamente. Somos más misioneros que necesitamos desarrollarnos y debemos ver cómo lo hacemos, si vamos con cultivos tradicionales o si ofrecemos proyectos con incentivos para poder vivir de la economía”.

RP – Misiones Plural